Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 51. Núm. 8.
Páginas 403-416 (Agosto 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
8335
Vol. 51. Núm. 8.
Páginas 403-416 (Agosto 2015)
Artículo especial
DOI: 10.1016/j.arbres.2014.11.017
Acceso a texto completo
Guía de práctica clínica de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) ALAT-2014: Preguntas y respuestas
ALAT-2014 Chronic Obstructive Pulmonary Disease (COPD) Clinical Practice Guidelines: Questions and Answers
Visitas
8335
María Montes de Ocaa,
Autor para correspondencia
montesdeoca.maria@gmail.com

Autor para correspondencia.
, María Victorina López Varelab, Agustín Acuñac, Eduardo Schiavid, María Alejandra Reyb, José Jardime, Alejandro Casasf, Antonio Tokumotog, Carlos A. Torres Duquef, Alejandra Ramírez-Venegash, Gabriel Garcíai, Roberto Stirbulovj, Aquiles Camelierk, Miguel Bergnal, Mark Cohenm, Santiago Guzmánn, Efraín Sánchezc
a Hospital Universitario de Caracas, Universidad Central de Venezuela, Caracas, Venezuela
b Universidad de la República, Hospital Maciel, Montevideo, Uruguay
c Hospital Universitario de Caracas, Universidad Central de Venezuela, y Centro Médico Docente La Trinidad, Caracas, Venezuela
d Hospital de Rehabilitación Respiratoria «María Ferrer», Buenos Aires, Argentina
e Universidade Federal de São Paulo, São Paulo, Brasil
f Fundación Neumológica Colombiana, Bogotá, Colombia
g Hospital Central Fuerza Aérea del Perú, Lima, Perú
h Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, Ciudad de México, México
i Hospital Rodolfo Rossi, La Plata, Argentina
j Facultad de Ciencias Médicas, Santa Casa de San Pablo, São Paulo, Brasil
k Universidade Federal da Bahia e Escola Bahiana de Medicina, Salvador, Brasil
l Hospital Dr. Antonio Cetrángolo, Vicente López, Buenos Aires, Argentina
m Hospital Centro Médico, Guatemala, Guatemala
n Hospital José Gregorio Hernández, Caracas, Venezuela
Este artículo ha recibido
8335
Visitas
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (2)
Tabla 1. Estrategia de búsqueda (palabras claves del Tripdatabase y términos MeSh)
Tabla 2. Número y tipo de trabajos seleccionados para responder las preguntas clínicas
Mostrar másMostrar menos
Material adicional (1)
Resumen

La guía de práctica clínica de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) ALAT 2014 fue elaborada contestando preguntas clínicas en formato PICO a través del análisis de evidencias sobre factores de riesgo, búsqueda de casos, evaluación pronóstica, tratamiento y exacerbaciones. La evidencia indica que existen factores de riesgo diferentes al tabaco, diferencias según el género, soporta la búsqueda activa de casos en población de riesgo y el valor predictivo de los índices multidimensionales. En la EPOC estable se encuentran similares beneficios de la monoterapia broncodilatadora (LAMA o LABA) sobre la disnea, función pulmonar o calidad de vida, y mayor efectividad del LAMA para prevenir exacerbaciones. La doble terapia broncodilatadora tiene mayores beneficios comparada con la monoterapia. La eficacia de la terapia con LAMA y la combinación LABA/CI es similar, con mayor riesgo de neumonía con la combinación LABA/CI. Existe limitada información sobre la eficacia y la seguridad de la triple terapia. La evidencia soporta el uso de vacunación contra la influenza en todos los pacientes y contra neumococo en <65años y/o con obstrucción grave. Los antibióticos profilácticos pueden disminuir la frecuencia de exacerbaciones en pacientes de riesgo. Está justificado el uso de corticosteroides sistémicos y antibióticos en exacerbaciones que requieren tratamiento intrahospitalario y en algunas de tratamiento ambulatorio.

Palabras clave:
Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
Guía de práctica clínica
Abstract

ALAT-2014 COPD Clinical Practice Guidelines used clinical questions in PICO format to compile evidence related to risk factors, COPD screening, disease prognosis, treatment and exacerbations. Evidence reveals the existence of risk factors for COPD other than tobacco, as well as gender differences in disease presentation. It shows the benefit of screening in an at-risk population, and the predictive value use of multidimensional prognostic indexes. In stable COPD, similar benefits in dyspnea, pulmonary function and quality of life are achieved with LAMA or LABA long-acting bronchodilators, whereas LAMA is more effective in preventing exacerbations. Dual bronchodilator therapy has more benefits than monotherapy. LAMA and combination LABA/IC are similarly effective, but there is an increased risk of pneumonia with LABA/IC. Data on the efficacy and safety of triple therapy are scarce. Evidence supports influenza vaccination in all patients and anti-pneumococcal vaccination in patients <65years of age and/or with severe airflow limitation. Antibiotic prophylaxis may decrease exacerbation frequency in patients at risk. The use of systemic corticosteroids and antibiotics are justified in exacerbations requiring hospitalization and in some patients managed in an outpatient setting.

Keywords:
Clinical practice guideline
Chronic obstructive pulmonary disease (COPD)
Texto completo
Introducción

El documento ALAT-2014 sobre enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) representa un esfuerzo asociativo que contiene información regional e incorpora herramientas de elaboración de Guías de Práctica Clínica (GPC) para mejorar la efectividad, la eficiencia y la seguridad de las decisiones que se tomen en la práctica diaria en estos pacientes.

Este documento presenta la metodología de la GPC y el desarrollo de las preguntas PICO formuladas por capítulo. La versión completa de la GPC está disponible online.

MetodologíaGrupo elaborador y formulación de preguntas clínicas

El grupo de trabajo se integró con aquellos asociados que participaron en el consenso de expertos 2011 y se invitó a nuevos integrantes con experiencia en elaboración y/o evaluación de GPC. Se formaron 5 subgrupos de trabajo:

  • Metodología.

  • Epidemiología y definición.

  • Diagnóstico.

  • Tratamiento de la EPOC estable.

  • Exacerbación.

Estos subgrupos definieron las preguntas clínicas a contestar en la guía.

Para las preguntas se siguió el formato PICO o su variante PECO: Paciente (Problema o Población), Intervención o Exposición, Comparación y Outcome (desenlace)1.

La estrategia de búsqueda bibliográfica se realizó en 2 metabuscadores: Tripdatabase y PubMed. El primero se utilizó para jerarquizar la información introductoria de cada capítulo, y contestar las preguntas PICO; PubMed, con el uso de MeSh, se empleó para contrastar y complementar la búsqueda de las preguntas PICO. La tabla 1 muestra las palabras clave usadas para la búsqueda en Tripdatabase y los términos MeSh. Para cada pregunta, el número y los tipos de trabajos capturados fueron evaluados por al menos 3 expertos y se seleccionaron solo los estudios que obtuvieran una puntuación en CASPe ≥70%, que se resume en la tabla 2. Para la actualización del cuerpo de cada capítulo se dio prioridad a: guías publicadas previamente, evidencias secundarias, ensayos clínicos e investigaciones primarias extendidas capturadas en Tripdatabase con una estrategia de búsqueda basada en palabras clave.

Tabla 1.

Estrategia de búsqueda (palabras claves del Tripdatabase y términos MeSh)

Pregunta clínica  Pregunta PICO  Estrategia de búsqueda con términos Mesh 
¿Existen otros factores de riesgo inhalados diferentes al humo de tabaco relacionados con el desarrollo de EPOC?  a) P=COPD or Chronic Obstructive Pulmonary DiseaseI=outdoor air pollution OR occupational exposureC=ØO=Risk factorb) P= COPD or Chronic Obstructive Pulmonary DiseaseI=secondhand smokeC= ØO=Risk factorc) P=COPD or Chronic Obstructive Pulmonary DiseaseI=biomassC=ØO=Risk factor  a) Términos para COPD AND OCCUPATIONAL EXPOSURE AND AIR POLLUTION(«pulmonary disease, chronic obstructive»[MeSH Terms] OR COPD OR Chronic Obstructive Pulmonary Disease OR COAD OR Chronic Obstructive Airway Disease OR Chronic Obstructive Lung Disease OR Airflow Obstruction, Chronic OR Airflow Obstructions, Chronic OR Chronic Airflow Obstructions OR Chronic Airflow Obstruction AND «Occupational Exposure»[Mesh] AND «Air Pollutants, Occupational»[Mesh] AND («risk factors»[MeSH Terms] OR risk factors[Text Word] OR factors, risk OR factors, risk OR risk factor))b)Términos para COPD AND SECOND HAND SMOKING(«pulmonary disease, chronic obstructive»[MeSH Terms] OR COPD OR Chronic Obstructive Pulmonary Disease OR COAD OR Chronic Obstructive Airway Disease OR Chronic Obstructive Lung Disease OR Airflow Obstruction, Chronic OR Airflow Obstructions, Chronic OR Chronic Airflow Obstructions OR Chronic Airflow Obstruction) AND (Passive OR Passive Smoking OR Smoking, Passive OR Secondhand Smoking OR Secondhand Smoking OR Smoking, Secondhand OR Smoking, Secondhand OR Second Hand Smoke OR Hand Smoke, Second OR Hand Smoke, Second OR Second Hand Smoke OR Smoke, Second Hand OR Smokes, Second Hand OR Secondhand Smoke OR Secondhand Smoke OR Smoke, Secondhand OR Smokes, Secondhand OR Involuntary Smoking OR Involuntary Smoking OR Smoking, Involuntary OR Smoking, Involuntary OR Passive Smoking) AND («risk factors»[MeSH Terms] OR risk factors[Text Word] OR factors, risk OR factors, risk OR risk factor)c)Términos para COPD AND BIOMASS EXPOSURE(«pulmonary disease, chronic obstructive»[MeSH Terms] OR COPD OR Chronic Obstructive Pulmonary Disease OR COAD OR Chronic Obstructive Airway Disease OR Chronic Obstructive Lung Disease OR Airflow Obstruction, Chronic OR Airflow Obstructions, Chronic OR Chronic Airflow Obstructions OR Chronic Airflow Obstruction)) AND «Biomass»[Mesh]) AND («risk factors»[MeSH Terms] OR risk factors[Text Word] OR factors, risk OR factors, risk OR risk factor) 
La EPOC en mujeres ¿tiene características epidemiológicas y clínicas diferentes?  P=COPD or Chronic Obstructive Pulmonary DiseaseI=GenderC=ØO=Ø  («pulmonary disease, chronic obstructive»[MeSH Terms] OR COPD OR Chronic Obstructive Pulmonary Disease OR COAD OR Chronic Obstructive Airway Disease OR Chronic Obstructive Lung Disease OR Airflow Obstruction, Chronic OR Airflow Obstructions, Chronic OR Chronic Airflow Obstructions OR Chronic Airflow Obstruction AND «Gender Identity»[Mesh] AND («gender identity»[MeSH Terms] OR («gender»[All Fields] AND «identity»[All Fields]) OR «gender identity»[All Fields] OR («gender»[All Fields] AND «identities»[All Fields]) OR «gender identities»[All Fields]) 
¿Es la búsqueda activa de casos por medio de espirometría en población expuesta a factores de riesgo el mejor método para detectar pacientes con EPOC?  P=COPD or Chronic Obstructive Pulmonary DiseaseI=spirometryC=ØO=diagnosis  («pulmonary disease, chronic obstructive»[MeSH Terms] OR COPD OR Chronic Obstructive Pulmonary Disease OR COAD OR Chronic Obstructive Airway Disease OR Chronic Obstructive Lung Disease OR Airflow Obstruction, Chronic OR Airflow Obstructions, Chronic OR Chronic Airflow Obstructions OR Chronic Airflow Obstruction) AND («Mass screening»[MeSH Terms] AND «spirometry»[Mesh terms]) AND Diagnosis»[Mesh terms]) 
¿Qué índices multidimensionales han sido validados para predecir mortalidad en EPOC?  P=COPD or Chronic Obstructive Pulmonary DiseaseI=multidimentional index or Severity of IllnessIndexC=ØO=Mortality  («pulmonary disease, chronic obstructive»[MeSH Terms] OR COPD OR Chronic Obstructive Pulmonary Disease OR COAD OR Chronic Obstructive Airway Disease OR Chronic Obstructive Lung Disease OR Airflow Obstruction, Chronic OR Airflow Obstructions, Chronic OR Chronic Airflow Obstructions OR Chronic Airflow Obstruction) AND («Severity of Illness Index»[Mesh] and «mortality»[Mesh]) 
Los antimuscarínicos de acción prolongada (LAMA) ¿proporcionan mayores beneficios que los β2-agonistas de acción prolongada (LABA) en pacientes con EPOC?  P=COPD or Chronic Obstructive Pulmonary DiseaseI=TiotropiumC=Long-acting beta2-agonistO=Ø  («pulmonary disease, chronic obstructive»[MeSH Terms] OR COPD OR Chronic Obstructive Pulmonary Disease OR COAD OR Chronic Obstructive Airway Disease OR Chronic Obstructive Lung Disease OR Airflow Obstruction, Chronic OR Airflow Obstructions, Chronic OR Chronic Airflow Obstructions OR Chronic Airflow Obstruction) AND ((«Adrenergic beta-2 Receptor Agonists»[Mesh]) OR («indacaterol»[Supplementary Concept] OR 5- AND (2- AND (5,6-diethylindan-2-ylamino) AND -1-hydroxyethyl) AND -8-hydroxy-1H-quinolin-2-one OR QAB-149 OR arcapta neohaler OR Onbrez)) AND ((«Cholinergic Antagonists»[Mesh]) OR («tiotropium»[Supplementary Concept] OR Spiriva OR tiotropium bromide OR 7- AND ((hydroxybis AND (2-thienyl) AND acetyl) AND oxy) AND -9,9-dimethyl-3-oxa-9-azoniatricyclo AND (3.3.1.0 AND (2,4)) AND nonane bromide OR BA 679 BR OR BA-679 BR)) 
La asociación LABA+LAMA ¿proporciona mayores beneficios que la monoterapia con LAMA o LABA en pacientes con EPOC?  P=COPD or Chronic Obstructive Pulmonary DiseaseI=long-acting beta2-agonist and tiotropiumC=tiotropium OR long-acting beta2-agonistO=Ø  («pulmonary disease, chronic obstructive»[MeSH Terms] OR COPD OR Chronic Obstructive Pulmonary Disease OR COAD OR Chronic Obstructive Airway Disease OR Chronic Obstructive Lung Disease OR Airflow Obstruction, Chronic OR Airflow Obstructions, Chronic OR Chronic Airflow Obstructions OR Chronic Airflow Obstruction) AND ((«tiotropium»[Supplementary Concept] OR Spiriva OR tiotropium bromide OR 7- AND ((hydroxybis AND (2-thienyl) AND acetyl) AND oxy) AND -9,9-dimethyl-3-oxa-9-azoniatricyclo AND (3.3.1.0 AND (2,4)) AND nonane bromide OR BA 679 BR OR BA-679 BR) AND ((«Adrenergic beta-2 Receptor Agonists»[Mesh]) OR («indacaterol»[Supplementary Concept] OR 5- AND (2- AND (5,6-diethylindan-2-ylamino) AND -1-hydroxyethyl) AND -8-hydroxy-1H-quinolin-2-one OR QAB-149 OR arcapta neohaler OR Onbrez))) 
La terapia combinada LABA/corticoides inhalados (LABA/CI) ¿proporciona mayores beneficios que la monoterapia con LAMA en pacientes con EPOC  P=COPD or Chronic Obstructive Pulmonary DiseaseI=Combination inhaled steroid and long-acting beta2-agonistC=TiotropiumO=Ø  («pulmonary disease, chronic obstructive»[MeSH Terms] OR COPD OR Chronic Obstructive Pulmonary Disease OR COAD OR Chronic Obstructive Airway Disease OR Chronic Obstructive Lung Disease OR Airflow Obstruction, Chronic OR Airflow Obstructions, Chronic OR Chronic Airflow Obstructions OR Chronic Airflow Obstruction) AND (((«Adrenergic beta-2 Receptor Agonists»[Mesh]) OR («indacaterol»[Supplementary Concept] OR 5- AND (2- AND (5,6-diethylindan-2-ylamino) AND -1-hydroxyethyl) AND -8-hydroxy-1H-quinolin-2-one OR QAB-149 OR arcapta neohaler OR Onbrez)) AND («Glucocorticoids»[Mesh] OR glucocorticoid effect OR effects, glucocorticoid OR glucorticoid effects OR effects, glucorticoid)) AND ((«Cholinergic Antagonists»[Mesh]) OR («tiotropium»[Supplementary Concept] OR Spiriva OR tiotropium bromide OR 7- AND ((hydroxybis AND (2-thienyl) AND acetyl) AND oxy) AND -9,9-dimethyl-3-oxa-9-azoniatricyclo AND (3.3.1.0 AND (2,4)) AND nonane bromide OR BA 679 BR OR BA-679 BR)) 
La combinación LABA/CI sumada a tiotropio (terapia triple) ¿proporciona mayores beneficios comparada con la monoterapia con tiotropio, la combinación LABA/CI o la doble terapia broncodilatadora (LABA+LAMA) en pacientes con EPOC?  P=COPD or Chronic Obstructive Pulmonary DiseaseI=inhaled steroid plus long-acting beta2-agonist plus tiotropiumC=tiotropium OR inhaled steroid and long-acting beta2-agonistO=Ø  («pulmonary disease, chronic obstructive»[MeSH Terms] OR COPD OR Chronic Obstructive Pulmonary Disease OR COAD OR Chronic Obstructive Airway Disease OR Chronic Obstructive Lung Disease OR Airflow Obstruction, Chronic OR Airflow Obstructions, Chronic OR Chronic Airflow Obstructions OR Chronic Airflow Obstruction) AND ((«tiotropium»[Supplementary Concept] OR Spiriva OR tiotropium bromide OR 7- AND ((hydroxybis AND (2-thienyl) AND acetyl) AND oxy) AND -9,9-dimethyl-3-oxa-9-azoniatricyclo AND (3.3.1.0 AND (2,4)) AND nonane bromide OR BA 679 BR OR BA-679 BR) AND ((«indacaterol»[Supplementary Concept] OR 5- AND (2- AND (5,6-diethylindan-2-ylamino) AND -1-hydroxyethyl) AND -8-hydroxy-1H-quinolin-2-one OR QAB-149 OR arcapta neohaler OR Onbrez) OR («Adrenergic beta-2 Receptor Agonists»[Mesh])) AND («Glucocorticoids»[Mesh] OR glucocorticoid effect OR effects, glucocorticoid OR glucorticoid effects OR effects, glucorticoid)) 
¿Se justifica la aplicación de inmunizaciones y lisados bacterianos en pacientes con EPOC?  P=COPD or Chronic Obstructive Pulmonary DiseaseI=vaccine or vaccinationC=ØO=exacerbation or hospitalization or mortality  (((«pulmonary disease, chronic obstructive»[MeSH Terms] OR COPD OR Chronic Obstructive Pulmonary Disease OR COAD OR Chronic Obstructive Airway Disease OR Chronic Obstructive Lung Disease OR Airflow Obstruction, Chronic OR Airflow Obstructions, Chronic OR Chronic Airflow Obstructions OR Chronic Airflow Obstruction)) AND («Vaccines»[Mesh])) AND ((«Mortality»[Mesh]) OR («Hospitalization»[Mesh]) OR («Disease Progression»[Mesh]) OR exacerbation*) 
El uso profiláctico de antibióticos en pacientes con EPOC estable ¿previene las exacerbaciones?  P=COPD exacerbationsI=Prophylactic antibioticsC=ØO=Prevention and Control  ((((«pulmonary disease, chronic obstructive»[MeSH Terms] OR COPD OR Chronic Obstructive Pulmonary Disease OR COAD OR Chronic Obstructive Airway Disease OR Chronic Obstructive Lung Disease OR Airflow Obstruction, Chronic OR Airflow Obstructions, Chronic OR Chronic Airflow Obstructions OR Chronic Airflow Obstruction) AND (acute* OR Exacerbation*))) AND («prevention and control»[Subheading])) AND («Anti-Bacterial Agents»[Mesh]) 
¿Son los antibióticos efectivos en todas las exacerbaciones de la EPOC?  P=COPD exacerbationsI=AntibioticsC=ØO=hospitalization or mortality  (((«pulmonary disease, chronic obstructive»[MeSH Terms] OR COPD OR Chronic Obstructive Pulmonary Disease OR COAD OR Chronic Obstructive Airway Disease OR Chronic Obstructive Lung Disease OR Airflow Obstruction, Chronic OR Airflow Obstructions, Chronic OR Chronic Airflow Obstructions OR Chronic Airflow Obstruction) AND (acute* OR Exacerbation*))) AND («Anti-Bacterial Agents»[Mesh]) AND («Mortality»[Mesh] OR «Hospitalization»[Mesh]) 
¿Son los corticoesteroides sistémicos (vía oral o parenteral) efectivos en el tratamiento de las E-EPOC?  P=COPD exacerbationsI=Systemic corticosteroidsC=ØO=Ø  ((((«pulmonary disease, chronic obstructive»[MeSH Terms] OR COPD OR Chronic Obstructive Pulmonary Disease OR COAD OR Chronic Obstructive Airway Disease OR Chronic Obstructive Lung Disease OR Airflow Obstruction, Chronic OR Airflow Obstructions, Chronic OR Chronic Airflow Obstructions OR Chronic Airflow Obstruction) AND (acute* OR Exacerbation*))) AND («Glucocorticoids[Mesh] OR glucocorticoid effect OR effects, glucocorticoid OR glucorticoid effects OR effects, glucorticoid)) AND ((systemic[All Fields] OR systemic/10[All Fields] OR systemic/aerosol[All Fields] OR systemic/airway[All Fields] OR systemic/anaphylactic[All Fields] OR systemic/anaphylaxis[All Fields] OR systemic/arterial[All Fields] OR systemic/bladder[All Fields] OR systemic/central[All Fields] OR systemic/cerebral[All Fields] OR systemic/compartmental[All Fields] OR systemic/constitutional[All Fields] OR systemic/core[All Fields] OR systemic/cutaneous[All Fields] OR systemic/disseminated[All Fields] OR systemic/distal[All Fields] OR systemic/environmental[All Fields] OR systemic/extracutaneous[All Fields] OR systemic/familial[All Fields] OR systemic/family[All Fields] OR systemic/general[All Fields] OR systemic/generalised[All Fields] OR systemic/genetic[All Fields] OR systemic/glomerular[All Fields] OR systemic/hepatic[All Fields] OR systemic/historic[All Fields] OR systemic/i[All Fields] OR systemic/immunomodulating[All Fields] OR systemic/inhaled/nebulized[All Fields] OR systemic/intracerebellar[All Fields] OR systemic/intraperitoneal[All Fields] OR systemic/intrasac[All Fields] OR systemic/intrathecal[All Fields] OR systemic/intravenous[All Fields] OR systemic/intravitreal[All Fields] OR systemic/it[All Fields] OR systemic/liver[All Fields] OR systemic/local[All Fields] OR systemic/localized[All Fields] OR systemic/malignant[All Fields] OR systemic/management[All Fields] OR systemic/metabolic[All Fields] OR systemic/metabolic/toxic[All Fields] OR systemic/metastatic[All Fields] OR systemic/microvascular[All Fields] OR systemic/mucosal[All Fields] OR systemic/multiorgan[All Fields] OR systemic/muscular[All Fields] OR systemic/neurologic[All Fields] OR systemic/neurophysiological[All Fields] OR systemic/nonsystemic[All Fields] OR systemic/ocular[All Fields] OR systemic/oral[All Fields] OR systemic/organ[All Fields] OR systemic/organism[All Fields] OR systemic/organizational[All Fields] OR systemic/organs[All Fields] OR systemic/other[All Fields] OR systemic/periocular[All Fields] OR systemic/peripheral[All Fields] OR systemic/portal[All Fields] OR systemic/process[All Fields] OR systemic/productive[All Fields] OR systemic/pulmonary[All Fields] OR systemic/reflective[All Fields] OR systemic/regional[All Fields] OR systemic/remote[All Fields] OR systemic/renal[All Fields] OR systemic/respiratory[All Fields] OR systemic/rheumatic[All Fields] OR systemic/serum[All Fields] OR systemic/strategic[All Fields] OR systemic/structural[All Fields] OR systemic/suprasystemic[All Fields] OR systemic/systems[All Fields] OR systemic/targeted[All Fields] OR systemic/technical[All Fields] OR systemic/tissue[All Fields] OR systemic/topical[All Fields] OR systemic/urticarial[All Fields] OR systemic/vascular[All Fields] OR systemic/vital[All Fields] OR systemic’[All Fields] OR systemica[All Fields] OR systemical[All Fields] OR systemically[All Fields] OR systemically/orally[All Fields] OR systemically’[All Fields] OR systemicautoimmune[All Fields] OR systemicc[All Fields] OR systemicchemotherapy[All Fields] OR systemich[All Fields] OR systemiche[All Fields] OR systemichem[All Fields] OR systemicity[All Fields] OR systemickych[All Fields] OR systemiclupus[All Fields] OR systemicly[All Fields] OR systemicmastocytosis[All Fields] OR systemico[All Fields] OR systemicoportal[All Fields] OR systemicopulmonary[All Fields] OR systemicpulmonary[All Fields] OR systemicresistance[All Fields] OR systemics[All Fields] OR systemicto[All Fields] OR systemicus[All Fields] OR systemicuse[All Fields]) OR Endovenous[All Fields]) 
Tabla 2.

Número y tipo de trabajos seleccionados para responder las preguntas clínicas

Pregunta clínica  Total referencias capturadas  Captura Trip  Captura Mesh  Referencias seleccionadas para responder la pregunta  Tipos de estudio seleccionados 
¿Existen otros factores de riesgo inhalados diferentes al humo de tabaco relacionados con el desarrollo de EPOC?  158  44  114  13  2 revisiones sistemáticas o metanálisis, 7 estudios transversales y 4 estudios de cohorte 
La EPOC en mujeres ¿tiene características epidemiológicas y clínicas diferentes?  27  22  10  4 estudio de cohorte, 3 transversales y 3 casos-controles 
¿Es la búsqueda activa de casos por medio de espirometría en población expuesta a factores de riesgo el mejor método para detectar pacientes con EPOC?  90  32  58  22  21 transversales, un ECA 
¿Qué índices multidimensionales han sido validados para predecir mortalidad en EPOC?  192  192  Una revisión sistemática, 6 estudios de cohorte 
Los antimuscarínicos de acción prolongada (LAMA) ¿proporcionan mayores beneficios que los β-2 agonistas de acción prolongada (LABA) en pacientes con EPOC?  142  28  114  2 revisiones sistemáticas, 2 ECA 
La asociación LABA+LAMA ¿proporciona mayores beneficios que la monoterapia con LAMA o LABA en pacientes con EPOC?  174  104  70  3 revisiones sistemáticas, 3 ECA 
La terapia combinada LABA/corticoides inhalados (LABA/CI) ¿proporciona mayores beneficios que la monoterapia con LAMA en pacientes con EPOC?  68  57  11  2 revisiones sistemáticas 
La combinación LABA/CI sumada a tiotropio (terapia triple) ¿proporciona mayores beneficios comparada con la monoterapia con tiotropio, la combinación LABA/CI o la doble terapia broncodilatadora (LABA+LAMA) en pacientes con EPOC?  32  24  3 revisiones sistemáticas, un ECA 
¿Se justifica la aplicación de inmunizaciones y lisados bacterianos en pacientes con EPOC?  112  15  97  4 revisiones sistemáticas, un metaanálisis 
El uso profiláctico de antibióticos en pacientes con EPOC estable ¿previene las exacerbaciones?  123  77  46  2 metaanálisis, 3 ECA 
¿Son los antibióticos efectivos en todas las exacerbaciones de la EPOC?  92  35  57  Una revisión sistemática, un ECA 
¿Son los corticosteroides sistémicos (vía oral o parenteral) efectivos en el tratamiento de las E-EPOC?  60  34  60  3 revisiones sistemáticas, 3 ECA 

ECA: ensayo controlado aleatorizado.

Criterios de elegibilidad

Para los resultados obtenidos de las preguntas PICO se priorizó la selección al nivel más alto de evidencia (ensayos controlados aleatorizados [ECA], metaanálisis y revisiones sistemáticas) que mejor respondiera a la pregunta clínica. Si esto no era posible, se seleccionaron estudios de nivel moderado (observacionales) o bajo (abiertos, serie de casos o consensos) en la jerarquización de evidencias. Se siguió la recomendación de selección algorítmica principalmente para las preguntas terapéuticas2. No se describen por separado los resultados de aquellos ECA incluidos en una revisión sistemática, a menos que en ellos se haya considerado un aspecto muy relevante que amerite comentario adicional (por ejemplo, desenlaces secundarios). Se consideraron publicaciones en español, portugués e inglés. La fecha de cierre de la última búsqueda fue octubre de 2013.

Análisis crítico y formulación de recomendaciones

Para el análisis crítico de las referencias seleccionadas se usaron las recomendaciones y plantillas de la red CASPE (www.redcaspe.org). Se utilizó el «ACCP grading system», el cual clasifica las recomendaciones en fuerte o débil de acuerdo con el balance entre riesgo, beneficio, carga y, en ocasiones, costo. La calidad de la evidencia fue clasificada en alta, moderada o baja según el diseño del estudio, la consistencia de los resultados y la claridad de la evidencia para responder a la pregunta PICO. Ese sistema fue seleccionado por ser simple, transparente, explícito y consistente con la aproximación metodológica actual para el proceso de desarrollo de GPC basada en evidencia3.

Se propuso un grupo de revisores externos con experiencia en EPOC, que aparece en la sección de ***«autores y colaboradores». La versión final de la guía ha sido revisada y aprobada por el grupo de autores.

Preguntas PICO

Mediante la introducción de preguntas PICO, la GPC aborda evidencias y controversias en: factores de riesgo, búsqueda de casos, evaluación pronóstica, tratamiento de la EPOC estable, prevención y tratamiento de exacerbaciones.

Factores de riesgo

Persiste el debate sobre la importancia de otros factores de riesgo diferentes al tabaco en la EPOC y la influencia del género.

1. Pregunta: ¿Existen otros factores de riesgo inhalados diferentes al humo de tabaco relacionados con el desarrollo de la EPOC?

Justificación

Aunque el consumo de tabaco es el principal factor de riesgo para la EPOC, existe una proporción importante de casos no atribuibles a esta exposición. Otros factores de riesgo (exposición al humo de biomasa, ocupacionales a polvos, gases y contaminación del aire exterior) han sido vinculados con su patogenia4.

Selección de búsqueda

Se capturaron 158 referencias (MeSh: 114; Tripdatabase: 44), seleccionando 13 para responder la pregunta (2 revisiones sistemáticas, 7 estudios de corte transversal y 4 estudios de cohorte).

Resumen de la evidencia

Cerca del 50% de los hogares a nivel mundial y el 90% de los rurales utilizan la biomasa como fuente de energía doméstica. Los resultados de un metaanálisis indican que los expuestos al humo de biomasa tienen 2,44 veces más posibilidad (IC95%: 1,9-3,33) de desarrollar EPOC5. Esta exposición fue identificada como factor de riesgo para hombres y mujeres5. Otro metaanálisis en mujeres del área rural indica asociación de esta exposición con EPOC (OR: 2,40; IC95%: 1,47-3,93)6. Estudios latinoamericanos confirman esta relación, e indican que los síntomas respiratorios se presentan a partir de una exposición de 100h/año y la limitación al flujo de aire a partir de 200h/año o >10años7.

Existe información limitada sobre contaminación del aire exterior y desarrollo de EPOC. Los resultados de un estudio transversal8 y el seguimiento de esta corte sugieren asociación de esta exposición con la pérdida de función pulmonar9 y reducción de los síntomas con la disminución de la exposición a partículas ambientales10. Otros estudios han reportado la asociación entre admisión hospitalaria y el aumento en los niveles de contaminación11-13.

Existe evidencia para inferir una relación causal entre exposición ocupacional y desarrollo de EPOC. Un estudio de incidencia acumulada de EPOC en 10años mostró una tendencia como factor de riesgo para la ocupación de obrero manual de la industria (OR: 1,78; IC95%: 0,80-3,97)14. Pacientes con EPOC moderada-grave no fumadores reportaron exposición a polvos orgánicos en el lugar de trabajo con mayor frecuencia que los sujetos sin obstrucción (30,4% vs. 23%)15. Según datos de NHANES-III, el 31% de los casos de EPOC en no fumadores sería atribuible a exposición laboral16.

Un estudio transversal indica que la exposición pasiva al humo del tabaco ≥20h semanales aumenta 1,18 veces el riesgo de EPOC (IC95%: 1,0-1,4)17.

Conclusiones y recomendaciones

Existen otros factores de riesgo inhalados diferentes al tabaco para desarrollar EPOC.

Evidencia alta para sugerir la asociación con exposición ocupacional y al humo de biomasa. Recomendación fuerte para explorar clínica y epidemiológicamente otros factores de riesgo inhalados diferente al tabaco.

2. Pregunta: La EPOC en mujeres ¿tiene características epidemiológicas y clínicas diferentes?

Justificación

Existen controversias sobre posibles diferencias en la expresión clínica de la EPOC en mujeres (impacto, características clínicas, progresión y mortalidad).

Selección de búsqueda

Se capturaron 27 referencias (MeSh: 5; Tripdatabase: 22), seleccionando 10 para responder la pregunta (4 estudios de cohorte, 3 estudios de corte transversal y 3 estudios casos y controles).

Resumen de la evidencia

Frente a la misma exposición al humo del tabaco, las mujeres son más propensas a desarrollar EPOC a edad más temprana y con mayor deterioro de la función pulmonar18,19. El subdiagnóstico en mujeres es 1,27 veces más frecuente (86,0% vs. 67,6%; p<0,05)20.

Estudios en población general y seleccionada muestran que las mujeres con similar gravedad de obstrucción presentan: mayor disnea, ansiedad y depresión, menos enfisema en la radiología, peor calidad de vida y mejor sobrevida21-27.

Conclusiones y recomendaciones

Existen diferencias en la epidemiología y en la expresión clínica de la EPOC en mujeres. Es importante considerar e identificar estas manifestaciones y desarrollar estrategias para su adecuado control, especialmente en los casos de ansiedad y depresión.

Evidencia alta que confirma las diferencias epidemiológicas y clínicas en la EPOC según el género. Recomendación fuerte para considerar al género como un factor importante en el riesgo de desarrollar EPOC y su impacto en la expresión clínica.

Búsqueda de casos

Persiste la controversia sobre las posibles estrategias para enfrentar el subdiagnóstico en EPOC.

3. Pregunta: ¿Es la búsqueda activa de casos por medio de espirometría en población expuesta a factores de riesgo el mejor método para detectar pacientes con EPOC?

Justificación

El subdiagnóstico de la EPOC es un problema importante28-32. Los principales factores asociados con el subdiagnóstico son: menor edad, menor gravedad de obstrucción y pocos síntomas respiratorios29. Un tercio de los pacientes detectados en estudios poblacionales o por búsqueda activa en atención primaria son asintomáticos, y más del 50% tienen manifestaciones leves30,33-35. La ausencia y la pobre percepción de síntomas en esta fase preclínica contribuye al subdiagnóstico29,31,32.

Las alteraciones espirométricas son frecuentemente la única evidencia de la enfermedad en etapas tempranas31,36. Sigue siendo controversial la selección de la población y el mejor momento de realizar la espirometría para reducir el subdiagnóstico. La búsqueda activa de casos con espirometría en la población general (tamizaje o cribado masivo) no es costo-efectiva porque la detección de casos es baja si no se discrimina una población de alto riesgo y no hay certeza sobre los beneficios del tratamiento farmacológico en pacientes asintomáticos37-39.

También hay controversias sobre el costo-efectividad de la búsqueda activa de casos con espirometría en población de riesgo, ya que en esta también existe una proporción significativa de sujetos asintomáticos o con enfermedad leve que no se beneficiarían de intervenciones terapéuticas37. Sin embargo, otros autores argumentan que el diagnóstico en esta etapa permitiría intervenir sobre los factores de riesgo, modificando el curso de la enfermedad, realizar cambios del estilo de vida, capacitar al pacientes a entender la enfermedad y el uso de recursos disponibles38,40. La selección de la población en riesgo se puede realizar por interrogatorio simple o cuestionarios estructurados que identifiquen síntomas respiratorios crónicos y exposiciones a factores de riesgo41.

Selección de búsqueda

Se capturaron 90 referencias (MeSh: 58; Tripdatabase: 32), seleccionando 22 para responder la pregunta (un ECA y 21 estudios de corte transversal).

Resumen de la evidencia

Los estudios analizados evalúan fundamentalmente el rendimiento de las estrategias de búsqueda de casos en términos de prevalencia, proporción de nuevos casos y sus costos33,35,42-60. Ninguno analiza el rendimiento en términos de su impacto sobre el curso de la enfermedad o morbimortalidad.

Para discriminar la población ≥40años en riesgo y justificar el uso de espirometría algunos estudios parten de la historia de exposición a tabaco, otros de los síntomas respiratorios o la combinación de ambos.

La aplicación de cuestionarios, tanto a la población general (búsqueda activa) como a la que consulta por cualquier causa (búsqueda oportunista), permitió seleccionar una población con mayor riesgo y mejoró el rendimiento diagnóstico de la espirometría49,57. La discriminación inicial del riesgo por la presencia de síntomas respiratorios crónicos tuvo menor rendimiento que la historia de exposición a tabaco (10,8% vs. 36,3%)59. Cuando la discriminación del riesgo parte de la historia de exposición a contaminantes (tabaco), la proporción de casos fue superior a la prevalencia de EPOC en población general61. La presencia concomitante de síntomas en individuos expuestos aumenta la probabilidad de diagnóstico. Un estudio mostró que la búsqueda de casos de EPOC entre fumadores de una clínica de cesación de tabaco, con o sin síntomas respiratorios, puede tener mayor rendimiento que entre fumadores sintomáticos de la población general (13,3% vs. 10,1%)54. Dado que la población en estos programas tiene por lo general mayor exposición al tabaco, este rendimiento no puede ser extrapolado a la búsqueda de casos en otras poblaciones consultantes u oportunistas (por ejemplo, atención primaria).

Conclusiones y recomendaciones

Se recomienda el uso de la espirometría para la detección de casos de EPOC en población ≥40años expuesta a factores de riesgo como tabaco (≥10paquetes/año), humo de biomasa (≥200h/año o ≥10años) u ocupación, con o sin síntomas respiratorios, tanto en población que no consulta (búsqueda activa de casos) como en población que consulta por cualquier causa (búsqueda oportunista de casos).

Evidencia baja del rendimiento diagnóstico de la búsqueda activa de casos de EPOC por medio de espirometría en población de riesgo. Recomendación fuerte para realizar espirometría en población expuesta a factores de riesgo con síntomas respiratorios. Recomendación débil para realizar espirometría en población expuesta a factores de riesgo asintomática.

Evaluación pronóstica

La estratificación de la gravedad utilizando variables sencillas de fácil aplicación constituye una primera aproximación pronóstica en la EPOC. A partir del desarrollo del índice BODE62 se han introducido otros índices utilizando diferentes variables para evaluar el pronóstico.

4. Pregunta: ¿Qué índices multidimensionales han sido validados para predecir mortalidad en EPOC?

Justificación

Aunque el deterioro de la función pulmonar está relacionado con la morbimortalidad en la EPOC, su naturaleza heterogénea obliga a buscar y validar marcadores pronósticos de carácter multidimensional63-68. La gravedad de la disnea, la edad, la capacidad de ejercicio, el índice de masa corporal, las exacerbaciones y la calidad de vida han sido utilizadas individualmente como predictores de mortalidad por todas las causas. Una visión más integral de la EPOC debe involucrar escalas multidimensionales que apoyen en la toma de decisiones y a establecer pronóstico. Se han propuesto varios índices pronóstico en la EPOC, pero persiste la controversia sobre cuáles predicen con más certeza mortalidad.

Selección de búsqueda

Se capturaron 192 referencias (MeSh: 192), seleccionando 7 para contestar la pregunta (una revisión sistemática y 6 estudios de cohorte).

Resumen de la evidencia

Una revisión sistemática69 describe el valor predictivo de mortalidad de 8 índices: ADO (por su acrónimo en inglés Age, Dyspnea, Obstruction)64,70, BODE (Body mass index, Obstruction Dyspnea, Exercise)62, HADO (Health, Activity, Dyspnea, Obstruction)71, DOREMI BOX (Dyspnea, Obstruction, Rate of Exacerbation, Movement exercise Intolerance, Body Mass Index, Ox-blood oxygen disturbances)72, PILE (Predicted FEV1, IL-6 and knee Extensor strength)73, e-BODE (BODE plus Exacerbations) y BODEx (Body mass index, Obstruction Dyspnea, and Exacerbations)74. Otros índices evaluados en ensayos clínicos son el DOSE (Dyspnea, Obstruction, Smoking, Exacerbation)75, mBODE (VO2% esperado en lugar de la caminata)76, mDOSE (DOSE modificado; sustituye exacerbaciones por calidad de vida)76, i-BODE (sustituye la caminata por el shuttle test)77, y CART (Classification And Regression Tree)78.

En pacientes con EPOC se han validado todos estos índices para predecir mortalidad, con valores predictivos similares y superiores al VEF1. En el estudio COCOMICS, al ajustar por edad, el índice BODE y sus variantes (e-BODE y BODEx) muestran una discreta superioridad79.

Conclusiones y recomendaciones

La evidencia valida la superioridad de los índices multidimensionales sobre el VEF1 para predecir mortalidad en la EPOC, mostrando el BODE o sus variantes (e-BODE y BODEx) una discreta superioridad.

Evidencia alta del valor predictivo de mortalidad de los índices multidimensionales de la EPOC. Recomendación fuerte para el uso de los índices multidimensionales validados en la evaluación del pronóstico de estos pacientes.

Tratamiento de la EPOC estable

El tratamiento farmacológico está dirigido fundamentalmente a reducir los síntomas, la frecuencia y la gravedad de las exacerbaciones, y a mejorar la calidad de vida, la función pulmonar y la tolerancia al ejercicio. El análisis de los datos sobre eficacia y seguridad de los fármacos permitirá orientar la terapéutica.

5. Pregunta: Los antimuscarínicos de acción prolongada (LAMA) ¿proporcionan mayores beneficios que los β2-agonistas de acción prolongada (LABA) en pacientes con EPOC?

Justificación

Tanto los LAMA como los LABA han demostrado beneficios sobre algunos desenlaces en la EPOC, con un perfil de seguridad adecuado. Al disponer de ambas opciones terapéuticas, surge la pregunta si existen diferencias en términos de eficacia y seguridad entre estos tratamientos.

Selección de búsqueda

Se capturaron 142 referencias (MeSh: 114; Tripdatabase: 28), seleccionando 4 para responder la pregunta (2 revisiones sistemáticas y 2 ECA).

Resumen de la evidencia

En términos de eficacia, 2 revisiones sistemáticas muestran que la mejoría en la calidad de vida, disnea, actividades de la vida diaria y función pulmonar fueron similares con las 2 opciones terapéuticas80,81. Sin embargo, el tiotropio fue superior a los LABA como un solo grupo (indacaterol, salmeterol o formoterol) respecto a la disminución del número de exacerbaciones y hospitalizaciones relacionadas con la enfermedad, sin diferencias en la tasa de hospitalizaciones generales (por cualquier causa) y mortalidad80,81. En cuanto a la seguridad, se indica un menor número de eventos adversos serios y abandonos con el uso de tiotropio80.

Un ensayo clínico controlado que comparó indacaterol con tiotropio en pacientes graves indica que ambas opciones terapéuticas mejoran la función pulmonar con similar perfil de seguridad82. El grupo tratado con tiotropio tuvo mayores beneficios en la prevención de exacerbaciones.

El aumento de mortalidad cardiovascular con el dispositivo Respimat® del tiotropio ha sido tema de controversia. Una revisión sistemática en la que fueron incluidos 2 estudios con tiotropio Respimat® reportó aumento del riesgo de mortalidad general y cardiovascular en la rama que usó Respimat® y disminución de ambos desenlaces con la terapia combinada (salmeterol/fluticasona)83. Sin embargo, el estudio de seguridad TioSpir indica que ambas dosis de tiotropio Respimat® (5 o 2,5μg/día) fueron similares al tiotropio HandiHaler® (18μg) en términos de mortalidad general84. En este estudio fueron excluidos aquellos pacientes con historia de infarto de miocardio en los 6meses anteriores, hospitalización por insuficiencia cardíaca claseiii-iv, o con arritmia inestable o potencialmente fatal que requirieron nuevo tratamiento dentro de los 12meses anteriores al estudio.

No se encontraron estudios comparativos entre indacaterol versus nuevos LAMA como glicopirronio, umeclidinio y aclidinio.

Conclusiones y recomendaciones

En términos de eficacia, el tiotropio y los LABA tienen beneficios similares sobre la disnea, la función pulmonar y la calidad de vida. El tiotropio es más efectivo que los LABA para reducir la frecuencia de exacerbaciones. El perfil de seguridad es similar entre ambas opciones terapéuticas.De acuerdo con el desenlace evaluado:

Evidencia alta y recomendación fuerte para el uso de LABA o LAMA (sin preferencia de algún broncodilatador en particular) en términos de mejoría de la disnea, calidad de vida y función pulmonar.

Evidencia alta y recomendación fuerte para el uso preferencial de LAMA (tiotropio) sobre LABA en términos de reducir la frecuencia de exacerbaciones.

6. Pregunta: La asociación LABA+LAMA ¿proporciona mayores beneficios que la monoterapia con LAMA o LABA en pacientes con EPOC?

Justificación

Varios estudios han evaluado la eficacia y la seguridad de la doble terapia broncodilatadora (LABA+LAMA) comparada con la monoterapia LAMA o LABA. Se asume que la adición de un segundo broncodilatador con diferente mecanismo de acción incrementa los beneficios. Surge entonces la pregunta de si se justifica adicionar un segundo broncodilatador en aquellos pacientes que persisten sintomáticos con la monoterapia broncodilatadora.

Selección de búsqueda

Se capturaron 174 referencias (MeSh: 70; Tripdatabase: 104), seleccionando 6 para responder la pregunta (3 revisiones sistemáticas y 3 ECA).

Resumen de la evidencia

En términos de eficacia, una revisión sistemática muestra discreta mejoría en la calidad de vida con la combinación de tiotropio y LABA comparada con la monoterapia (tiotropio) en pacientes moderados-graves85. Aunque esta diferencia fue estadísticamente significativa (−1,61; IC95%: −2,93 a −0,29), el intervalo de confianza excluye la diferencia clínicamente importante (SGRQ −4 unidades). No se observaron diferencias en otros desenlaces (hospitalizaciones, mortalidad, función pulmonar, exacerbaciones y síntomas). En esta revisión no se incluyeron estudios que analizaran la eficacia de la doble terapia broncodilatadora comparada con LABA como monoterapia. El tiempo de seguimiento de los estudios incluidos fue <1año.

Otra revisión sistemática en pacientes moderados-muy graves que incluye estudios con seguimiento <6meses indica mayor beneficio de la doble terapia broncodilatadora sobre la monoterapia (tiotropio+LABA vs. tiotropio) en la calidad de vida (SGRQ −1,81 unidades), disnea (TDI disminución >1punto), función pulmonar (VEF1 pre y posbroncodilatador >100ml), uso de medicación de rescate, pero no del riesgo de exacerbaciones86. La mejoría en la calidad de vida no alcanzó la relevancia clínica.

En pacientes moderados-graves, una revisión sistemática muestra mejoría de la función pulmonar (VEF1105ml; IC95%: 69-142) y la disnea (TDI1,50; IC95%: 1,01-1,99) con tiotropio+formoterol comparado con tiotropio87. En 7 de los 8 estudios analizados se incluyeron pacientes con corticosteroides inhalados (CI), por lo que persiste la duda de si estos resultados pueden ser extrapolados de manera generalizada a los pacientes sin CI87.

Un ECA que compara tiotropio+indacaterol vs. tiotropio en pacientes moderados-graves reporta mayores beneficios en la función pulmonar (VEF1>100ml) con la doble terapia broncodilatadora, en 12semanas de seguimiento88. Otro ECA compara indacaterol+glicopirronio vs. glicopirronio o tiotropio en pacientes graves-muy graves seguidos durante 64semanas89. La doble terapia broncodilatadora mostró mayores beneficios en la función pulmonar (VEF170-80ml vs. glicopirronio y 60-80ml vs. tiotropio), calidad de vida (SGRQ −1,9 a −2,8 vs. glicopirronio y −1,7 a −3,1 vs. tiotropio) y reducción en la tasa total de exacerbaciones. El análisis separado de los tipos de exacerbaciones no reportó diferencias en la tasa de exacerbaciones moderadas-graves. Por otra parte, la comparación de la doble terapia broncodilatadora (glicopirronio+indacaterol) mostró mayores beneficios comparada con placebo, tiotropio, glicopirronio e indacaterol en la función pulmonar, la disnea y la calidad de vida en pacientes moderados-graves, sin alcanzar la relevancia clínica90.

En términos de seguridad, la frecuencia de efectos adversos fue similar para la doble terapia broncodilatadora comparada con la monoterapia de LABA o LAMA88-90.

Conclusiones y recomendaciones

En términos de eficacia, la doble terapia broncodilatadora tiene mayores beneficios comparada con la monoterapia en pacientes con EPOC moderada-muy grave sobre la disnea, la función pulmonar y la calidad de vida, pero no sobre el número de exacerbaciones. El perfil de seguridad es similar en ambas opciones terapéuticas.

Evidencia alta y recomendación fuerte para el uso de la doble terapia broncodilatadora (LABA+LAMA) vs. LAMA o LABA en pacientes moderados-muy graves que persisten sintomáticos o con calidad de vida afectada con la monoterapia broncodilatadora.

7. Pregunta: La terapia combinada LABA/corticoides inhalados (LABA/CI) ¿proporciona mayores beneficios que la monoterapia con LAMA en pacientes con EPOC?

Justificación

La combinación LABA/CI y la monoterapia con LAMA son tratamientos de uso frecuentes en la EPOC91. El tiotropio y la terapia combinada (LABA/CI) han mostrado beneficios sobre la disnea, la calidad de vida, la frecuencia de exacerbaciones y las hospitalizaciones92,93. Al disponer de ambas opciones terapéuticas surge la pregunta sobre diferencias en términos de eficacia y seguridad entre estos tratamientos.2

Selección de búsqueda

Se capturaron 68 referencias (MeSh: 11; Tripdatabase: 57), seleccionando 2 para responder la pregunta (2 revisiones sistemáticas).

Resumen de la evidencia

En términos de eficacia, una revisión sistemática muestra resultados similares en la frecuencia de exacerbaciones, ingresos hospitalarios por exacerbaciones y calidad de vida entre las 2 opciones terapéuticas94. Sin embargo, el número de abandonos en uno de los estudios incluidos fue alto, con desequilibrio entre ambos grupos sin seguimiento de los pacientes luego del abandono, lo que limita parcialmente la aplicabilidad de sus resultados95.

Otra revisión sistemática mostró mejoría modesta sobre el VEF1 pre-broncodilatador (cambio 60ml), uso de medicación de rescate y calidad de vida (SGRQ −2,07 unidades) con la terapia combinada comparada con la monoterapia con tiotropio, sin alcanzar estos cambios la relevancia clínica86.

En términos de seguridad, se evidencia aumento del riesgo de neumonía y efectos adversos serios con la combinación salmeterol/fluticasona comparada con tiotropio86,94. No se encontraron estudios comparativos entre otras combinaciones diferentes a salmeterol/fluticasona versus tiotropio u otros LAMA.

Conclusiones y recomendaciones

En términos de eficacia, la monoterapia con LAMA y la terapia LABA/CI son similares. En relación con la seguridad, existe evidencia que asocia mayor riesgo de neumonía con la combinación LABA/CI.

Evidencia alta para el uso de tiotropio o LABA/CI en términos de mejorar la disnea, la función pulmonar, la calidad de vida, la frecuencia de exacerbaciones y las hospitalizaciones por exacerbación. Recomendación débil para preferir el uso de LAMA sobre LABA/CI debido al riesgo aumentado de neumonía con el uso de LABA/CI.

8. Pregunta: La combinación LABA/CI sumada a tiotropio (terapia triple) ¿proporciona mayores beneficios comparada con la monoterapia con tiotropio, la combinación LABA/CI o la doble terapia broncodilatadora (LABA+LAMA) en pacientes con EPOC?

Justificación

Se ha sugerido que adicionar tiotropio a la combinación LABA/CI podría disminuir las exacerbaciones, las hospitalizaciones y el costo sanitario en pacientes con EPOC moderada-grave. Sin embargo, persiste la controversia sobre el perfil de eficacia y seguridad de la triple terapia (LABA/CI+tiotropio) comparada con la monoterapia o la doble terapia broncodilatadora (LABA+LAMA).

Selección de búsqueda

Se capturaron 32 referencias (MeSh: 24; Tripdatabase: 8), seleccionando 4 para responder la pregunta (3 revisiones sistemáticas y un ECA).

Resumen de la evidencia

Una revisión sistemática en la que se identificó un solo estudio que compara la triple terapia (LABA/CI+tiotropio) vs. doble terapia broncodilatadora (LABA+LAMA) no mostró diferencias en términos de eficacia (calidad de vida, función pulmonar, mortalidad por todas las causas, exacerbaciones y hospitalizaciones), frecuencia de neumonías y otros eventos adversos96. Aunque metodológicamente el estudio fue adecuado, la alta y desigual frecuencia de abandono (26% en la triple terapia y 46% en la doble terapia broncodilatadora) hace que los resultados no sean concluyentes.

Una segunda revisión sistemática que compara la triple terapia (LABA/IC+tiotropio), la terapia combinada (LABA/CI) y la monoterapia (tiotropio) indica una mejoría en la calidad de vida y en la función pulmonar con el uso de la triple terapia97. Sin embargo, los beneficios sobre la mortalidad, la frecuencia de hospitalizaciones y exacerbaciones, así como los riesgos sobre neumonía a largo plazo de la triple terapia, son inciertos. En esta revisión se identificó un solo estudio que compara la triple terapia con la combinación LABA/ICS98, mostrando mejoría significativa del VEF1 con la triple terapia (0,05; IC95%: 0,00-0,09), sin diferencia en efectos adversos y abandonos.

Otra revisión sistemática que compara la triple terapia con monoterapia (tiotropio) muestra mayores beneficios de la triple terapia sobre la función pulmonar y la calidad de vida, sin diferencias en la tasa de exacerbaciones, disnea, neumonías, eventos adversos serios y abandonos86. Los resultados de un estudio abierto aleatorizado que compara triple terapia vs. monoterapia (tiotropio) mostró mayor eficacia de la triple terapia sobre la función pulmonar y calidad de vida en pacientes con VEF1 65%, sin diferencias en frecuencia de neumonías y eventos adversos99.

Conclusiones y recomendaciones

En términos de eficacia, la triple terapia muestra discretos beneficios sobre la función pulmonar y la calidad de vida en pacientes moderados-graves, con un perfil de seguridad similar comparada con otras opciones terapéuticas (monoterapia con tiotropio o LABA/CI). No hay evidencia de superioridad de la triple terapia sobre la doble terapia broncodilatadora.

Evidencia alta, recomendación débil, para el uso de triple terapia en pacientes con EPOC moderada-grave comparado con LAMA como monoterapia (tiotropio) en términos de mejoría de la función pulmonar y de la calidad de vida.

Evidencia alta, recomendación débil para el uso de triple terapia en pacientes con EPOC moderada-grave comparado con terapia combinada (LABA/CI) en términos de mejoría de la función pulmonar.

Prevención y tratamiento de exacerbaciones

El tratamiento de las exacerbaciones en la EPOC (E-EPOC) tendrá por objetivo minimizar su impacto y prevenir nuevas agudizaciones.

9. Pregunta: ¿Se justifica la aplicación de inmunizaciones y lisados bacterianos en pacientes con EPOC?

Justificación

Algunas pautas terapéuticas recomiendan la aplicación regular de inmunizaciones contra influenza y neumococo para prevenir las E-EPOC. Esto podría implicar mayor costo y posibles efectos adversos. Es controversial el uso de lisados bacterianos en la prevención de E-EPOC.

Selección de búsqueda

Se capturaron 112 referencias (MeSh: 97; Tripdatabase: 15), seleccionando 5 para responder la pregunta (4 revisiones sistemáticas y un metaanálisis).

Resumen de la evidencia

En términos de eficacia, una evaluación de evidencia indica que, en general, la probabilidad de no adquirir episodios de infecciones respiratorias agudas relacionadas con influenza en los sujetos vacunados contra la influenza (trivalente, virus fragmentado e inactivado) es del 76%100. La efectividad de la vacuna fue del 84, del 45 y del 85% para la EPOC leve, moderada o grave, respectivamente100. No se observaron diferencias en el número de hospitalizaciones por infecciones respiratorias agudas relacionadas con influenza y la necesidad de ventilación mecánica entre los pacientes vacunados y el grupo placebo100. Similares hallazgos han sido reportados en otra revisión sistemática101. En términos de seguridad, los eventos adversos locales (prurito o inflamación) fueron mayores en los vacunados, pero no la frecuencia de reacciones sistémicas (cefalea, mialgia, fiebre y erupción cutánea)100,101.

Una revisión sistemática que incluye estudios con las vacunas contra el neumococo (polisacáridos purificados de 14 y 23 serotipos) en pacientes con EPOC no mostró reducción del riesgo de desarrollar neumonía neumocócica y mortalidad cardiovascular o por cualquier causa102. Tampoco se observó reducción en la frecuencia de exacerbaciones, ingresos hospitalarios o visitas a urgencias. El análisis de un ensayo clínico en subgrupos de pacientes indica que la eficacia en la prevención de neumonías (neumocócica y de etiología desconocida) en pacientes <65años fue del 76 y del 48% en aquellos con obstrucción grave (VEF1<40%)103. En términos de seguridad, los efectos locales y sistémicos son comparables al placebo102.

Los resultados de un metaanálisis y una revisión sistemática no muestran efectos sobre la prevención de E-EPOC con el uso de lisados bacterianos obtenidos a partir de lisis por proteólisis104,105. Los efectos adversos urológicos y cutáneos fueron comunes en los pacientes que recibían este tratamiento.

Conclusiones y recomendaciones

Evidencia alta y recomendación fuerte para el uso anual de la vacuna contra la influenza en todo paciente con EPOC.

Evidencia alta y recomendación fuerte para el uso de la vacuna contra neumococo en pacientes con EPOC <65años y/o con obstrucción grave (VEF1<40%) y débil para el uso de esta inmunización de manera generalizada en el resto de los pacientes con EPOC.

Evidencia alta y recomendación fuerte en contra del uso de lisados bacterianos orales para prevenir E-EPOC.

10. Pregunta: El uso profiláctico de antibióticos en pacientes con EPOC estable ¿previene las exacerbaciones?

Justificación

Varios estudios han evaluado la posibilidad de reducir la frecuencia de E-EPOC con el uso profiláctico de antibióticos. Los primeros estudios demostraron reducción de los días con discapacidad sin modificar la frecuencia de exacerbaciones, con el agravante de eventos adversos y el desarrollo de resistencia bacteriana106. Estudios recientes han investigado la utilidad de diferentes esquemas con antibióticos intermitentes a largo plazo que ameritan su análisis para generar una recomendación sobre su uso en la prevención de E-EPOC.

Selección de búsqueda

Se capturaron 123 referencias (MeSh: 46; Tripdatabase: 77), seleccionando 5 para responder la pregunta (2 metaanálisis y 3 ECA).

Resumen de la evidencia

Los resultados de 2 metaanálisis que evalúan el uso de macrólidos muestran reducción de la frecuencia de exacerbaciones en los pacientes que recibieron estos fármacos por al menos 6meses107,108. Es importante destacar la heterogeneidad en los esquemas antibióticos de los estudios incluidos en los metaanálisis y del tratamiento inhalado de base (<50% de los pacientes recibían terapia doble o triple).

El uso de 250mg de eritromicina cada 12h durante un año redujo las exacerbaciones moderadas y graves en pacientes moderados-graves109. En forma similar, el uso de 250mg de azitromicina al día durante un año disminuyó la frecuencia de exacerbaciones y mejoró la calidad de vida110.

En términos de seguridad, el uso de azitromicina se asocia con mayor resistencia a macrólidos y deterioro auditivo. En este estudio se excluyeron pacientes con taquicardia en reposo, o riesgo de intervalo QT corregido prolongado, por lo que persiste la controversia sobre el riesgo cardiovascular110.

El moxifloxacino (400mg/día durante 5días) en pulsos cada 8semanas por 48semanas no modificó la frecuencia de exacerbaciones ni otros desenlaces (hospitalizaciones, mortalidad o calidad de vida)111. Sin embargo, en pacientes con expectoración purulenta redujo el número de exacerbaciones.

Los principales eventos adversos asociados al uso de moxifloxacino fueron gastrointestinales (náuseas, vómitos y diarrea).

Conclusiones y recomendaciones

El uso de antibióticos profilácticos podría disminuir la frecuencia de E-EPOC en pacientes con riesgo elevado de exacerbaciones, a pesar de recibir tratamiento con broncodilatadores y CI. Sin embargo, la presencia de eventos adversos, la posibilidad de favorecer la resistencia bacteriana y la ausencia de información para prolongar estos esquemas más allá de un año impiden hacer una recomendación general para su uso.

Evidencia alta de disminución de frecuencia de exacerbaciones con el uso de antibióticos profilácticos. Recomendación fuerte para evitar el uso rutinario o generalizado de antibióticos profilácticos en la EPOC debido a los efectos adversos.

11. Pregunta: ¿Son los antibióticos efectivos en todas las exacerbaciones de la EPOC?

Justificación

La causa más común de las E-EPOC son las infecciones respiratorias, que representan aproximadamente el 80% de los casos (50-70% de origen bacteriano). Por otra parte, se recomienda clasificar la gravedad de las E-EPOC según al nivel de atención requerida: ambulatorio, hospitalizado en sala general o en la UCI. Existe controversia sobre la indicación rutinaria de antibióticos en todas las E-EPOC.

Selección de búsqueda

Se capturaron 92 referencias (MeSh: 57; Tripdatabase: 35), seleccionando 2 para responder la pregunta (una revisión sistemática y un ECA).

Resumen de la evidencia

Una revisión sistemática muestra en términos de eficacia beneficios del uso de antibióticos sobre el riesgo de fracaso de tratamiento, estancia hospitalaria y mortalidad en los pacientes con E-EPOC ingresados en la UCI112. En pacientes hospitalizados fuera de la UCI con exacerbación grave, el uso de antibióticos redujo los fracasos de tratamiento pero no la estancia hospitalaria ni la mortalidad. Persiste la incertidumbre sobre los beneficios en E-EPOC de tratamiento ambulatorio. No se observaron diferencias en fracaso de tratamiento, reingresos y tiempo hasta la próxima exacerbación entre esquemas de corta (5-7días) y larga duración (10-14días)112.

Un subanálisis de un ECA que evaluó predictores de desenlace en E-EPOC leves-moderadas encontró que fue mayor el fracaso clínico sin antibióticos (19,9%) comparado con el grupo que recibió amoxicilina/clavulánico (9,5%)113. Los principales factores asociados con el riesgo de fracaso sin antibióticos fueron la purulencia del esputo (OR=6,1; IC95%: 1,5-25; p=0,005) y un nivel de PCR40mg/l (OR=13,4; IC95%: 4,6-38,8; p<0,001). Cuando ambos estaban presentes, la probabilidad de fracaso sin antibióticos fue del 63,7%113.

Conclusiones y recomendaciones

Está justificado el uso de antibióticos en las E-EPOC que requieran ingreso hospitalario, en particular en pacientes que ingresan a la UCI. En E-EPOC leves-moderadas se recomienda considerar el uso de antibiótico en pacientes con expectoración purulenta y/o nivel de PCR elevado.

Evidencia alta y recomendación fuerte para el uso de antibióticos en exacerbaciones graves-muy graves.

Evidencia alta y recomendación débil en exacerbaciones leves-moderadas con expectoración purulenta y/o nivel de PCR elevado.

12. Pregunta: ¿Son los corticosteroides sistémicos (vía oral o parenteral) efectivos en el tratamiento de las E-EPOC?

Justificación

Los corticosteroides sistémicos han sido utilizados en el tratamiento ambulatorio e intrahospitalario de la E-EPOC. Existen evidencias que respaldan su uso, aunque persisten las controversias sobre el riesgo de efectos adversos, dosis, vía de administración y duración del tratamiento.

Selección de búsqueda

Se capturaron 60 referencias (MeSh: 24; Tripdatabase: 36), seleccionando 6 para responder la pregunta (3 revisiones sistemáticas y 3 ECA).

Resumen de la evidencia

Dos revisiones sistemáticas muestran beneficio del uso de corticosteroides sistémicos (orales o parenterales) para disminuir el riesgo de fracaso terapéutico, duración de la estancia hospitalaria, recurrencias y readmisiones a los 30días, mejoría del VEF1, gases arteriales y disnea en pacientes con E-EPOC tratados en forma ambulatoria o intrahospitalaria114,115.

Los resultados de 3 revisiones sistemáticas y 3 ECA apoyan el uso de prednisona por vía oral como primera elección (30-60mg/día) durante 5-14días, o metilprednisolona a dosis equivalentes115-119. Las evidencias indican igual efectividad al comparar esquemas de tratamiento de 5 vs. 14días con 40mg/día de prednisona. Los esquemas de corta duración (5-7días) son igualmente efectivos que los de larga duración (10-14días). Sin embargo, con los esquemas de corta duración se ha descrito menor frecuencia de efectos adversos (hiperglucemia e infecciones respiratorias).

En relación con la vía de administración, en términos de eficacia no hay diferencias entre la vía intravenosa y la oral; sin embargo, la vía parenteral se asoció con mayor costo y complicaciones locales116,118. En términos de seguridad, el evento adverso más frecuente es la hiperglucemia transitoria. En los pacientes con frecuentes exacerbaciones que requieren múltiples cursos de corticosteroides, la dosis acumulativa aumenta el riesgo de diabetes, osteoporosis, fracturas, ganancia de peso, insomnio y complicaciones oculares119.

Conclusiones y recomendaciones

El uso de corticosteroides sistémicos, preferentemente por vía oral y a dosis equivalente de 40mg/día de prednisona durante 5-10días, es eficaz y seguro en el tratamiento de las E-EPOC. Se recomienda usar de rutina la vía oral y limitar el uso de la vía parenteral.

Evidencia alta y recomendación fuerte a favor del uso de corticosteroides sistémicos orales en E-EPOC que requieran tratamiento ambulatorio o intrahospitalario.

Financiación

AstraZeneca, Bayer, Boehringer Ingelheim, GlaxoSmithKline, Novartis y Takeda. Los patrocinadores no han influido ni han tenido participación en ninguna etapa de la elaboración de la guía. Ninguno de los autores ha recibido remuneración por su participación en la elaboración de esta actualización.

Conflicto de intereses

María Montes de Oca ha recibido honorarios por impartir conferencias y/o asesoría científica de AstraZeneca, Boehringer Ingelheim y Novartis.

María Victorina López Varela ha recibido honorarios por impartir conferencias y/o asesoría científica de AstraZeneca, Boehringer Ingelheim, Bayer, Novartis, GlaxoSmithKline y Takeda.

Agustín Acuña ha recibido honorarios por impartir conferencias y/o asesoría científica de AstraZeneca y Novartis.

Eduardo Schiavi ha recibido honorarios por impartir conferencias y/o asesoría científica de AstraZeneca, Boehringer Ingelheim y Takeda.

María Alejandra Rey ha recibido honorarios por impartir conferencias y/o asesoría científica de AstraZeneca, Boehringer Ingelheim, Novartis y Roche.

José Jardim ha recibido honorarios por impartir conferencias y/o asesoría científica de AstraZeneca, Boehringer Ingelheim, Bayer, Novartis, GlaxoSmithKline, MSD, Chiesi, Grifols, CSL, Ache y Teva.

Alejandro Casas ha recibido honorarios por impartir conferencias y/o asesoría científica de AstraZeneca, Boehringer Ingelheim, Novartis, Takeda, Biotoscana y MSD.

Antonio Tokumoto ha recibido honorarios por impartir conferencias y/o asesoría científica de AstraZeneca y Boehringer Ingelheim.

Carlos A. Torres Duque ha recibido honorarios por impartir conferencias y/o asesoría científica de Novartis, GlaxoSmithKline, MSD y Biotoscana.

Alejandra Ramírez-Venegas ha recibido honorarios por impartir conferencias y/o asesoría científica de AstraZeneca, Boehringer Ingelheim, Novartis, GlaxoSmithKline y MSD.

Gabriel García ha recibido honorarios por impartir conferencias y/o asesoría científica de Novartis, GlaxoSmithKline, Pfizer, MSD y Sanofi.

Roberto Stirbulov ha recibido honorarios por impartir conferencias y/o asesoría científica de AstraZeneca, Boehringer Ingelheim, Bayer, Novartis y GlaxoSmithKline.

Aquiles Camelier ha recibido honorarios por impartir conferencias y/o asesoría científica de AstraZeneca, Boehringer Ingelheim, Novartis, GlaxoSmithKline y Chiesi.

Miguel Bergna ha recibido honorarios por impartir conferencias y/o asesoría científica de AstraZeneca, Boehringer Ingelheim, Novartis, GlaxoSmithKline y Sanofi.

Mark Cohen ha recibido honorarios por impartir conferencias y/o asesoría científica de AstraZeneca, Boehringer Ingelheim, Novartis, GlaxoSmithKline, MSD y Oxirent.

Santiago Guzmán ha recibido honorarios por impartir conferencias y/o asesoría científica de AstraZeneca, Boehringer Ingelheim, Novartis, Bayer, GlaxoSmithKline, Biotoscana, Ferrer Leti, Pfizer y Takeda Nycomed.

Efraín Sánchez no tiene conflicto de intereses.

Agradecimientos

Agradecemos a Ciro Casanova (Hospital Universitario La Candelaria, Tenerife, España), Juan Pablo de Torres (Departamento Pulmonar, Clínica Universitaria de Navarra, España) y Rogelio Pérez-Padilla (Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias [INER], Ciudad de México, México), quienes fueron los revisores externos de este documento.

Bibliografía
[1]
G.H. Guyatt, A.D. Oxman, R. Kunz, D. Atkins, J. Brozek, G. Vist, et al.
GRADE guidelines: 2. Framing the question and deciding on important outcomes.
J Clin Epidemiol., 64 (2011), pp. 395-400
[2]
P. Glasziou, C. del Mar, J. Salisbury.
Evidence-Based Medicine Workbook. Finding and Applying the Best Evidence to Improve Patient Care.
BMJ Books, (2003),
[3]
G. Guyatt, D. Gutterman, M.H. Baumann, D. Addrizzo-Harris, E.M. Hylek, B. Phillips, et al.
Grading strength of recommendations and quality of evidence in clinical guidelines: Report from an American College of Chest Physicians Task Force.
Chest., 129 (2006), pp. 174-181
[4]
S.S. Salvi, P.J. Barnes.
Chronic obstructive pulmonary disease in non-smokers.
Lancet., 374 (2009), pp. 733-743
[5]
G. Hu, Y. Zhou, J. Tian, W. Yao, J. Li, B. Li, et al.
Risk of COPD from exposure to biomass smoke: A meta-analysis.
Chest., 138 (2010), pp. 20-31
[6]
J.Y.T. Po, J.M. FitzGerald, C. Carlsten.
Respiratory disease associated with solid biomass fuel exposure in rural women and children: systematic review and meta-analysis.
Thorax., 66 (2011), pp. 232-239
[7]
J. Regalado, R. Pérez-Padilla, R. Sansores, J.I. Páramo Ramirez, M. Brauer, P. Paré, et al.
The effect of biomass burning on respiratory symptoms and lung function in rural Mexican women.
Am J Respir Crit Care Med., 174 (2006), pp. 901-905
[8]
U. Ackermann-Liebrich, P. Leuenberger, J. Schwartz, C. Schindler, C. Monn, G. Bolognini, et al.
Lung function and long term exposure to air pollutants in Switzerland. Study on Air Pollution and Lung Diseases in Adults (SAPALDIA) Team.
Am J Respir Crit Care Med., 155 (1997), pp. 122-129
[9]
S.H. Downs, C. Schindler, L-J.S. Liu, D. Keidel, L. Bayer-Oglesby, M.H. Brutsche, et al.
Reduced exposure to PM10 and attenuated age-related decline in lung function.
N Engl J Med., 357 (2007), pp. 2338-2347
[10]
C. Schindler, N. Künzli, J.P. Bongard, P. Leuenberger, W. Karrer, R. Rapp, et al.
Short-term variation in air pollution and in average lung function among never-smokers. The Swiss Study on Air Pollution and Lung Diseases in Adults (SAPALDIA).
Am J Respir Crit Care Med., 163 (2001), pp. 356-361
[11]
H.R. Anderson, C. Spix, S. Medina, J.P. Schouten, J. Castellsague, G. Rossi, et al.
Air pollution and daily admissions for chronic obstructive pulmonary disease in 6 European cities: Results from the APHEA project.
Eur Respir J., 10 (1997), pp. 1064-1071
[12]
J. Schwartz.
Air pollution and hospital admissions for the elderly in Detroit, Michigan.
Am J Respir Crit Care Med., 150 (1994), pp. 648-655
[13]
R.T. Burnett, R. Dales, D. Krewski, R. Vincent, T. Dann, J.R. Brook.
Associations between ambient particulate sulphate and admissions to Ontario hospitals for cardiac and respiratory diseases.
Am J Epidemiol., 142 (1995), pp. 15-22
[14]
A. Lindberg, A-C. Jonsson, E. Rönmark, R. Lundgren, L-G. Larsson, B. Lundbäck.
Ten-year cumulative incidence of COPD and risk factors for incident disease in a symptomatic cohort.
Chest., 127 (2005), pp. 1544-1552
[15]
B. Lamprecht, M.A. McBurnie, W.M. Vollmer, G. Gudmundsson, T. Welte, E. Nizankowska-Mogilnicka, et al.
COPD in never smokers: results from the population-based burden of obstructive lung disease study.
Chest., 139 (2011), pp. 752-763
[16]
E. Hnizdo, P.A. Sullivan, K.M. Bang, G. Wagner.
Association between chronic obstructive pulmonary disease and employment by industry and occupation in the US population: a study of data from the Third National Health and Nutrition Examination Survey.
Am J Epidemiol., 156 (2002), pp. 738-746
[17]
R.E. Jordan, K.K. Cheng, M.R. Miller, P. Adab.
Passive smoking and chronic obstructive pulmonary disease: Cross-sectional analysis of data from the Health Survey for England.
BMJ Open., 1 (2011), pp. e000153
[18]
E. Prescott, A.M. Bjerg, P.K. Andersen, P. Lange, J. Vestbo.
Gender difference in smoking effects on lung function and risk of hospitalization for COPD: results from a Danish longitudinal population study.
Eur Respir J., 10 (1997), pp. 822-827
[19]
I-C. Sørheim, A. Johannessen, A. Gulsvik, P.S. Bakke, E.K. Silverman, D.L. DeMeo.
Gender differences in COPD: Are women more susceptible to smoking effects than men?.
Thorax., 65 (2010), pp. 480-485
[20]
J. Ancochea, M. Miravitlles, F. García-Río, L. Muñoz, G. Sánchez, V. Sobradillo, et al.
Infradiagnóstico de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica en mujeres: cuantificación del problema, determinantes y propuestas de acción.
Arch Bronconeumol., 49 (2013), pp. 223-229
[21]
M.V. Lopez Varela, M. Montes de Oca, R.J. Halbert, A. Muiño, R. Perez-Padilla, C. Tálamo, et al.
Sex-related differences in COPD in five Latin American cities: The PLATINO study.
Eur Respir J., 36 (2010), pp. 1034-1041
[22]
J.P. De Torres, C. Casanova, C. Hernández, J. Abreu, A. Aguirre-Jaime, Celli B.R. Gender.
COPD in patients attending a pulmonary clinic.
Chest., 128 (2005), pp. 2012-2016
[23]
J.P. De Torres, C.G. Cote, M.V. López, C. Casanova, O. Díaz, J.M. Marin, et al.
Sex differences in mortality in patients with COPD.
Eur Respir J., 33 (2009), pp. 528-535
[24]
F.J. Martinez, J.L. Curtis, F. Sciurba, J. Mumford, N.D. Giardino, G. Weinmann, et al.
Sex differences in severe pulmonary emphysema.
Am J Respir Crit Care Med., 176 (2007), pp. 243-252
[25]
M.T. Dransfield, G.R. Washko, M.G. Foreman, R.S.J. Estepar, J. Reilly, W.C. Bailey.
Gender differences in the severity of CT emphysema in COPD.
Chest., 132 (2007), pp. 464-470
[26]
B. Celli, J. Vestbo, C.R. Jenkins, P.W. Jones, G.T. Ferguson, P.M. Calverley, et al.
Sex differences in mortality and clinical expressions of patients with chronic obstructive pulmonary disease. The TORCH experience.
Am J Respir Crit Care Med., 183 (2011), pp. 317-322
[27]
A.V. Gonzalez, S. Suissa, P. Ernst.
Gender differences in survival following hospitalisation for COPD.
Thorax., 66 (2011), pp. 38-42
[28]
A. Caballero, C.A. Torres-Duque, C. Jaramillo, F. Bolívar, F. Sanabria, P. Osorio, et al.
Prevalence of COPD in five Colombian cities situated at low, medium, and high altitude (PREPOCOL study).
Chest., 133 (2008), pp. 343-349
[29]
C. Tálamo, M.M. de Oca, R. Halbert, R. Perez-Padilla, J.R.B. Jardim, A. Muiño, et al.
Diagnostic labeling of COPD in five Latin American cities.
Chest., 131 (2007), pp. 60-67
[30]
D.E. Murphy, R.J. Panos.
Diagnosis of COPD and clinical course in patients with unrecognized airflow limitation.
Int J Chron Obstruct Pulmon Dis., 8 (2013), pp. 199-208
[31]
D. Price, D. Freeman, J. Cleland, A. Kaplan, F. Cerasoli.
Earlier diagnosis and earlier treatment of COPD in primary care.
Prim Care Respir J., 20 (2011), pp. 15-22
[32]
J.B. Soriano, J. Zielinski, D. Price.
Screening for and early detection of chronic obstructive pulmonary disease.
Lancet., 374 (2009), pp. 721-732
[33]
M. Lu, W. Yao, N. Zhong, Y. Zhou, C. Wang, P. Chen, et al.
Asymptomatic patients of chronic obstructive pulmonary disease in China.
Chin Med J (Engl)., 123 (2010), pp. 1494-1499
[34]
M. Montes de Oca, R. Perez-Padilla, C. Tálamo, R.J. Halbert, D. Moreno, M.V. Lopez, et al.
Acute bronchodilator responsiveness in subjects with and without airflow obstruction in five Latin American cities: The PLATINO study.
PulmPharmacolTher., 23 (2010), pp. 29-35
[35]
M. Bednarek, J. Maciejewski, M. Wozniak, P. Kuca, J. Zielinski.
Prevalence, severity and underdiagnosis of COPD in the primary care setting.
Thorax., 63 (2008), pp. 402-407
[36]
D. Price, A. Crockett, M. Arne, B. Garbe, R.C.M. Jones, A. Kaplan, et al.
Spirometry in primary care case-identification, diagnosis and management of COPD.
Prim Care Respir J., 18 (2009), pp. 216-223
[37]
A. Qaseem, T.J. Wilt, S.E. Weinberger, N.A. Hanania, G. Criner, T. van der Molen, et al.
Diagnosis and management of stable chronic obstructive pulmonary disease: A clinical practice guideline update from the American College of Physicians, American College of Chest Physicians, American Thoracic Society, and European Respiratory Society.
Ann Intern Med., 155 (2011), pp. 179-191
[38]
P.D. Scanlon, J.E. Connett, L.A. Waller, M.D. Altose, W.C. Bailey, A.S. Buist, et al.
Smoking cessation and lung function in mild-to-moderate chronic obstructive pulmonary disease. The Lung Health Study.
Am J Respir Crit Care Med., 161 (2000), pp. 381-390
[39]
K. Lin, B. Watkins, T. Johnson, J.A. Rodriguez, M.B. Barton.
Screening for chronic obstructive pulmonary disease using spirometry: Summary of the evidence for the U.S. Preventive Services Task Force.
Ann Intern Med., 148 (2008), pp. 535-543
[40]
R. Kohansal, P. Martinez-Camblor, A. Agustí, A.S. Buist, D.M. Mannino, J.B. Soriano.
The natural history of chronic airflow obstruction revisited: an analysis of the Framingham offspring cohort.
Am J Respir Crit Care Med., 180 (2009), pp. 3-10
[41]
D.B. Price, D.G. Tinkelman, R.J. Nordyke, S. Isonaka, R.J. Halbert.
Scoring system and clinical application of COPD diagnostic questionnaires.
Chest., 129 (2006), pp. 1531-1539
[42]
J. Zieliñski, M. Bednarek.
Early detection of COPD in a high-risk population using spirometric screening.
Chest., 119 (2001), pp. 731-736
[43]
S. Haroon, P. Adab, C. Griffin, R. Jordan.
Case finding for chronic obstructive pulmonary disease in primary care: A pilot randomised controlled trial.
Br J Gen Pract., 63 (2013), pp. e55-e62
[44]
A. Jithoo, P.L. Enright, P. Burney, S. Buist a, E.D. Bateman, W.C. Tan, et al.
Case-finding options for COPD: Results from the Burden of Obstructive Lung Disease study.
Eur Respir J., 41 (2013), pp. 548-555
[45]
J. Bunker, O. Hermiz, N. Zwar, S.M. Dennis, S. Vagholkar, A. Crockett, et al.
Feasibility and efficacy of COPD case finding by practice nurses.
Aust Fam Physician., 38 (2009), pp. 826-830
[46]
C.P. Van Schayck, J.M.C. Loozen, E. Wagena, R.P. Akkermans, G.J. Wesseling.
Detecting patients at a high risk of developing chronic obstructive pulmonary disease in general practice: Cross sectional case finding study.
BMJ., 324 (2002), pp. 1370
[47]
R.E. Jordan, K.H. Lam, K.K. Cheng, M.R. Miller, J.L. Marsh, J.G. Ayres, et al.
Case finding for chronic obstructive pulmonary disease: A model for optimising a targeted approach.
Thorax., 65 (2010), pp. 492-498
[48]
R. Hamers, S. Bontemps, M. van den Akker, R. Souza, J. Penaforte, N. Chavannes.
Chronic obstructive pulmonary disease in Brazilian primary care: Diagnostic competence and case-finding.
Prim Care Respir J., 15 (2006), pp. 299-306
[49]
D. Castillo, R. Guayta, J. Giner, F. Burgos, C. Capdevila, J.B. Soriano, et al.
COPD case finding by spirometry in high-risk customers of urban community pharmacies: A pilot study.
Respir Med., 103 (2009), pp. 839-845
[50]
A. Løkke, C.S. Ulrik, R. Dahl, L. Plauborg, J. Dollerup, L.C. Kristiansen, et al.
Detection of previously undiagnosed cases of COPD in a high-risk population identified in general practice.
[51]
C.S. Ulrik, A. Løkke, R. Dahl, J. Dollerup, G. Hansen, P.H. Cording, et al.
Early detection of COPD in general practice.
Int J Chron Obstruct Pulmon Dis., 6 (2011), pp. 123-127
[52]
J. Vandevoorde, S. Verbanck, L. Gijssels, D. Schuermans, D. Devroey, J. de Backer, et al.
Early detection of COPD: A case finding study in general practice.
Respir Med., 101 (2007), pp. 525-530
[53]
J. Buffels, J. Degryse, J. Heyrman, M. Decramer.
Office spirometry significantly improves early detection of COPD in general practice: The DIDASCO Study.
Chest., 125 (2004), pp. 1394-1399
[54]
R.H. Sansores, A. Ramírez-Venegas, R. Hernández-Zenteno, M.E. Mayar-Maya, O.G. Pérez-Bautista, M. Velázquez Uncal.
Prevalence and diagnosis of chronic obstructive pulmonary disease among smokers at risk. A comparative study of case-finding vs. screening strategies.
Respir Med., 107 (2013), pp. 580-586
[55]
K. Hill, R.S. Goldstein, G.H. Guyatt, M. Blouin, W.C. Tan, L.L. Davis, et al.
Prevalence and underdiagnosis of chronic obstructive pulmonary disease among patients at risk in primary care.
CMAJ., 182 (2010), pp. 673-678
[56]
T. Takahashi, M. Ichinose, H. Inoue, K. Shirato, T. Hattori, T. Takishima.
Underdiagnosis and undertreatment of COPD in primary care settings.
Respirology., 8 (2003), pp. 504-508
[57]
L. Schirnhofer, B. Lamprecht, N. Firlei, B. Kaiser, S. Buist a, R.J. Halbert, et al.
Using targeted spirometry to reduce non-diagnosed chronic obstructive pulmonary disease.
Respiration., 81 (2011), pp. 476-482
[58]
D.G. Tinkelman, D. Price, R.J. Nordyke, R.J. Halbert.
COPD screening efforts in primary care: What is the yield?.
Prim Care Respir J, 16 (2007), pp. 41-48
[59]
V. Konstantikaki, K. Kostikas, M. Minas, G. Batavanis, Z. Daniil, K.I. Gourgoulianis, et al.
Comparison of a network of primary care physicians and an open spirometry programme for COPD diagnosis.
Respir Med., 105 (2011), pp. 274-281
[60]
J. Cui, Y. Zhou, J. Tian, X. Wang, J. Zheng, N. Zhong, et al.
A discriminant function model as an alternative method to spirometry for COPD screening in primary care settings in China.
J Thorac Dis., 4 (2012), pp. 594-600
[61]
H. Kögler, N. Metzdorf, T. Glaab, T. Welte.
Preselection of patients at risk for COPD by two simple screening questions.
Respir Med., 104 (2010), pp. 1012-1019
[62]
B.R. Celli, C.G. Cote, J.M. Marin, C. Casanova, M. Montes de Oca, R.A. Mendez, et al.
The body-mass index, airflow obstruction, dyspnea, and exercise capacity index in chronic obstructive pulmonary disease.
N Engl J Med., 350 (2004), pp. 1005-1012
[63]
K. Nishimura, T. Izumi, M. Tsukino, T. Oga.
Dyspnea is a better predictor of 5-year survival than airway obstruction in patients with COPD.
Chest., 121 (2002), pp. 1434-1440
[64]
M.A. Puhan, J. Garcia-Aymerich, M. Frey, G. terRiet, J.M. Antó, A.G. Agustí, et al.
Expansion of the prognostic assessment of patients with chronic obstructive pulmonary disease: The updated BODE index and the ADO index.
Lancet., 374 (2009), pp. 704-711
[65]
T. Oga, K. Nishimura, M. Tsukino, S. Sato, T. Hajiro.
Analysis of the factors related to mortality in chronic obstructive pulmonary disease: Role of exercise capacity and health status.
Am J Respir Crit Care Med., 167 (2003), pp. 544-549
[66]
C. Landbo, E. Prescott, P. Lange, J. Vestbo, T.P. Almdal.
Prognostic value of nutritional status in chronic obstructive pulmonary disease.
Am J Respir Crit Care Med., 160 (1999), pp. 1856-1861
[67]
V.S. Fan, J.R. Curtis, S-P. Tu, M.B. McDonell, S.D. Fihn.
Using quality of life to predict hospitalization and mortality in patients with obstructive lung diseases.
Chest., 122 (2002), pp. 429-436
[68]
D.M. Mannino, M.M. Reichert, K.J. Davis.
Lung function decline and outcomes in an adult population.
Am J Respir Crit Care Med., 173 (2006), pp. 985-990
[69]
W.D. Van Dijk, L. van den Bemt, S. van den Haak-Rongen, E. Bischoff, C. van Weel, J.C. Veen, et al.
Multidimensional prognostic indices for use in COPD patient care. A systematic review.
Respir Res, 12 (2011), pp. 151
[70]
M.A. Puhan, N.N. Hansel, P. Sobradillo, P. Enright, P. Lange, D. Hickson, et al.
Large-scale international validation of the ADO index in subjects with COPD: An individual subject data analysis of 10 cohorts.
[71]
C. Esteban, J.M. Quintana, M. Aburto, J. Moraza, A. Capelastegui.
A simple score for assessing stable chronic obstructive pulmonary disease.
QJM., 99 (2006), pp. 751-759
[72]
S.S. Kostianev, V.A. Hodgev, D.H. Iluchev.
Multidimensional system for assessment of COPD patients. Comparison with BODE index.
Folia Med (Plovdiv)., 50 (2008), pp. 29-38
[73]
N. Mehrotra, A.X. Freire, D.C. Bauer, T.B. Harris, A.B. Newman, S.B. Kritchevsky, et al.
Predictors of mortality in elderly subjects with obstructive airway disease: The PILE score.
Ann Epidemiol., 20 (2010), pp. 223-232
[74]
J.J. Soler-Cataluña, M.A. Martínez-García, L.S. Sánchez, M.P. Tordera, P.R. Sánchez.
Severe exacerbations and BODE index: Two independent risk factors for death in male COPD patients.
Respir Med., 103 (2009), pp. 692-699
[75]
J. Sundh, C. Janson, K. Lisspers, B. Ställberg, S. Montgomery.
The Dyspnoea, Obstruction, Smoking, Exacerbation (DOSE) index is predictive of mortality in COPD.
Prim Care Respir J., 21 (2012), pp. 295-301
[76]
T. Oga, M. Tsukino, T. Hajiro, A. Ikeda, K. Nishimura.
Predictive properties of different multidimensional staging systems in patients with chronic obstructive pulmonary disease.
Int J Chron Obstruct Pulmon Dis., 6 (2011), pp. 521-526
[77]
J.E. Williams, R.H. Green, V. Warrington, M.C. Steiner, M.D. Morgan, S.J. Singh.
Development of the i-BODE: Validation of the incremental shuttle walking test within the BODE index.
Respir Med., 106 (2012), pp. 390-396
[78]
C. Esteban, I. Arostegui, J. Moraza, M. Aburto, J.M. Quintana, J. Pérez-Izquierdo, et al.
Development of a decision tree to assess the severity and prognosis of stable COPD.
Eur Respir J., 38 (2011), pp. 1294-1300
[79]
J.M. Marin, I. Alfageme, P. Almagro, C. Casanova, C. Esteban, J.J. Soler-Cataluña, et al.
Multicomponent indices to predict survival in COPD: The COCOMICS study.
Eur Respir J., 42 (2013), pp. 323-332
[80]
J. Chong, C. Karner, P. Poole.
Tiotropium versus long-acting beta-agonists for stable chronic obstructive pulmonary disease.
Cochrane Database Syst Rev., (2012),
[81]
G.J. Rodrigo, H. Neffen.
Comparison of indacaterol with tiotropium or twice-daily long-acting β-agonists for stable COPD: A systematic review.
Chest., 142 (2012), pp. 1104-1110
[82]
M.L. Decramer, K.R. Chapman, R. Dahl, P. Frith, G. Devouassoux, C. Fritscher, et al.
Once-daily indacaterol versus tiotropium for patients with severe chronic obstructive pulmonary disease (INVIGORATE): A randomised, blinded, parallel-group study.
Lancet Respir Med., 1 (2013), pp. 524-533
[83]
Y-H. Dong, H-H. Lin, W-Y. Shau, Y-C. Wu, C-H. Chang, M-S. Lai.
Comparative safety of inhaled medications in patients with chronic obstructive pulmonary disease: Systematic review and mixed treatment comparison meta-analysis of randomised controlled trials.
[84]
R.A. Wise, A. Anzueto, D. Cotton, R. Dahl, T. Devins, B. Disse, et al.
Tiotropium Respimat inhaler and the risk of death in COPD.
N Engl J Med., 369 (2013), pp. 1491-1501
[85]
C. Karner, C.J. Cates.
Long-acting beta 2-agonist in addition to tiotropium versus either tiotropium or long-acting beta 2-agonist alone for chronic obstructive pulmonary disease.
Cochrane Database Syst Rev., (2012),
[86]
G.J. Rodrigo, V. Plaza, J.a. Castro-Rodríguez.
Comparison of three combined pharmacological approaches with tiotropium monotherapy in stable moderate to severe COPD: A systematic review.
Pulm Pharmacol Ther., 25 (2012), pp. 40-47
[87]
J. Wang, D. Jin, P. Zuo, T. Wang, Y. Xu, W. Xiong.
Comparison of tiotropium plus formoterol to tiotropium alone in stable chronic obstructive pulmonary disease: A meta-analysis.
Respirology., 16 (2011), pp. 350-358
[88]
D.A. Mahler, A. d’Urzo, E.D. Bateman, S.A. Ozkan, T. White, C. Peckitt, et al.
Concurrent use of indacaterol plus tiotropium in patients with COPD provides superior bronchodilation compared with tiotropium alone: A randomised, double-blind comparison.
[89]
J.A. Wedzicha, M. Decramer, J.H. Ficker, D.E. Niewoehner, T. Sandström, A.F. Taylor, et al.
Analysis of chronic obstructive pulmonary disease exacerbations with the dual bronchodilator QVA149 compared with glycopyrronium and tiotropium (SPARK): A randomised, double-blind, parallel-group study.
Lancet Respir Med., 1 (2013), pp. 199-209
[90]
E.D. Bateman, G.T. Ferguson, N. Barnes, N. Gallagher, Y. Green, M. Henley, et al.
Dual bronchodilation with QVA149 versus single bronchodilator therapy: The SHINE study.
Eur Respir J., 42 (2013), pp. 1484-1494
[91]
A. Agusti, J. Vestbo.
Current controversies and future perspectives in chronic obstructive pulmonary disease.
Am J Respir Crit Care Med., 184 (2011), pp. 507-513
[92]
D.P. Tashkin, B. Celli, S. Senn, D. Burkhart, S. Kesten, S. Menjoge, et al.
A 4-year trial of tiotropium in chronic obstructive pulmonary disease.
N Engl J Med., 359 (2008), pp. 1543-1554
[93]
P.M. Calverley, J.A. Anderson, B. Celli, G.T. Ferguson, C. Jenkins, P.W. Jones, et al.
Salmeterol and fluticasone propionate and survival in chronic obstructive pulmonary disease.
N Engl J Med., 356 (2007), pp. 775-789
[94]
E.J. Welsh, C.J. Cates, P. Poole.
Combination inhaled steroid and long-acting beta2-agonist versus tiotropium for chronic obstructive pulmonary disease.
Cochrane Database Syst Rev., 5 (2013),
[95]
J.A. Wedzicha, P.M.A. Calverley, T.A. Seemungal, G. Hagan, Z. Ansari, R.A. Stockley.
The prevention of chronic obstructive pulmonary disease exacerbations by salmeterol/fluticasone propionate or tiotropium bromide.
Am J Respir Crit Care Med., 177 (2008), pp. 19-26
[96]
C. Karner, C.J. Cates.
The effect of adding inhaled corticosteroids to tiotropium and long-acting beta 2-agonists for chronic obstructive pulmonary disease.
Cochrane Database Syst Rev., (2011),
[97]
C. Karner, C.J. Cates.
Combination inhaled steroid and long-acting beta 2-agonist in addition to tiotropium versus tiotropium or combination alone for chronic obstructive pulmonary disease.
Cochrane Database Syst Rev., (2011),
[98]
M. Cazzola, F. Andò, P. Santus, P. Ruggeri, F. Di Marco, A. Sanduzzi, et al.
A pilot study to assess the effects of combining fluticasone propionate/salmeterol and tiotropium on the airflow obstruction of patients with severe-to-very severe COPD.
Pulm Pharmacol Ther., 20 (2007), pp. 556-561
[99]
K.S. Jung, H.Y. Park, S.Y. Park, S.K. Kim, Y-K. Kim, J-J. Shim, et al.
Comparison of tiotropium plus fluticasone propionate/salmeterol with tiotropium in COPD: A randomized controlled study.
Respir Med., 106 (2012), pp. 382-389
[100]
S. Sehatzadeh.
Influenza and pneumococcal vaccinations for patients with chronic obstructive pulmonary disease (COPD): An evidence-based review.
Ont Health Technol Assess Ser., 12 (2012), pp. 1-64
[101]
P.J. Poole, E. Chacko, R.W.B. Wood-Baker, C.J. Cates.
Influenza vaccine for patients with chronic obstructive pulmonary disease.
Cochrane Database Syst Rev., (2006),
[102]
J.A. Walters, S. Smith, P. Poole, R.H. Granger, R. Wood-Baker.
Injectable vaccines for preventing pneumococcal infection in patients with chronic obstructive pulmonary disease.
Cochrane Database Syst Rev., (2010),
[103]
I. Alfageme, R. Vazquez, N. Reyes, J. Muñoz, A. Fernández, M. Hernandez, et al.
Clinical efficacy of anti-pneumococcal vaccination in patients with COPD.
Thorax., 61 (2006), pp. 189-195
[104]
M. Cazzola, S. Anapurapu, C.P. Page.
Polyvalent mechanical bacterial lysate for the prevention of recurrent respiratory infections: A meta-analysis.
Pulm Pharmacol Ther., 25 (2012), pp. 62-68
[105]
C. Steurer-Stey, L.M. Bachmann, J. Steurer, M.R. Tramèr.
Oral purified bacterial extracts in chronic bronchitis and COPD: Systematic review.
Chest., 126 (2004), pp. 1645-1655
[106]
T. Staykova, P.N. Black, E.E. Chacko, P. Poole.
Prophylactic antibiotic therapy for chronic bronchitis.
Cochrane Database Syst Rev., (2013),
[107]
G-Y. Yao, Y-L. Ma, M-Q. Zhang, Z-C. Gao.
Macrolide therapy decreases chronic obstructive pulmonary disease exacerbation: A meta-analysis.
Respiration., 86 (2013), pp. 254-260
[108]
E. Donath, A. Chaudhry, L.F. Hernandez-Aya, L. Lit.
A meta-analysis on the prophylactic use of macrolide antibiotics for the prevention of disease exacerbations in patients with chronic obstructive pulmonary disease.
Respir Med., 107 (2013), pp. 1385-1392
[109]
T.A. Seemungal, T.M. Wilkinson, J.R. Hurst, W.R. Perera, R.J. Sapsford, J.A. Wedzicha.
Long-term erythromycin therapy is associated with decreased chronic obstructive pulmonary disease exacerbations.
Am J Respir Crit Care Med., 178 (2008), pp. 1139-1147
[110]
R.K. Albert, J. Connett, W.C. Bailey, R. Casaburi, J.A.D. Cooper, G.J. Criner, et al.
Azithromycin for prevention of exacerbations of COPD.
N Engl J Med., 365 (2011), pp. 689-698
[111]
S. Sethi, P.W. Jones, M.S. Theron, M. Miravitlles, E. Rubinstein, J.A. Wedzicha, et al.
Pulsed moxifloxacin for the prevention of exacerbations of chronic obstructive pulmonary disease: a randomized controlled trial.
Respir Res., 11 (2010), pp. 10
[112]
D.J. Vollenweider, H. Jarrett, C.A. Steurer-Stey, J. Garcia-Aymerich, M.A. Puhan.
Antibiotics for exacerbations of chronic obstructive pulmonary disease.
Cochrane Database Syst Rev., (2012),
[113]
M. Miravitlles, A. Moragas, S. Hernández, C. Bayona, C. Llor.
Is it possible to identify exacerbations of mild to moderate COPD that do not require antibiotic treatment?.
Chest, 144 (2013), pp. 1571-1577
[114]
J.M. Singh, V.A. Palda, M.B. Stanbrook, K.R. Chapman.
Corticosteroid therapy for patients with acute exacerbations of chronic obstructive pulmonary disease: a systematic review.
Arch Intern Med., 162 (2002), pp. 2527-2536
[115]
J. Walters, W. Wang, C. Morley, A. Soltani.
Different durations of corticosteroid therapy for exacerbations of chronic obstructive pulmonary disease.
Cochrane Database Syst Rev., (2012),
[116]
Y.P. De Jong, S.M. Uil, H.P. Grotjohan, D.S. Postma, H.a.M. Kerstjens, J.W.K. van den Berg.
Oral or IV prednisolone in the treatment of COPD exacerbations: a randomized, controlled, double-blind study.
Chest., 132 (2007), pp. 1741-1747
[117]
J.D. Leuppi, P. Schuetz, R. Bingisser, M. Bodmer, M. Briel, T. Drescher, et al.
Short-term vs conventional glucocorticoid therapy in acute exacerbations of chronic obstructive pulmonary disease: The REDUCE randomized clinical trial.
JAMA., 309 (2013), pp. 2223-2231
[118]
J. Walters, P.G. Gibson, M. Hannay, E. Walters.
Systemic corticosteroids for acute exacerbations of chronic obstructive pulmonary disease.
Cochrane Database Syst Rev., (2009),
[119]
D.E. Niewoehner, M.L. Erbland, R.H. Deupree, D. Collins, N.J. Gross, R.W. Light, et al.
Effect of systemic glucocorticoids on exacerbations of chronic obstructive pulmonary disease. Department of Veterans Affairs Cooperative Study Group.
N Engl J Med., 340 (1999), pp. 1941-1947
Copyright © 2014. SEPAR
Idiomas
Archivos de Bronconeumología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
Material suplementario
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.