Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 53. Núm. 11.Noviembre 2017
Páginas 603-658
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 53. Núm. 11.Noviembre 2017
Páginas 603-658
Carta científica
DOI: 10.1016/j.arbres.2017.03.015
Percepciones y uso del cigarrillo electrónico en estudiantes universitarios
Perceptions and use of the e-cigarette among university students
Visitas
488
Eden Rodriguez
Autor para correspondencia
erm789@inlumine.ual.es

Autor para correspondencia.
, Tesifón Parrón, Raquel Alarcón
Áreas Médicas, Facultad de Ciencias de la Salud, Universidad de Almería, Almería, España
Este artículo ha recibido
488
Visitas
Información del artículo
Texto Completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (2)
Tabla 1. Características sociodemográficas, percepciones sobre el cigarrillo electrónico y su uso
Tabla 2. Modelo de regresión logística de los factores relacionados con el uso del cigarrillo electrónico*
Mostrar másMostrar menos
Estimado Director:
Texto Completo

El uso del cigarrillo electrónico ha constituido un motivo de discusión y a la vez de preocupación a nivel de salud pública con relación a sus efectos a largo plazo sobre el control del tabaquismo1. La prevalencia del uso de este dispositivo es variable en los distintos países de Europa2. Sin embargo; se ha reportado que el uso de este dispositivo es más frecuente en el grupo comprendido entre 15 y 24 años3; y que el ser estudiante está asociado al uso del cigarrillo electrónico4. Por otro lado; en el ámbito nacional se sabe poco acerca del consumo y las percepciones que tienen los jóvenes españoles sobre el uso de este dispositivo. En este contexto se ha realizado el presente estudio; cuyo objetivo fue conocer las percepciones que tienen los universitarios sobre el cigarrillo electrónico y el nivel de uso de estos dispositivos por los estudiantes.

El estudio fue de tipo transversal, cuya población de referencia estuvo formada por los estudiantes de grado matriculados en el curso académico 2015-2016 de la Universidad de Almería y el tamaño muestral calculado fue de 373 estudiantes. Los datos se recogieron mediante un cuestionario autoadministrado de tipo online, que constaba de un total de 14 ítems y recogía información sobre variables sociodemográficas, hábito tabáquico, actividad física, conocimiento, uso y percepciones del cigarrillo electrónico. Para la realización del estudio se envió una invitación con el enlace del cuestionario a los correos electrónicos de los 10.897 estudiantes de grado matriculados. Contestaron el cuestionario 771 estudiantes; de los cuales 745 estaban adecuadamente cumplimentados.

La edad media de los participantes fue de 21,9±3,9 años; el 31,9% eran fumadores, el 60,9% eran no fumadores y el 7,1%, exfumadores. El 22,6% de los participantes ha usado alguna vez el cigarrillo electrónico, y el 1,7% lo usa diariamente (tabla 1). En el análisis de regresión logística se encontró que los fumadores (OR=9,41) y exfumadores (OR=3,82) tenían mayor probabilidad que los no fumadores para usar el dispositivo (tabla 2).

Tabla 1.

Características sociodemográficas, percepciones sobre el cigarrillo electrónico y su uso

  Uso del cigarrillo electrónico   
  No (577)    Sí (168)    Valor de p 
  N.°  Porcentaje  N.°  Porcentaje   
Edad (media±DE)  21,8±4,0    22,3±3,8    0,06* 
Sexo          0,07** 
Varón  241  74,4  83  25,6   
Mujer  336  79,8  85  20,2   
Facultad          0,02** 
Ingeniería  93  78,8  25  21,2   
Educación  115  83,9  22  16,1   
Ciencias de la salud  58  72,5  22  27,5   
Ciencias económicas  100  82  22  18   
Ciencias experimentales  42  72,4  16  27,6   
Derecho  48  67,6  23  32,4   
Humanidades  49  80,3  12  19,7   
Psicología  56  80  14  20   
Trabajo social  16  57,1  12  42,9   
Grado          0,35** 
Primero  168  75,3  55  24,7   
Segundo  132  75,4  43  24,6   
Tercero  106  76,8  32  23,2   
Cuarto  171  81,8  38  18,2   
Hábito tabáquico          <0,01** 
Fumador  125  52,5  113  47,5   
Exfumador  38  71,7  15  28,3   
No fumador  414  91,2  40  8,8   
Actividad física          0,16** 
No  196  74,5  67  25,5   
Sí,<3 veces/sem  187  76,6  57  23,4   
Sí, ≥3 veces/sem  194  81,5  44  18,5   
Religión          0,11** 
Cristiano  286  79,9  72  20,1   
Musulmán  88,9  11,1   
Ateo/agnóstico  259  74,9  87  25,1   
Otras  24  75  25   
Percepción de nocividad          0,61** 
Es menos nocivo  283  77,7  81  22,3   
Es igual de nocivo  169  78,6  46  21,4   
Es más nocivo  34  63  20  37   
No es nocivo  20  83,3  16,7   
No lo sé  71  80,7  17  19,3   
Percepción de eficacia para dejar de fumar          <0,01** 
No es eficaz  338  76,1  106  23,9   
Sí es eficaz  132  72,9  49  27,1   
No lo sé  107  89,2  13  10,8   
Percepción del potencial adictivo          <0,01** 
Es menos adictivo  190  72  74  28   
Es igual de adictivo  289  82,3  62  17,7   
Es más adictivo  18  47,4  20  52,6   
No lo sé  80  87  12  13   
Frecuencia de uso del cigarrillo electrónico; n=745           
Uso diario  13  1,7       
Uso ocasional  0,8       
Usado para probar  149  20       
No ha usado  577  77,4       
Razón más importante para comenzar a usar el cigarrillo electrónico; n=168           
Para dejar de fumar  27  16,1       
Para disminuir el consumo de tabaco  20  11,9       
Por curiosidad  111  66,1       
Por recomendación de amigos  2,4       
Porque puede usarse en lugares donde está prohibido el cigarrillo convencional  3,6       
*

Valor de p obtenido por la U de Mann-Whitney.

**

Valor de p obtenido por Chi-cuadrado.

Tabla 2.

Modelo de regresión logística de los factores relacionados con el uso del cigarrillo electrónico*

Factores  OR  IC 95%  Valor de p 
Hábito tabáquico
No fumador  Ref.     
Exfumador  3,82  1,72-8,46  <0,05 
Fumador  9,41  5,82-15,23  <0,05 
Sexo
Varón  Ref.     
Mujer  0,60  0,37-0,95  <0,05 
Percepción de adicción       
Menos adictivo  Ref.     
Igual de adictivo  0,47  0,29-0,76  <0,05 
Más adictivo  2,26  0,96-5,29  >0,05 

Variables independientes especificadas en el modelo: edad, sexo (1: varón; 2: mujer); religión (1: cristiano; 2: musulmán; 3: ateo/agnóstico; 4: otras); hábito tabáquico (0: no fumador; 1: exfumador; 2: fumador); actividad física (0: no; 1: sí); percepción de efectos nocivos (0: no es nocivo; 1: es menos nocivo; 2: igual de nocivo; 3: es más nocivo); percepción de eficacia para dejar de fumar (0: no; 1: sí); percepción de adicción (0: menos adictivo; 1: igual de adictivo; 2: más adictivo).

*

Prueba de Hosmer y Lemeshow (sig. 0,998).

En nuestro estudio, la mayor parte de los participantes (59,6%), pensaba que el cigarrillo electrónico no es eficaz como ayuda para dejar de fumar. El predominio de esta opinión coincide con lo reportado por Valero-Juan y Suárez del Arco5; y difiere con el estudio de Choi y Forster6, donde un importante porcentaje (44,5%) pensaba que el dispositivo sí puede ayudar a dejar de fumar. Por otro lado; la publicidad del producto, que entre sus diversos mensajes ha sugerido su uso para dejar de fumar7, ha sido regulada en España desde el año 2014. Mediante dicha normativa de regulación se prohíbe atribuir al dispositivo una eficacia no reconocida por un organismo competente8. El alto porcentaje de percepción de no eficacia del cigarrillo electrónico, obtenido en nuestro estudio, posiblemente esté relacionado con la regulación de la publicidad de estos dispositivos.

Nuestro estudio muestra también, que el mayor porcentaje de alumnos (47,1%) piensa que el cigarrillo electrónico es igual de adictivo que el cigarrillo convencional. El predominio de esta opinión puede deberse, entre otros factores, a algunas características del cigarrillo electrónico como su capacidad para poder liberar nicotina, su apariencia y uso similar al cigarrillo convencional. En relación con la percepción de nocividad, la mayor parte de estudiantes (48,9%) respondió que el cigarrillo electrónico es menos nocivo que el cigarrillo convencional; coincidiendo el predominio de esta percepción con lo reportado por Choi y Forster6.

Por otro lado; en relación con la razón para iniciar el uso del dispositivo, la mayoría (66,1%) indicó que fue por curiosidad. Esto puede deberse a que la mercadotecnia de las empresas que fabrican estos dispositivos puede provocar que dichos productos resulten atractivos para los jóvenes9. Otro factor que puede influir es que, para algunos jóvenes puede representar un símbolo de sofisticación o modernidad9. Estos factores podrían inducir a la curiosidad por usar dicho dispositivo o por experimentar la sensación que produce este producto. En el estudio de Biener et al.10, también se reportó que la razón más frecuente en los participantes para probar los dispositivos fue la curiosidad; mientras que en el estudio de Tavolacci et al.11 el motivo más frecuente fue para dejar el consumo de tabaco.

En los participantes que han usado el cigarrillo electrónico existe un claro predominio de fumadores (67,3%). Esto indica la presencia de usuarios duales, es decir de estudiantes que consumen el cigarrillo convencional y a la vez el cigarrillo electrónico12. En otros estudios también se reporta este predominio6,12,13. La relación significativa entre el consumo de tabaco y el uso del cigarrillo electrónico encontrado en nuestro estudio también es compatible con otros estudios realizados en estudiantes14,15. Por otro lado; la relación entre el uso del cigarrillo electrónico y el ser exfumador, puede deberse a que el dispositivo puede atraer el interés en este grupo de personas, y producir la reaparición de su hábito de consumo de tabaco6 llevándoles a usar el dispositivo para probarlo, o para usarlo de manera más frecuente.

El nivel de uso del cigarrillo electrónico encontrado en nuestro estudio es casi igual al reportado por Tabolacci et al.11, donde el 23% de los alumnos lo había usado; y algo superior al encontrado por Goniewicz y Zielinska-Danch14, que reportaron un 19%. En el estudio de Choi y Forster6, el nivel encontrado fue del 7%; mientras que en el estudio de Sutfin et al.13, menos del 5% lo había usado. El alto porcentaje obtenido en nuestro estudio, nos sugiere un creciente interés por el dispositivo en los estudiantes.

Finalmente, como conclusiones del estudio mencionamos que, la mayor parte de estudiantes piensa que el cigarrillo electrónico no es eficaz como ayuda para dejar de fumar y que es igual de adictivo que el cigarrillo convencional; la razón más frecuente para el uso del cigarrillo electrónico por los estudiantes es la curiosidad; y que el consumo de tabaco está relacionado con el uso de cigarrillo electrónico.

Bibliografía
[1]
Organización Mundial de la Salud. Conferencia de las Partes en el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco. Sistemas electrónicos de administración de nicotina. Informe de la OMS. Sexta reunión Moscú, 2014 [consultado 20 Ene 2017]. Disponible en: http://apps.who.int/gb/fctc/PDF/cop6/FCTC_COP6_10-sp.pdf
[2]
European Commission Attitudes of Europeans towars tobacco. Special Eurobarometer 385, 2012 [consultado 10 May 2016]. Disponible en: http://ec.europa.eu/health/tobacco/docs/eurobaro_attitudes_towards_tobacco_2012_en.pdf
[3]
C. Vardavas,F. Filippidis,I. Agaku
Determinants and prevalence of e-cigarette use throughout the European Union: A secondary analysis of 26 566 youth and adults from 27 countries
[4]
G.I. Ooms,J.R. Bosdriesz,F.R. Portrait,A.E. Kunst
Sociodemographic Differences in the Use of Electronic Nicotine Delivery Systems in the European Union
Nicotine Tob Res, 18 (2016), pp. 724-729 http://dx.doi.org/10.1093/ntr/ntv215
[5]
L. Valero-Juan,J. Suárez del Arco
Conocimientos, actitudes y percepciones de los estudiantes de medicina sobre el cigarrillo electrónico
Aten Primaria, 46 (2014), pp. 520-521 http://dx.doi.org/10.1016/j.aprim.2014.03.004
[6]
K. Choi,J. Forster
Characteristics Associated With Awareness, Perceptions, and Use of Electronic Nicotine Delivery Systems Among Young US Midwestern Adults
Am J Public Health, 103 (2013), pp. 556-561 http://dx.doi.org/10.2105/AJPH.2012.300947
[7]
R.A. Grana,P.M. Ling
“Smoking revolution”: A content analysis of electronic cigarette retail websites
[8]
Boletín Oficial del Estado (28/3/2014). Modificación de la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco. BOE N.° 76; 27002-27004.
[9]
C. Carrasco
El vapeo que nos confunde: oportunidades y amenazas del cigarrillo electrónico
Revista Española de Drogodependencias, 40 (2015), pp. 62-74
[10]
L. Biener,E. Song,E. Sutfin,J. Spangler,M. Wolfson
Electronic Cigarette Trial and Use among Young Adults: Reasons for Trial and Cessation of Vaping
Int J Environ Res Public Health, 12 (2015), pp. 16019-16026 http://dx.doi.org/10.3390/ijerph121215039
[11]
M.P. Tavolacci,A. Vasiliu,L. Romo,G. Kotbagi,L. Kern,J. Ladner
Patterns of electronic cigarette use in current and ever users among college students in France: A cross-sectional study
[12]
J. Martínez-Sánchez,M. Ballbè,M. Marcela,J. Martín-Sánchez,E. Saltó,M. Gottlieb
Electronic cigarette use among adult population: A cross-sectional study in Barcelona, Spain (2013-2014)
[13]
E.L. Sutfin,T.P. McCoy,H. Morrell,B. Hoeppner,M. Wolfson
Electronic cigarette use by college students
Drug Alcohol Depend, 131 (2013), pp. 214-221 http://dx.doi.org/10.1016/j.drugalcdep.2013.05.001
[14]
M.L. Goniewicz,W. Zielinska-Danch
Electronic cigarette use among teenagers and young adults in poland
Pediatrics, 130 (2012), pp. e879-e885 http://dx.doi.org/10.1542/peds.2011-3448
[15]
K. Babineau,K. Taylor,L. Clancy
Electronic cigarette use among irish youth: A cross sectional study of prevalence and associated factors
PLoS One, 5 (2015), pp. e0126419
Copyright © 2017. SEPAR
Idiomas
Archivos de Bronconeumología

Suscríbase al Newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?