Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 50. Núm. 10.
Páginas 458 (Octubre 2014)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 50. Núm. 10.
Páginas 458 (Octubre 2014)
Carta al Director
DOI: 10.1016/j.arbres.2013.10.008
Acceso a texto completo
Autocitación: ¿debemos penalizarla?
Self-citation: Should it be penalized?
Visitas
3576
José Ignacio de Granda-Orivea,
Autor para correspondencia
igo01m@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Adolfo Alonso-Arroyob, Rafael Aleixandre-Benaventc
a Servicio de Neumología, Hospital Universitario 12 de Octubre, Madrid, España
b Departamento de Historia de la Ciencia y Documentación, Facultad de Medicina y Odontología, Universidad de Valencia, Valencia, España
c Unidad de Información e Investigación Social y Sanitaria (UISYS), CSIC-Universidad de Valencia, Facultad de Medicina, Valencia, España
Este artículo ha recibido
3576
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Director:

La revista Archivos de Bronconeumología ha sido de nuevo listada en el Journal Citation Report de este año1. Recupera, por ello, su factor de impacto (FI) con un 20% de autocitas. La citación de artículos para documentar un trabajo es una práctica común y necesaria2. La inclusión de citas pertinentes y oportunas permite al autor situar su trabajo en un contexto universal y actual del conocimiento en el tema concreto del artículo. Ahora bien, no es aceptable, ni desde el punto de vista de contribución al conocimiento, ni desde la ética de las publicaciones, que un artículo se base principalmente en autocitas. Existen muchos argumentos a favor y en contra de la autocitación3. El problema surge cuando intentamos atribuir valor a las citas, agravado desde que estas se han convertido en la vara con que la ciencia mide y evalúa el trabajo de los científicos. En este contexto, como es lógico, las autocitas no poseen el mismo valor que las citas externas (citas que otros autores hacen a nuestro trabajo)3. Dentro de las autocitas hay que distinguir entre la autocitación que es favorecida por las revistas (editoriales) y la que originan los autores y coautores sobre sus propios trabajos previos.

Desde el punto de vista editorial, los intentos de forzar a los autores a incrementar el número de autocitas de la revista en cuestión (Coercive Journal Self Citation) en sus manuscritos no están bien vistos, a pesar de esto, algunas revistas aún recurren a esta práctica existiendo numerosos ejemplos, no solamente por solicitud directa al autor, sino coaligándose con otras revistas para que estas se citen entre sí4. Disponemos ya de medidas de repercusión que excluyen las autocitas: 2YIF (FI calculado a 2 años), el Eigenfactor Score, el Article Influence Score5 y el Crown Indicator6, pudiendo ser excluidas también del 5YIF (FI calculado a 5 años). Estas son, quizás, las herramientas que se deberían utilizar para medir la repercusión. En cuanto a las autocitas de los autores en sí no son ni buenas ni malas. Es conocido que el pico de autocitas tras una publicación ocurre pronto (en los primeros años, mayor el de los autores frente a los coautores), mientras que las citas externas son posteriores. Los documentos con mayor número de citas y mayor FI tienden a presentar un menor número de autocitas, y no parece que la autocitación contribuya de forma decisiva a conseguir un más alto FI7. La colaboración entre autores (nacional e internacional) de artículos produce un potente efecto sobre las citaciones externas que aumentan, pero este efecto es moderado en la autocitación7. Fowler y Aksnes8 encontraron que una mayor autocitación conseguía en el tiempo un mayor porcentaje de citas externas; cada autocita extra en el siguiente año generaba una cita externa adicional, 3 a los 4 años y 4 a los 10 años. Por ello, concluyen, que no solo habría que eliminar las autocitas de la cuenta para calcular la repercusión sino, además, penalizarlas.

Es indiscutible que las autocitas solicitadas por las editoriales deberían seguir siendo penalizadas, ya que están condicionadas por intereses ajenos a la comunicación científica y así se evitarían conductas impropias. En cuanto a las autocitas de autor/coautor, estas creemos deberían ser excluidas de las cuentas para calcular el FI, utilizando índices ajustados en el cálculo de la repercusión.

Bibliografía
[1]
E. Barreiro, V. Bustamante, J.L. López-Campos, X. Muñoz.
Archivos de Bronconeumología recupera el factor de impacto.
Arch Bronconeumol, 49 (2013), pp. 317-318
[2]
Glänzel W, Debackere K, Thijs B, Schubert A. A concise review on the role of author self-citations in information science, bibliometrics and science policy [consultado 27 Sep 2013]. Disponible en: http://www.cais-acsi.ca/proceedings/2005/glanzel_2_2005.pdf
[3]
EC3 Noticias. Entorno a las autocitas [consultado 28 Sep 2013]. Disponible en: http://ec3noticias.blogspot.com.es/2006/05/en-torno-las-autocitas_12.html
[4]
Nature News Blog. Record number of journals banned for boosting impact factor with self-citations [consultado 10 Ago 2013]. Disponible en: http://blogs.nature.com/news/2012/06/record-number-of-journals-banned-for-boosting-impact-factor-with-self-citations.html
[5]
Chun CL, Mc Aleer M, Oxley L. Coercive Journal self citations, impact factor, Journal influence and article influence [consultado 10 Ago 2013]. Disponible en: http://repub.eur.nl/res/pub/39190/2013-040.pdf
[6]
El blog de Ciril Rozman. Índice de citaciones, un parámetro bibliométrico importante [consultado 28 Sep 2013]. Disponible en: http://blogderozman.wordpress.com/2010/10/26/indice-de-citaciones-un-parametro-bibliometrico-importante/
[7]
R. Costas, T.D. van Leeuwen, M. Bordons.
Self-citations at the meso and individual levels: Effects of different calculation methods.
Scientometrics, 82 (2010), pp. 517-537
[8]
J.H. Fowler, D.W. Aksnes.
Does self - citation pay?.
Scientometrics, 72 (2007), pp. 427-437
Copyright © 2013. SEPAR
Idiomas
Archivos de Bronconeumología

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.