Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 52. Núm. 1.Enero 2016
Páginas e1-e4Páginas 1-56
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
9745
Vol. 52. Núm. 1.Enero 2016
Páginas e1-e4Páginas 1-56
Artículo especial
DOI: 10.1016/j.arbres.2015.04.016
Documento de consenso sobre la prevención y el tratamiento de la tuberculosis en pacientes candidatos a tratamiento biológico
Consensus Document on Prevention and Treatment of Tuberculosis in Patients for Biological Treatment
Visitas
9745
Isabel Mir Viladricha,
Autor para correspondencia
imir@hsll.es

Autor para correspondencia.
, Esteban Daudén Tellob, Guillermo Solano-Lópezb, Francisco Javier López Longoc, Carlos Taxonera Samsod, Paquita Sánchez Martíneze, Xavier Martínez Lacasaf, Mercedes García Gasallag, Jordi Dorca Sargatalh, Miguel Arias-Guilléni, José Maria García Garcíaj
a Servicio de Neumología, Hospital Son Llàtzer, Palma de Mallorca, España
b Servicio de Dermatología, Hospital Universitario de la Princesa, Madrid, España
c Servicio de Reumatología, Hospital General Universitario Gregorio Marañón, Madrid, España
d Servicio Aparato Digestivo, Hospital Clínico San Carlos e Instituto de Investigación del Hospital Clínico San Carlos (IdISSC), Madrid, España
e Servicio de Enfermedades Infecciosas, Hospital del Mar, Barcelona, España
f Unidad control de Tuberculosis, Hospital Universitari Mútua de Terrassa, Terrassa, Barcelona, España
g Servicio de Medicina Interna, Unidad de Enfermedades Infecciosas, Hospital Son Llàtzer, Palma de Mallorca, España
h Servicio de Neumología, Hospital Universitario de Bellvitge, Hospitalet de Llobregat, Barcelona, España
i Servicio de Neumología, Hospital Universitario Central de Asturias-Instituto Nacional de Silicosis, Oviedo, Asturias, España
j Servicio de Neumología, Hospital San Agustín, Avilés, Asturias, España
Este artículo ha recibido
9745
Visitas
Información del artículo
Resumen
Texto Completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (5)
Tabla 1. Recomendaciones según las categorías de potencia y calidad científica9
Tabla 2. Resumen de las principales terapias biológicas comercializadas
Tabla 3. Resumen de las terapias biológicas en las enfermedades reumáticas
Tabla 4. Resumen de las terapias biológicas en las enfermedades intestinales
Tabla 5. Resumen de las terapias biológicas en enfermedades dermatológicas
Mostrar másMostrar menos
Resumen

El riesgo de enfermar de tuberculosis ha aumentado en los pacientes con enfermedades inflamatorias crónicas que reciben tratamiento inmunosupresor, en particular en aquellos tratados con terapia anti-TNF (del inglés tumor necrosis factor). En estos pacientes es obligatoria la detección de la infección tuberculosa latente y el tratamiento de dicha infección, dirigido a reducir el riesgo de progresión a enfermedad tuberculosa

Este documento de consenso resume la opinión de expertos y los conocimientos actuales sobre tratamientos biológicos, incluidos los bloqueantes del TNF. Se establecen recomendaciones para la utilización de las técnicas de liberación de interferón-gamma (IGRA) y la prueba de la tuberculina (PT) para el diagnóstico y el tratamiento de la infección tuberculosa latente.

Palabras clave:
Enfermedades inflamatorias crónicas
Infección tuberculosa latente
Terapias biológicas
Técnicas de liberación de interferón gamma
Abstract

Tuberculosis risk is increased in patients with chronic inflammatory diseases receiving any immunosuppressive treatment, notably tumor necrosis factor (TNF) antagonists therapy. Screening for the presence of latent infection with Mycobacterium tuberculosis and targeted preventive treatment to reduce the risk of progression to TB is mandatory in these patients.

This Consensus Document summarizes the current knowledge and expert opinion of biologic therapies including TNF-blocking treatments. It provides recommendations for the use of interferon-gamma release assays (IGRA) and tuberculin skin test (TST) for the diagnosis of latent tuberculosis infection in these patients, and for the type and duration of preventive therapy.

Keywords:
Chronic inflammatory diseases
Latent tuberculosis infection
Biologic therapies
Interferon-gamma release assays
Texto Completo
Introducción

El desarrollo de las terapias biológicas en esta última década ha supuesto un cambio definitivo en el tratamiento de las enfermedades inflamatorias crónicas, que comprenden la artritis reumatoide (AR), la espondilitis anquilosante (EA), la artritis idiopática juvenil (AIJ), la enfermedad de Crohn (EC), la colitis ulcerosa (CU), la psoriasis y la artritis psoriásica, entre otras. En 1998, la Administración de Medicamentos y Alimentos estadounidense (Food and Drug Administration [FDA])1 autorizó el uso del infliximab en los pacientes resistentes al tratamiento inmunomodulador convencional. Desde entonces se han comercializado más de 20 nuevos fármacos para el tratamiento de enfermedades inflamatorias mediadas inmunológicamente (EIMI) en las que el factor de necrosis tumoral (tumor necrosis factor [TNF]) y los receptores del TNF juegan un papel clave en la respuesta inmunitaria durante los procesos de inflamación aguda y crónica2.

La farmacovigilancia de los primeros agentes biológicos autorizados (infliximab y etanercept) puso rápidamente en relieve la aparición de casos de tuberculosis (TB) asociada3-5.

Varios estudios han demostrado que el diagnóstico de infección tuberculosa latente (ITL) en los pacientes y su tratamiento preventivo con isoniazida (INH) durante 9meses reduce la probabilidad de progresión a tuberculosis activa6,7. Sin embargo, dado que se siguen observando casos incluso después del tratamiento preventivo con INH, resulta necesario revisar los protocolos y buscar mejoras en la sensibilidad y especificidad de las pruebas de diagnóstico para mejorar el abordaje terapéutico en la población con EIMI8.

Justificación y objetivos del documento

Existe abundante y reciente información sobre las nuevas terapias biológicas en pacientes con EIMI, a lo que se suma la falta de unas guías consensuadas entre las diferentes sociedades científicas de nuestro país. Esta situación justifica la necesidad de un documento de consenso basado en la evidencia científica disponible y en el consenso de un grupo de expertos con el fin de actualizar la información existente y las recomendaciones anteriores. Uno de sus principales objetivos es facilitar el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes con ITL candidatos a terapias biológicas.

Metodología

En la redacción del documento han participado expertos designados por las diferentes sociedades científicas, los cuales se dedican particularmente y tienen experiencia en el estudio y control de pacientes candidatos a terapias biológicas. A partir de la información obtenida se han establecido recomendaciones basadas en la clasificación de la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas9 según la tabla 1.

Tabla 1.

Recomendaciones según las categorías de potencia y calidad científica9

Recomendaciones según categorías de potencia
Buena potencia. Apoya la recomendación 
Potencia moderada. Apoya la recomendación 
Escasa potencia que no permite apoyar ni rechazar la recomendación 
Recomendaciones según calidad científica
Grado I  Recomendación basada en al menos un ensayo clínico bien diseñado, controlado y aleatorizado 
Grado II  Recomendación basada en al menos un ensayo clínico bien diseñado, pero no aleatorizado, en estudios de cohortes, múltiples series o resultados muy evidentes de ensayos no controlados 
Grado III  Recomendación basada en la opinión de expertos en estudios descriptivos o en la experiencia clínica 
Tratamientos biológicos en las enfermedades reumatológicas: indicaciones actuales

Los tratamientos biológicos han supuesto una revolución en el tratamiento de las enfermedades inflamatorias sistémicas autoinmunes y en las espondiloartritis. Antes de su aparición, se disponía de antiinflamatorios no esteroideos (AINE), glucocorticoides y los denominados fármacos modificadores de enfermedad (FAME) que, en general, modificaban poco la evolución natural de la AR. Hoy en día se puede detener la progresión de la enfermedad y alcanzar la remisión completa en la mayoría de los pacientes. En las tablas 2 y 3 se resumen los principales fármacos utilizados en el tratamiento de las enfermedades reumatológicas y sus indicaciones actuales10-44.

Tabla 2.

Resumen de las principales terapias biológicas comercializadas

Principio activo/nombre comercial  Definición y mecanismos de acción  Fecha de autorización 
Infliximab (Remicade®Anticuerpo monoclonal IgG1 humano-murino quimérico anti-TNF alfa producido en células de hibridoma murino mediante tecnología de ácido desoxirribonucleico (ADN) recombinante. Actúa bloqueando el TNF soluble (TNFs) y el TNF transmembrana (TNFtm). Induce apoptosis en los monocitos periféricos y en células T de la lámina propia10  Agosto 1999 
Etanercept (Enbrel®Dímero construido por fusión del dominio extracelular soluble del receptor-2 de TNF tumoral humano y el dominio Fc de la inmunoglobulina (Ig) G1 humana mediante técnicas de ADN recombinante a partir de un cultivo de células de ovario de hámster chino (OHC). Actúa bloqueando el TNF soluble (TNFs) y con menor potencia biológica el TNF transmembrana (TNFtm)10  Febrero 2000 
Anakinra (Kineret®Antagonista del receptor humano para la IL-1 producido en células de Escherichia coli por tecnología de ADN recombinante. Bloquea la IL-1 e inhibe de forma competitiva su unión a su receptor IL-1R112  Marzo 2002 
Adalimumab (Humira®Anticuerpo monoclonal humano recombinante anti-TNF alfa expresado en células de OHC. Actúa bloqueando el TNF soluble (TNFs) y el TNF transmembrana (TNFtm). Induce apoptosis en los monocitos periféricos y en células T de la lámina propia10  Septiembre 2003 
Rituximab (Mabthera®Anticuerpo monoclonal quimérico murino/humano obtenido por ingeniería genética de células de OHC y formado por una Ig glucosilada con las regiones constantes de la IgG1 humana y las secuencias de la región variable de las cadenas ligeras y pesadas murinas. Actúa deplecionando la población de linfocitos CD-20 positivos por medio de apoptosis, citotoxicidad celular y activación del complemento  Junio 2006 
Abatacept (Orencia®Proteína de fusión IgG1-antígeno 4 asociado al linfocito T citotóxico (CTLA_4) que se obtiene mediante tecnología de ADN recombinante en células de OHC. Posee alta afinidad para CD80/86 que inhibe la unión del CD28 con CD80 bloqueando la coestimulación de linfocitos T13  Mayo 2007 
Tocilizumab (Roactemra®Anticuerpo monoclonal IgG1 recombinante humanizado anti receptor de IL-6 humana, producido en células de OHC mediante tecnología de ADN recombinante. Actúa bloqueando IL-6 con disminución de la respuesta inflamatoria11  Enero 2009 
Ustekinumab (Stelara®Anticuerpo monoclonal totalmente humano que se produce en una línea celular del mieloma de ratón utilizando tecnología del ADN recombinante. Inhibe tanto la activación Th1 por IL-12 como la Th17 por IL-2314  Enero 2009 
Golimumab (Simponi®Anticuerpo monoclonal IgG1κ humano producido en una línea celular de hibridoma murino mediante tecnología de ADN recombinante. Actúa bloqueando el TNF soluble (TNFs) y el TNF transmembrana (TNFtm)10  Octubre 2009 
Certolizumab pegol (Cimzia®Fragmento Fab’ de un anticuerpo humanizado recombinante contra el TNF alfa expresado en Escherichia coli y conjugado con polietilenglicol. Actúa bloqueando el TNF soluble (TNFs) y el TNF transmembrana (TNFtm)10  Octubre 2010 
Belimumab (Benlysta®Anticuerpo monoclonal humano de IgG1λ, producido a partir de una línea celular de mamíferos (NS0) mediante tecnología de ADN recombinante  Julio 2011 
Tabla 3.

Resumen de las terapias biológicas en las enfermedades reumáticas

Fármacos  Indicación/es principal/es  Observaciones  Otras indicaciones 
Infliximab (Remicade®Adultos con AR15,16, AP activa17,18, EA19  Con respuesta inadecuada a los FAME o en enfermedad grave y progresiva con metotrexato si no hay intolerancia  Se ha utilizado con éxito en uveítis, en enfermedad de Behçet20,21 
Etanercept (Enbrel®Adultos con AR22, AIJ23, AP24 activas moderadas o graves. En niños >2años con AIJ poliarticular u oligoarticular, AP juvenil25, EA26  Con respuesta inadecuada a los FAME o en enfermedad grave y progresiva   
Anakinra (Kineret®Adultos con AR27  Poca utilidad por sus efectos adversos   
Adalimumab (Humira®En AR28,30, AIJ poliarticular30, AP activa moderado o grave31. EA o espondiloartritis indiferenciadas activas graves32  En combinación con metotrexato y con respuesta inadecuada a los FAME o en enfermedad grave y progresiva   
Rituximab (Mabthera®Adultos con AR activa grave33  Con respuestas inadecuadas o intolerancias a los FAME o inhibidores de TNF. Los pacientes con factor reumatoide y/o anticuerpos antipéptido citrulinado cíclico positivos tienen mejor respuesta que los negativos. Los ciclos repetidos cada 6 meses mantienen la mejoría  En adultos con linfoma no-Hodgkin o leucemia linfática crónica y, fuera de indicación, en el tratamiento de PTI, otras trombopenias autoinmunes, vasculitis sistémicas, crioglobulinemias asociadas a VHC o VIH, LES, polimiositis y otras enfermedades inflamatorias sistémicas autoinmunes34,35 
Abatacept (Orencia®En AR y AIJ poliarticular en >6años con enfermedad activa moderada o grave  En combinación con metotrexato y con respuesta inadecuada a los FAME o a antagonistas de TNF alfa36,37   
Tocilizumab (Roactemra®En AR, AIJ sistémica con enfermedad activa moderada o grave en adultos38 y niños39  Con respuesta inadecuada a los FAME o a antagonistas de TNF alfa o en casos graves como tratamiento de primera línea después del metotrexato   
Golimumab (Simponi®En AR40, AP41 y EA42 progresivas y graves  Sin respuesta con AINE o FAME o directamente en casos de AR o AP progresivas graves   
Certolizumab pegol (Cimzia®En AR moderada o grave43  En combinación con metotrexato y con respuesta inadecuada a los FAME   
Belimumab (Benlysta®Como tratamiento adyuvante en adultos con LES activo, con autoanticuerpos positivos y un alto grado de actividad de la enfermedad (anti-ADN positivo y complemento bajo) a pesar del tratamiento estándar  Evaluado en estudios aleatorizados, doble ciego, controlados con placebo, aunque se excluyeron pacientes con nefritis lúpica activa grave o manifestaciones neuropsiquiátricas activas graves44   

AIJ: artritis idiopática juvenil; AP: artritis psoriásica; AR: artritis reumatoide; EA: espondilitis anquilosante; FAME: fármacos modificadores de la enfermedad; LES: lupus eritematoso sistémico.

Tratamientos biológicos en la enfermedad inflamatoria intestinal: indicaciones actuales

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) incluye 2 enfermedades, la CU y la EC, que se caracterizan por su carácter crónico y la alternancia de brotes entre periodos de remisión de duración variable.

El objetivo terapéutico incluye el control rápido de la actividad inflamatoria durante los brotes, con el fin de mejorar los síntomas y evitar complicaciones que condicionan daños estructurales en el aparato digestivo, con consecuencias incapacitantes permanentes. Una vez conseguida la remisión, el objetivo del tratamiento de mantenimiento es que la enfermedad permanezca inactiva y evitar la aparición de nuevos brotes.

Los principales tratamientos biológicos de la EII y sus indicaciones se resumen en la tabla 445-69.

Tabla 4.

Resumen de las terapias biológicas en las enfermedades intestinales

Fármacos biológicos  Indicaciones y observaciones
Infliximab (Remicade®EC activa de moderada a grave45  El beneficio se traduce en un ahorro de consumo de corticoides45,46, en la disminución en la tasa de hospitalizaciones y cirugía47,48 y en una mejor calidad de vida percibida por los pacientes47,49. En el tratamiento sistemático ha demostrado su capacidad para inducir la curación de la mucosa en la EC52  En adultos que no han respondido a pesar de un curso de terapia completo y adecuado con un costicosteroide y/o inmunomoduladores; o que sean intolerantes o presenten contraindicaciones médicas a dichas terapias 
  EC activa fistulizante46
  CU activa, de moderada a grave51  Demuestra su efectividad y mejora la calidad de vida a corto y largo plazo en los pacientes con CU52   
  EC o CU activa en edad pediátrica53  Infliximab se ha demostrado efectivo e induce una mejoría en la calidad de vida y estatura de los niños, así como una reducción significativa del uso de corticosteroides   
  Infliximab ha sido efectivo en situaciones no recogidas en ficha técnica como son la prevención de la recurrencia poscirugía de la EC tras la resección de ileon54, la resevoritis en pacientes con CU y colectomía55 y el pioderma gangrenoso asociado a la EII56
Adalimumab (Humira®EC activa de moderada a grave57,58  Adalimumab ha demostrado su eficacia y seguridad en la inducción de la remisión y en el mantenimiento de esta en la EC y su beneficio se traduce en la disminución en la tasa de hospitalizaciones y cirugía59. Su uso ha demostrado su capacidad para inducir la curación de la mucosa en la EC60  En pacientes adultos que han presentado una respuesta inadecuada a la terapia convencional, incluidos corticosteroides y 6-mercaptopurina o azatioprina, o que presentan intolerancia o contraindicaciones a dichas terapias 
  CU activa, de moderada a grave61,62  En estos enfermos reduce la necesidad de ingreso hospitalario a 52 semanas, tanto para las hospitalizaciones ocasionadas por la totalidad de causas como para las relacionadas solo con la CU63   
  EC activa grave en pacientes pediátricos (>6años)  En los que presentan una respuesta insuficiente a la terapia convencional incluyendo tratamiento nutricional primario, un corticosteroide y un inmunomodulador, o que son intolerantes o tiene contraindicadas estas terapias64   
  Adalimumab se ha mostrado útil en situaciones no contempladas en la ficha técnica como son la prevención de la recurrencia poscirugía de la EC tras resección de íleon65
Golimumab (Simponi®CU activa de moderada a grave  En pacientes adultos que han presentado una respuesta inadecuada a la terapia convencional, incluidos corticosteroides y 6-mercaptopurina o azatioprina, o que presentan intolerancia o contraindicaciones a dichas terapias   
  Golimumab favorece la curación mucosa y mejora la calidad de vida frente a placebo66 y mantiene una respuesta clínica sostenida hasta la semana 5267. Los datos de seguridad de ambos estudios son similares a los de otros anti-TNF o a los de golimumab para otras indicaciones
Certolizumab pegol (Cimzia®EC de moderada a grave  Para la inducción de la respuesta y el mantenimiento de esta en pacientes con respuesta inadecuada a la medicación convencional  El fármaco está aprobado para este uso en EE.UU. y Suiza pero no en otros países europeos. Aceptado por la FDA pero no por la EMA 
  La eficacia de certolizumab pegol se evaluó en 2 ensayos clínicos aleatorizados, doble ciego, controlados con placebo68,69. Uno de los motivos para la denegación de autorización por EMA se basa en la escasa duración de los estudios de mantenimiento

CU: colitis ulcerosa; EC: enfermedad de Crohn; EII: enfermedad inflamatoria intestinal; EMA: Agencia Europea del Medicamento.

Tratamientos biológicos en la psoriasis: indicaciones actuales

Hoy en día, los fármacos biológicos empleados en el tratamiento de la psoriasis, la única indicación dermatológica autorizada, son los siguientes: etanercept, infliximab, adalimumab y ustekinumab. Las fichas técnicas de estos 4 fármacos establecen que han sido autorizados para «el tratamiento de la psoriasis en placas moderada a grave en pacientes adultos que no han respondido o con contraindicación o intolerancia a otro tratamiento sistémico, tales como ciclosporina, metotrexato o PUVA»70–73. En la tabla 5 se resumen las indicaciones de cada fármaco biológico en la psoriasis70-77.

Tabla 5.

Resumen de las terapias biológicas en enfermedades dermatológicas

Fármacos biológicos  Indicaciones y observaciones 
Etanercept (Enbrel®Adultos con psoriasis. Indicación: tratamiento de adultos con psoriasis en placas de moderada a grave que no han respondido o que tienen contraindicada, o no toleran otra terapia sistémica incluyendo ciclosporina, metotrexato o psoraleno y luz ultravioletaA (PUVA)71,74. Aprobación por la EMA en 2004 
  Psoriasis pediátrica. Indicación: tratamiento de la psoriasis en placas crónica grave en niños a partir de 6años y adolescentes que no están controlados adecuadamente o son intolerantes a otras terapias sistémicas o fototerapias71,74. Aprobación por la EMA en 2009 
Infliximab (Remicade®Adultos con psoriasis. Indicación: tratamiento de la psoriasis en placas de moderada a grave en pacientes adultos que no han respondido, o que tienen contraindicación o que presentan intolerancia a otra terapia sistémica incluyendo ciclosporina, metrotexato o PUVA72,75 
Adalimumab (Humira®Adultos con psoriasis. Indicación: tratamiento de la psoriasis en placas crónica de moderada a grave en pacientes adultos que no hayan respondido, que tengan contraindicaciones o que sean intolerantes a otras terapias sistémicas incluyendo ciclosporina, metrotexato o PUVA70. Aprobación por la EMA en 2007 
Ustekinumab (Stelara®Adultos con psoriasis. Indicación: tratamiento de la psoriasis en placas de moderada a grave en los adultos que no responden, tienen contraindicadas o no toleran otras terapias sistémicas incluyendo ciclosporina, metrotexato y PUVA73,77. Aprobación por la EMA en 2009 

EMA: Agencia Europea del Medicamento.

Riesgo de tuberculosis asociado a los tratamientos biológicos

La infección tuberculosa está causada por la inhalación de bacilos viables que, por lo general, persisten en un estado inactivo conocido como ITL. Sin embargo, estos pueden progresar rápidamente en algunas ocasiones y originar enfermedad tuberculosa activa. Las personas con ITL permanecen asintomáticas y no son contagiosas. En la mayoría de los individuos, la infección inicial por M.tuberculosis queda contenida por las defensas del huésped y permanece latente. Sin embargo, esta situación de latencia puede convertirse en enfermedad activa en cualquier momento.

El riesgo de reactivación tuberculosa con la utilización de anti-TNF depende de 2 variables: el efecto inmunomodulador del tratamiento y la prevalencia de infección tuberculosa subyacente en una determinada población.

El hecho de haber realizado un tratamiento previo de la infección latente no otorga una protección total78, y no se ha determinado la existencia de un período estándar para la reactivación, ya que este varía según el fármaco empleado79. El registro británico (BSRBR) detectó una incidencia de TB de 39 casos por 100.000 pacientes/año con etanercept, de 103 casos por 100.000 con infliximab y de 171 casos por 100.000 con adalimumab.

Técnicas de diagnóstico de la infección tuberculosa latente: utilidad en enfermos inmunodeprimidos

La investigación de una posible infección tuberculosa entre las personas candidatas a tratamientos biológicos debería comenzar con la evaluación del riesgo potencial de exposición al M.tuberculosis. Los grupos de mayor riesgo son los constituidos por:

  • a.

    Personas que han tenido contacto reciente con pacientes con enfermedad tuberculosa.

  • b.

    Personas nacidas o que residen en países con elevada prevalencia de TB, o bien que viajan con frecuencia a estas áreas por motivos comerciales, familiares o humanitarios.

  • c.

    Residentes y trabajadores de instituciones cerradas, tales como prisiones, albergues para personas sin recursos económicos o centros sociosanitarios de todo tipo.

  • d.

    Personas con reacción a la prueba de la tuberculina (PT) que no han recibido tratamiento específico.

  • e.

    Personas que abusan del alcohol u otros tóxicos, sin olvidar también que el desarrollo de la TB es más frecuente en personas fumadoras que en no fumadoras.

  • f.

    Trabajadores sanitarios, en particular los que atienden pacientes con TB activa.

  • g.

    Personas con lesiones radiológicas sugestivas de TB antigua, especialmente si nunca han recibido tratamiento, como es el caso de las personas con prueba de la tuberculina positiva.

  • h.

    Clásicamente, también los individuos en las edades extremas de la vida, aquellos con enfermedades inmunosupresoras y otras comorbilidades que se han relacionado con un mayor riesgo de TB. Entre estas patologías cabe destacar la infección por el VIH, las enfermedades autoinmunes y la situación postrasplante, pero también las neumopatías (silicosis), la insuficiencia renal crónica, la gastrectomía, la diabetes y algunos tumores, como los de cabeza y cuello.

Práctica clínica actual

En ausencia de una prueba de referencia para el diagnóstico de la infección tuberculosa, el manejo actual de los pacientes con enfermedades autoinmunes candidatos a tratamiento con fármacos anti-TNF incluye la realización de una anamnesis dirigida a dilucidar los antecedentes de TB o infección latente, tratada o no con anterioridad, buscar evidencias de TB previa en la radiografía de tórax y realizar una PT.

La PT consiste en medir la respuesta de hipersensibilidad retardada que se produce en la piel tras la inoculación intradérmica del derivado proteico purificado (PPD), una mezcla de más de 200 proteínas de M.tuberculosis. Dado que los antígenos contenidos en el PPD se encuentran también en otras micobacterias, la vacunación con BCG puede ser causa de falsos positivos en la PT. Además, la sensibilidad de la PT se ve afectada en los pacientes que reciben tratamiento inmunodepresor, en los cuales se observa un porcentaje elevado de falsos negativos80,81. En este sentido, algunos estudios en pacientes con AR han demostrado que la tasa de falsos negativos de PT puede llegar hasta el 40%82. En ocasiones se aconseja repetir la PT para aumentar su sensibilidad debido al «efecto booster» (efecto empuje) sobre los falsos negativos, pero ello también disminuye su especificidad, al aumentar el número de falsos positivos debido a la vacunación con BCG y a la exposición a micobacterias no tuberculosas83.

Técnicas diagnósticas basadas en la liberación de interferón gamma

La secuenciación del genoma del M.tuberculosis permitió identificar mejor los genes involucrados en su patogenia y conocer la presencia de regiones de diferencia genética. En la región conocida como RD1 se codifican proteínas propias de M.tuberculosis (ESAT-6 y CFP-10) que se comportan como antígenos específicos. En las personas infectadas por M.tuberculosis, estas inducen una respuesta inmunitaria de tipo Th-1 con producción de interferón gamma (IFN-γ). Esta región, ausente en todas las cepas de M.bovis-BCG y en casi todas las micobacterias no tuberculosas, a excepción del M.kansasii, M.marinum y M.szulgai, está presente en todas las cepas de M.tuberculosis virulentas conocidas.

Las técnicas de IGRA se fundamentan en la detección, en la sangre periférica de individuos infectados, del IFN-γ liberado por células T sensibilizadas en respuesta a la estimulación in vitro con antígenos específicos del M.tuberculosis.

Existen dos técnicas comercializadas:

QuantiFERON®-TB-Gold (Cellestis Ltd. Carnegie, Australia)84, que determina la producción total de IFN-γ en individuos infectados por M.tuberculosis por medio de una técnica ELISA. Un valor igual o superior a 0,35UI/ml se considera positivo.

T-SPOT.TB® (Oxford Immunotec Ltd., Reino Unido), desarrollada por A. Lalvani a finales de los años noventa85. Se trata de un procedimiento más laborioso que requiere la separación previa de los monocitos antes de incubarlos con los antígenos ESAT-6 y CFP-10. Su lectura se hace por medio de la técnica del Elispot, en la cual cada punto visible (o spot) representa una célulaT secretora de IFN-γ. El resultado se considera positivo a partir de 6spots.

Ambas técnicas incorporan controles positivos y negativos capaces de detectar falsos resultados debidos a anergia o a problemas inmunológicos (informados como resultados indeterminados)86. La mayoría de las guías, ante el hallazgo de un resultado indeterminado (más frecuente en EIMI) aconsejan repetir la técnica, lo que en muchos casos confirma la negatividad87,88.

La utilización de técnicas de IGRA presenta diversas ventajas respecto a la PT:

  • a.

    Evita la subjetividad en la interpretación de los resultados.

  • b.

    Se puede repetir la determinación si es necesario.

  • c.

    No es necesaria una visita de lectura a las 48-72h para obtener los resultados.

  • d.

    Son de fácil estandarización y aplicación en el laboratorio.

  • e.

    Permite la detección de pacientes anérgicos.

  • f.

    Respeta la privacidad del paciente.

Entre los inconvenientes está el coste económico, que es superior al de la PT.

Interpretación de los resultados en pacientes candidatos a tratamientos biológicos

Las técnicas de IGRA se utilizan como pruebas rutinarias para el diagnóstico de la ITL en Estados Unidos, Canadá, Australia, Japón y en algunos países de Europa occidental (Reino Unido, Italia, Alemania, Suiza). Algunos países las utilizan en lugar de la PT, y otros la combinan con esta. En España se recomienda complementar la PT con una técnica de IGRA en personas candidatas a recibir tratamiento si han estado vacunados con BCG (para descartar un falso positivo de la tuberculina) y en aquellas con prueba cutánea negativa y sospecha de inmunosupresión (para descartar un falso negativo a la tuberculina)89,90.

A pesar de los numerosos estudios publicados en los últimos años, los datos sobre el rendimiento de estas pruebas en pacientes con EIMI son limitados y controvertidos80,89,91-94. Los datos procedentes de estos estudios concluyen que: a)la concordancia entre la PT y las pruebas de IGRA es más débil en pacientes con enfermedades inflamatorias sistémicas que en sujetos sanos, debido a la menor prevalencia de positivos a la tuberculina entre los primeros82,95-100; b)la magnitud de la respuesta tuberculínica es significativamente menor entre los pacientes con EIMI que entre los controles sanos82; c)en personas vacunadas se observa discordancia entre una PT positiva y un resultado negativo en una prueba de IGRA, y d)en pacientes que reciben tratamiento con corticoides con frecuencia se observa discordancia entre una PT negativa y una prueba de IGRA positiva96.

Debido a la vulnerabilidad de estos pacientes frente a la TB cuando se hallan en tratamiento anti-TNF, parece prudente realizar las 2 pruebas en paralelo (IGRA y PT) para maximizar la sensibilidad diagnóstica del cribado, al menos hasta que se haya consolidado la evidencia de la utilidad de las técnicas de IGRA en esta población88. Es importante mencionar que cuando se realizan las 2 pruebas de manera secuencial, se deben realizar las pruebas de IGRA en primer lugar, en prevención al «efecto booster» causado por la PT101,102. Se desconoce cuánto tiempo persiste el efecto y si depende de la cantidad de PPD administrado o de sus características.

Los resultados de las pruebas de IGRA en pacientes en tratamiento con anti-TNF siguen siendo difíciles de interpretar. Los datos de estudios recientes103-105 muestran conversiones y reversiones en ambas pruebas, las cuales estarían relacionadas con problemas de reproducibilidad y cambios en el estado inmunológico de los pacientes. Dicha variabilidad supone que no es aconsejable repetir las pruebas para el seguimiento de los pacientes durante el tratamiento.

Tratamiento de la infección tuberculosa latente: pautas de tratamiento

La identificación y tratamiento de la ITL reduce la probabilidad de reactivación en estos pacientes, protegiendo así su salud y la de otras personas del entorno al reducir el número de posibles fuentes de infección106,107. El tratamiento de la infección latente solo se iniciará una vez que la TB activa se haya excluido.

Los regímenes para el tratamiento de la ITL comprenden el uso de INH durante 9meses, rifampicina sola (RIF) durante 4meses, o INH con RIF durante 3meses108.

Isoniazida. La dosis habitual es de 5mg/kg/día con un máximo de 300mg al día en adultos. En el único estudio que compara la eficacia de diferentes duraciones del tratamiento con INH demostró una eficacia del 65% en la pauta de 6meses, mientras que en la pauta de 12meses fue del 75% (sin llegar a ser significativamente diferente de la primera)109. Por extrapolación de los datos de los ensayos aleatorios, la duración óptima del tratamiento con INH para la ITL es de 9meses109,110. El efecto secundario más importante de la INH es la hepatitis, con una incidencia de un caso por cada 1.000 personas111.

Rifampicina. La dosis habitual es de 10mg/kg/día, con un máximo de 600mg al día. Se estima que la eficacia de la RIF para reducir la incidencia de TB activa es similar a la de INH112,113. Aunque hay pocos datos, la RIF parece ser bien tolerada, con una baja tasa de hepatotoxicidad112.

Isoniazida y rifampicina. Existen pocos datos sobre el uso de la combinación de INH y RIF en pacientes VIH negativos, pero algunos estudios han mostrado que es una pauta efectiva, con buena adherencia y bien tolerada114. Un metaanálisis de estudios pequeños realizados en población no VIH concluyó que es igualmente eficaz y no más tóxica115.

Tratamiento de la infección tuberculosa latente en pacientes candidatos a terapias biológicas

El Center for Disease Control and Prevention (CDC) estadounidense recomienda el tratamiento de la ITL en los pacientes a los que se vaya a iniciar tratamiento con un inhibidor de TNF que presenten una PT positiva (≥5mm de induración) o una prueba de IGRA positiva, independiente de si han sido vacunados con BCG (ya que su efecto sobre la PT se atenúa mucho con el paso del tiempo)116-118. También se recomienda en el caso de pacientes con PT o IGRA negativa pero en los que hay evidencia de enfermedad tuberculosa no tratada en la radiografía de tórax, o bien constancia epidemiológica de exposición previa a la TB (por ejemplo, después de haber estado en contacto estrecho con una persona infectada de TB o haber residido en un país con una alta incidencia de TB).

En general, los pacientes candidatos a recibir anti-TNF que tengan indicación de tratamiento de la ITL deben recibir el tratamiento estándar, es decir, INH durante 9meses. La duración recomendada del tratamiento de la ITL antes de comenzar terapia con un inhibidor del TNF no está bien establecida, pero la mayoría de autores proponen que, siempre que sea posible, los pacientes reciban al menos un mes de tratamiento para la infección latente de TB antes de iniciar el anti-TNF8,119.

El tratamiento de la infección latente con INH no protegerá al sujeto frente a la reactivación de la infección por cepas resistentes a la INH120. La RIF está indicada en el caso de los pacientes que sean intolerantes a la INH o cuyos casos índices presenten cepas resistentes a la INH pero sensibles a la RIF.

Recomendaciones del documento de consenso

Las recomendaciones que se resumen aquí se basan en la evidencia publicada hasta 2013, en las diferentes guías nacionales y en las opiniones de expertos que trabajan en las especialidades que tratan a los pacientes con EIMI que pueden ser candidatos a recibir un tratamiento biológico.Estas recomendaciones se concretan del modo siguiente:

1. Todos los pacientes candidatos a tratamiento biológico deben ser estudiados para detectar una posible ITL, dado que constituyen uno de los grupos de mayor riesgo para desarrollar enfermedad tuberculosa (AII).

2. El riesgo de estos pacientes de desarrollar la enfermedad está relacionado con el fármaco anti-TNF utilizado, siendo el infliximab y el adalimumab los fármacos con los que se ha detectado mayor riesgo (AIII).

3. Los métodos diagnósticos de la ITL se basan en:

  • -

    La búsqueda activa de antecedentes de TB en la historia clínica del paciente y de haber tenido contacto con pacientes con TB activa.

  • -

    La evidencia de posibles lesiones tuberculosas antiguas en la radiología de tórax. En caso de duda, se aconseja completar el estudio con una TAC torácica, dado que tiene mejores prestaciones que la radiología convencional para detectar signos radiológicos precoces de TB activa o de lesiones antiguas.

  • -

    La realización simultánea de pruebas de IGRA y de una PT. La positividad en cualquiera de estas pruebas se considera indicativa de ITL (AIII).

4. Los resultados negativos falsos en la PT y las pruebas de IGRA son más frecuentes en pacientes con diagnóstico de EIMI (AIII).

5. No se ha demostrado que la repetición de la PT («efecto booster») mejore la sensibilidad de la prueba en las EIMI y sí que reduce su especificidad, por lo que no se recomienda su realización en la actualidad, al disponer de técnicas de IGRA (CIII).

6. La extracción de sangre para la realización de las pruebas de IGRA debe hacerse antes de la PT, debido al efecto «booster» detectado sobre las pruebas de IGRA (AIII).

7. La especificidad y sensibilidad de ambas técnicas de IGRA para el diagnóstico de la ITL es similar en los pacientes con EIMI, siendo la sensibilidad del T-SPOT.TB algo mayor en pacientes tratados con corticoides. Por lo tanto, se debe valorar su utilización en dichos pacientes (BIII).

8. Los resultados indeterminados en las pruebas de IGRA siempre deberán confirmarse con una segunda determinación, que suele ser negativa en la mayoría de los casos (AIII).

9. La negatividad en la PT y las pruebas de IGRA no descarta la presencia de una ITL (AIII).

10. Se aconseja realizar un tratamiento preventivo en todos los pacientes candidatos a terapias biológicas que presenten resultados positivos en alguna prueba diagnóstica de ITL una vez se haya excluido la tuberculosis activa (AII).

11. La pauta de tratamiento aconsejada es INH durante 9meses. Solo en casos excepcionales puede estar indicado el tratamiento con INH+RIF durante 3meses (AIII).

12. La monitorización del tratamiento será mensual. En caso de hepatotoxicidad debida a la INH, se recomienda una pauta alternativa con RIF durante 4meses (AIII).

13. El tratamiento de la ITL durante 4semanas se considera seguro (por la mayoría de los expertos) para iniciar el tratamiento anti-TNF (AIII).

14. De acuerdo a los datos actuales, no están indicados como estrategia de diagnóstico de falsos negativos iniciales el estudio y el cribado de la ITL tras del inicio y durante el tratamiento anti-TNF. Solo se aconseja repetir estudio de cribado si se producen cambios en la sintomatología clínica o tras una posible exposición a M.tuberculosis en viajes a zonas de alta endemia (AIII).

15. Si al paciente se le diagnostica enfermedad tuberculosa activa, debe suspenderse el tratamiento anti-TNF; se aconseja no reiniciarlo hasta que se haya completado todo el ciclo de tratamiento antituberculoso. No hay evidencia de que la duración del tratamiento de la enfermedad por TB deba modificarse en este contexto (AIII).

16. El riesgo de recaída de los pacientes que han completado de forma correcta el tratamiento de la enfermedad tuberculosa no parece ser mayor tras el inicio del tratamiento anti-TNF (AIII).

En la figura 1 se muestra el algoritmo propuesto para evaluar la infección tuberculosa en pacientes candidatos a tratamientos biológicos121, en el que se han utilizado los siguientes condicionantes:

Figura 1.
(0,22MB).

Algoritmo de actuación para la evaluación de la infección tuberculosa en pacientes candidatos a tratamientos con anti-TNF. Para la interpretación de los condicionantes A, B, C, D y E, ver texto.

A. El tratamiento adecuado de la TB se define como ≥6meses de terapia con fármacos de primera línea, e incluye ≥2meses con la asociación RIF+INH+pirazinamida+etambutol. El tratamiento adecuado de la infección latente se puede realizar con 9meses de INH, 3meses de INH+RIF o 4meses de RIF sola.

B. El riesgo de infección latente se deduce de ponderar factores como la exposición conocida a un caso contagioso, la edad, el país de origen y la historia laboral y social, incluidos los viajes a países endémicos y la exposición reiterada a colectivos de riesgo (instituciones cerradas, personas sin techo, usuarios de drogas).

C. En personas portadoras de ITL desde muchos años antes, la PT puede ser negativa y positivizarse en una segunda PT (fenómeno booster). Con la disponibilidad de las técnicas de IGRA no se aconseja realizar una segunda prueba. Solo se aconseja repetir el estudio según la recomendación n.° 14.

D. No se dispone de datos concluyentes que permitan establecer un período seguro entre el inicio del tratamiento de la infección latente y el del tratamiento anti-TNF. La mayoría de los expertos consideran que un retraso de 4semanas es una práctica habitual y segura.

E. Antes de iniciar el tratamiento biológico es necesario completar el tratamiento de la TB activa.

Conflictos de intereses

Esteban Daudén Tello declara ser miembro de un consejo asesor, consultor, haber recibido becas y ayudas a la investigación, haber participado en ensayos clínicos o haber recibido honorarios como ponente de las siguientes compañías farmacéuticas: Abbvie (Abbott), Amgen, Janssen-Cilag, Leo Pharma, MSD, Pfizer, Novartis, Celgene y Lilly.

Carlos Taxonara Samso declara haber sido consultor y conferenciante para MSD y AbbVie.

Francisco Javier López Longo declara contratos puntuales como ponente con Abbvie, Actelion, Bristol-Myers-Squibb, GSK, MSD, Pfizer, Roche Farma y UCB, y haber recibido financiación para investigación de Abbvie y GSK.

El resto de autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
Infliximab approval process in Crohn's disease. Department of Health and Human Services. Public Health Service. Food and Drug Administration August 24, 1998.
[2]
D.E. Furst,E.C. Keystone,R. Fleischmann,P. Mease,F.C. Breedveld,J.S. Smolen
Updated consensus statement on biological agents for the treatment of rheumatic diseases, 2009
Ann Rheum Dis, 69 (2010), pp. 12-29 http://dx.doi.org/10.1136/ard.2008.104406
[3]
J. Keane,S. Gershon,R.P. Wise,E. Mirabile-Levens,J. Kasznica,W.D. Schwieterman
Tuberculosis associated with infliximab, a tumor necrosis factor-alpha neutralizing agent
N Engl J Med, 345 (2001), pp. 1098-1104 http://dx.doi.org/10.1056/NEJMoa011110
[4]
J.J. Gomez-Reino,L. Carmona,V.R. Valverde,E.M. Mola,M.D. Montero
Treatment of rheumatoid arthritis with tumor necrosis factor inhibitors may predispose to significant increase in tuberculosis risk: A multicenter active-surveillance report
Arthritis Rheum, 48 (2003), pp. 2122-2127 http://dx.doi.org/10.1002/art.11137
[5]
A. Obrador,A. Lopez San Roman,P. Munoz,J. Fortun,M.A. Gassull
Consensus guideline on tuberculosis and treatment of inflammatory bowel disease with infliximab. Spanish Working Group on Crohn Disease and Ulcerative Colitis
Gastroenterol Hepatol, 26 (2003), pp. 29-33
[6]
M.A. Gardam,E.C. Keystone,R. Menzies,S. Manners,E. Skamene,R. Long
Anti-tumour necrosis factor agents and tuberculosis risk: Mechanisms of action and clinical management
Lancet Infect Dis, 3 (2003), pp. 148-155
[7]
L. Carmona,J.J. Gomez-Reino,V. Rodriguez-Valverde,D. Montero,E. Pascual-Gomez,E.M. Mola
Effectiveness of recommendations to prevent reactivation of latent tuberculosis infection in patients treated with tumor necrosis factor antagonists
Arthritis Rheum, 52 (2005), pp. 1766-1772 http://dx.doi.org/10.1002/art.21043
[8]
A. Jauregui-Amezaga,F. Turon,I. Ordás,M. Gallego,F. Feu,E. Ricart
Risk of developing tuberculosis under anti-TNF treatment despite latent infection screening
J Crohns Colitis, 7 (2013), pp. 208-212 http://dx.doi.org/10.1016/j.crohns.2012.05.012
[9]
P.A. Gross,T.L. Barrett,P. Dellinger,P.J. Krause,W.J. Martone,J.E. McGowan
Purpose of quality standards for infectious diseases
Clin Infect Dis, 18 (1994), pp. 421
[10]
D. Tracey,L. Klareskog,E.H. Sasso,J.G. Salfeld,P.P. Tak
Tumor necrosis factor antagonists mechanisms of action: a comprehensive review
Pharmacol Therapeut, 117 (2008), pp. 92-101
[11]
J.E. Fonseca,M.J. Santos,H. Canhao,E. Choy
Interleukin-6 as a key player in systemic inflammation and joint destruction
Autoimmun Rev, 8 (2009), pp. 538-542 http://dx.doi.org/10.1016/j.autrev.2009.01.012
[12]
Z. Rosman,Y. Shoenfeld,G. Zandman-Goddard
Biologic therapy for autoimmune diseases: An update
BMC Medicine, 11 (2013), pp. 88 http://dx.doi.org/10.1186/1741-7015-11-88
[13]
J. Pieper,J. Herrath,S. Raghavan,K. Muhammad,R. van Vollenhoven,V. Malmström
CTLA4-Ig (abatacept) therapy modulates T cell effector functions in autoantibody-positive rheumatoid arthritis patients
[14]
J.M. Benson,D. Peritt,B.J. Scallon,G.A. Heavner,D.J. Shealy,J.M. Giles-Komar
Discovery and mechanism of ustekinumab: A human monoclonal antibody targeting interleukin-12 and interleukin-23 for treatment of immune-mediated disorders
[15]
R. Maini,E.W. St Clair,F. Breedveld,D. Furst,J. Kalden,M. Weisman,for the ATTRACT Study Group
Infliximab (chimeric anti-tumour necrosis factor alpha monoclonal antibody) versus placebo in rheumatoid arthritis patients receiving concomitant methotrexate: A randomised phase III trial. ATTRACT Study Group
Lancet, 354 (1999), pp. 1932-1939
[16]
J.S. Smolen,D.M. van der Heijde,E.W. St Clair,P. Emery,J.M. Bathon,E. Keystone,for Active-Controlled Study of Patients Receiving Infliximab for the Treatment of Rheumatoid Arthritis of Early Onset (ASPIRE) Study Group
Predictors of joint damage in patients with early rheumatoid arthritis treated with high-dose methotrexate with or without concomitant infliximab: Results from the ASPIRE trial
Arthritis Rheum, 54 (2006), pp. 702-710 http://dx.doi.org/10.1002/art.21678
[17]
C.E. Antoni,A. Kavanaugh,B. Kirkham,Z. Tutuncu,G.R. Burmester,U. Schneider
Sustained benefits of infliximab therapy for dermatologic and articular manifestations of psoriatic arthritis: Results from the infliximab multinational psoriatic arthritis controlled trial (IMPACT)
ArthritisRheum, 52 (2005), pp. 1227-1236
[18]
M. Hoff,A. Kavanaugh,G. Haugeberg
Hand bone loss in patients with psoriatic arthritis: Posthoc analysis of IMPACT II data comparing infliximab and placebo
J Rheumatol, 40 (2013), pp. 1344-1348 http://dx.doi.org/10.3899/jrheum.121376
[19]
D. Van der Heijde,B. Dijkmans,P. Geusens,J. Sieper,K. deWoody,P. Williamson,for the Ankylosing Spondylitis Study for the Evaluation of Recombinant Infliximab Therapy Study Group
Efficacy and safety of infliximab in patients with ankylosing spondylitis: Results of a randomized, placebo-controlled trial (ASSERT)
Arthritis Rheum, 52 (2005), pp. 582-591 http://dx.doi.org/10.1002/art.20852
[20]
F. Cantini,L. Niccoli,C. Nannini,O. Kaloudi,E. Cassarà,M. Susini
Efficacy of infliximab in refractory Behçet's disease-associated and idiopathic posterior segmentuveitis: A prospective, follow-up study of 50 patients
[21]
A.A. Okada,H. Goto,S. Ohno,M. Mochizuki,for Ocular Behçet's disease research group of Japan
Multicenter study of infliximab for refractory uveoretinitis in Behçet disease
Arch Ophthalmol, 130 (2012), pp. 592-598 http://dx.doi.org/10.1001/archophthalmol.2011.2698
[22]
L.W. Moreland,M.E. Weinblatt,E.C. Keystone,J.M. Kremer,R.W. Martin,M.H. Schiff
Etanercept treatment in adults with established rheumatoid arthritis: 7 years of clinical experience
Arthritis Rheum, 59 (2008), pp. 32-861 http://dx.doi.org/10.1002/art.23247
[23]
D.J. Lovell,A. Reiff,O.Y. Jones,R. Schneider,N. James,L.D. Stein
Long-term safety and efficacy of etanercept in children with polyarticular-course juvenile rheumatoid arthritis
Arthritis Rheum, 54 (2006), pp. 1987-1994 http://dx.doi.org/10.1002/art.21885
[24]
P.J. Mease,A.J. Kivitz,F.X. Burch,E.L. Siegel,S.B. Cohen,P. Ory
Etanercept treatment of psoriatic arthritis: Safety, efficacy, and effect on disease progression
Arthritis Rheum, 50 (2004), pp. 2264-2272 http://dx.doi.org/10.1002/art.20335
[25]
G. Horneff,R. Burgos-Vargas,T. Constantin,I. Foeldvari,J. Vojinovic,V.G. Chasnyk
for the Paediatric Rheumatology International Trials Organisation (PRINTO). Efficacy and safety of open-label etanercept on extended oligoarticular juvenile idiopathic arthritis, enthesitis-related arthritis and psoriatic arthritis: part 1 (week 12) of the CLIPPER study
Ann Rheum Dis, 0 (2013), pp. 1-9
[26]
J. Brandt,J. Listing,H. Haibel,H. Sorensen,A. Schwebig,M. Rudwaleit
Long-term efficacy and safety of etanercept after readministration in patients with active ankylosing spondylitis
Rheumatology (Oxford), 44 (2005), pp. 342-348
[27]
S.B. Cohen,L.W. Moreland,J.J. Cush,M.W. Greenwald,S. Block,W.J. Shergy
A multicenter double-blind randomized placebo-controlled trial of Kineret* (anakinra), a recombinant interleukin 1 receptor antagonist, in patients with rheumatoid arthritis treated with background methotrexate therapy
Ann Rheum Dis, 63 (2004), pp. 1062-1068 http://dx.doi.org/10.1136/ard.2003.016014
[28]
M.E. Weinblatt,E.C. Keystone,D.E. Furst,L.W. Moreland,M.H. Weisman,C.A. Birbara
Adalimumab, a fully human anti-tumor necrosis factor a monoclonal antibody for the treatment of RA in patients taking concomitant methotrexate. The ARMADA trial
Arthritis Rheum, 48 (2003), pp. 35-45 http://dx.doi.org/10.1002/art.10697
[29]
F.C. Breedveld,M.H. Weisman,A.F. Kavanaugh,S.B. Cohen,K. Pavelka,R. van Vollenhovenet,for the PREMIER investigators
The PREMIER Study: Combination therapy with adalimumab plus methotrexate versus methotrexate alone or adalimumab alone in methotrexate-naïve patients with early, aggressive rheumatoid arthritis
Arthritis Rheum, 54 (2006), pp. 26-37 http://dx.doi.org/10.1002/art.21519
[30]
D.J. Lovell,N. Ruperto,S. Goodman,A. Reiff,L. Jung,K. Jarosova,for the Pediatric Rheumatology Collaborative Study Group
Pediatric Rheumatology International Trials Organisation. Adalimumab with or without methotrexate in juvenile rheumatoid arthritis
N Engl J Med, 359 (2008), pp. 810-820 http://dx.doi.org/10.1056/NEJMoa0706290
[31]
P.J. Mease,D.D. Gladman,C.T. Ritchlin,E.M. Ruderman,S.D. Steinfeld,E.H.S. Choy,for the ADEPT Study Group
Adalimumab for the treatment of patients with moderately to severely active psoriatic arthritis: Results of a double-blind, randomized, placebo-controlled trial. ADEPT
Arthritis Rheum, 52 (2005), pp. 3279-3289 http://dx.doi.org/10.1002/art.21306
[32]
D. Van der Heijde,A. Kivitz,M.H. Schiff,J. Sieper,B.A.C. Dijkmans,J. Braun,for the Adalimumab Trial Evaluating
Long-term efficacy and safety in Ankylosing Spondylitis Study Group. Efficacy and safety of adalimumab in patients with ankylosing spondylitis: Results of a randomized, placebo-controlled trial (ATLAS)
Arthritis Rheum, 54 (2006), pp. 2136-2146 http://dx.doi.org/10.1002/art.21913
[33]
J.J. Gomez-Reino,J.R. Maneiro,J. Ruiz,R. Roselló,R. Sanmarti,A.B. Romero
Comparative effectiveness of switching to alternative tumour necrosis factor (TNF) antagonists versus switching to rituximab in patients with rheumatoid arthritis who failed previous TNF antagonists: The MIRAR Study
Ann Rheum Dis, 71 (2012), pp. 1861-1864 http://dx.doi.org/10.1136/annrheumdis-2012-201324
[34]
F.J. López-Longo
Rituximab en el lupus eritematoso sistémico y otras enfermedades autoinmunes
Med Clin Monogr (Barc), 9 (2008), pp. 15-19
[35]
A. Fernandez-Nebro,J.L. Marenco de la Fuente,L. Carreño,M. Galindo Izquierdo,E. Tomero,I. Rúa-Figueroa
Multicenter longitudinal study of B-lymphocyte depletion in refractory systemic lupus erythematosus: The LESIMAB study
[36]
M.C. Genovese,J.C. Becker,M. Schiff,M. Luggen,Y. Sherrer,J. Kremer
Abatacept for rheumatoid arthritis refractory to tumor necrosis factor alpha inhibition
N Engl J Med, 353 (2005), pp. 1114-1123 http://dx.doi.org/10.1056/NEJMoa050524
[37]
N. Ruperto,D.J. Lovell,P. Quartier,E. Paz,N. Rubio-Perez,C.A. Silva,for the PRINTO Pediatric Rheumatology Collaborative Study Group.
Abatacept in children with juvenile idiopathic arthritis: A randomised, double-blind, placebo-controlled withdrawal trial
[38]
R.M. Fleischmann,A.M. Halland,M. Brzosko,R. Burgos-Vargas,C. Mela,E. Vernon
Tocilizumab inhibits structural joint damage and improves physical function in patients with rheumatoid arthritis and inadequate responses to methotrexate: LITHE study 2-year results
J Rheumatol, 40 (2013), pp. 113-126 http://dx.doi.org/10.3899/jrheum.120447
[39]
F. De Benedetti,H.I. Brunner,N. Ruperto,A. Kenwright,S. Wright,I. Calvo
Randomized trial of tocilizumab in systemic juvenile idiopathic arthritis
N Engl J Med, 367 (2012), pp. 2385-2395 http://dx.doi.org/10.1056/NEJMoa1112802
[40]
J.S. Smolen,J. Kay,M.K. Doyle,R. Landewé,E.L. Matteson,J. Wollenhaupt,GO-AFTER study investigators
Golimumab in patients with active rheumatoid arthritis after treatment with tumour necrosis factor alpha inhibitors (GO-AFTER study): A multicentre, randomised, double-blind, placebo-controlled, phase III trial
[41]
C.L. Wagner,S. Visvanathan,M. Elashoff,I.B. McInnes,P.J. Mease,G.G. Krueger
Markers of inflammation and bone remodelling associated with improvement in clinical response measures in psoriatic arthritis patients treated with golimumab
[42]
J. Braun,X. Baraliakos,K.G. Hermann,A. Deodhar,D. van der Heijde,R. Inman
The effect of two golimumab doses on radiographic progression in ankylosing spondylitis: Results through 4 years of the GO-RAISE trial
Ann Rheum Dis., 73 (2014), pp. 1107-1113 http://dx.doi.org/10.1136/annrheumdis-2012-203075
[43]
R.F. Van Vollenhoven,M.A. Cifaldi,S. Ray,N. Chen,M.H. Weisman
American College of Rheumatology hybrid analysis of certolizumab pegol plus methotrexate in patients with active rheumatoid arthritis: Data from a 52-week phase III trial
Arthritis Care Res (Hoboken), 63 (2011), pp. 128-134
[44]
M.A. Petri,R.F. van Vollenhoven,J. Buyon,R.A. Levy,S.V. Navarra,R. Cervera,for the BLISS-52 and BLISS-76 Study Groups
Baseline predictors of systemic lupus erythematosus flares: Data from the combined placebo groups in the phase III Belimumab trials
Arthritis Rheum, 65 (2013), pp. 2143-2153 http://dx.doi.org/10.1002/art.37995
[45]
P. Rutgeerts,B.G. Feagan,G.R. Lichtenstein,L.F. Mayer,S. Schreiber,J.F. Colombel
Comparison of scheduled and episodic treatment strategies of infliximab in Crohn's disease
Gastroenterology, 126 (2004), pp. 402-413
[46]
B.E. Sands,F.H. Anderson,C.N. Bernstein,W.Y. Chey,B.G. Feagan,R.N. Fedorak
Infliximab maintenance therapy for fistulising Crohn's disease
N Engl J Med, 350 (2004), pp. 876-885 http://dx.doi.org/10.1056/NEJMoa030815
[47]
G.R. Lichtenstein,S. Yan,M. Bala,S. Hanauer
Remission in patients with Crohn's disease is associated with improvement in employment and quality of life and a decrease in hospitalizations and surgeries
Am J Gastroenterol, 99 (2004), pp. 91-96
[48]
G.R. Lichtenstein,S. Yan,M. Bala,M. Blank,B. Sands
Infliximab maintenance treatment reduces hospitalizations, surgeries, and procedures in fistulising Crohn's disease
Gastroenterology, 128 (2005), pp. 862-869
[49]
B.G. Feagan,S. Yan,M. Bala,W. Bao,G.R. Lichtenstein
The effects of infliximab maintenance therapy on health-related quality of life
Am J Gastroenterol, 98 (2003), pp. 2232-2238 http://dx.doi.org/10.1111/j.1572-0241.2003.07674.x
[50]
P. Rutgeerts,R.H. Diamond,M. Bala,A. Olson,G.R. Lichtenstein,W. Bao
Scheduled maintenance treatment with infliximab is superior to episodic treatment for the healing of mucosal ulceration associated with Crohn's disease
Gastrointest Endosc, 63 (2006), pp. 433-442 http://dx.doi.org/10.1016/j.gie.2005.08.011
[51]
P. Rutgeerts,W.J. Sandborn,B.G. Feagan,W. Reinisch,A. Olson,J. Johanns
Infliximab for induction and maintenance therapy for ulcerative colitis
N Engl J Med, 353 (2005), pp. 2462-2476 http://dx.doi.org/10.1056/NEJMoa050516
[52]
B.G. Feagan,W. Reinisch,P. Rutgeerts,W.J. Sandborn,S. Yan,D. Eisenberg
The effects of infliximab therapy on health-related quality of life in ulcerative colitis patients
Am J Gastroenterol, 102 (2007), pp. 794-802 http://dx.doi.org/10.1111/j.1572-0241.2007.01094.x
[53]
J. Hyams,W. Crandall,S. Kugathasan,A. Griffiths,A. Olson,J. Johanns,REACH Study Group
Induction and maintenance infliximab therapy for the treatment of moderate-to-severe Crohn's disease in children
Gastroenterology, 132 (2007), pp. 863-873 http://dx.doi.org/10.1053/j.gastro.2006.12.003
[54]
J. Hyams,L. Damaraju,M. Blank,J. Johanns,C. Guzzo,H.S. Winter,T72 Study Group
Induction and maintenance therapy with infliximab for children with moderate to severe ulcerative colitis
Clin Gastroenterol Hepatol, 10 (2012), pp. 391-399 http://dx.doi.org/10.1016/j.cgh.2011.11.026
[55]
M. Regueiro,W. Schraut,L. Baidoo,K.E. Kip,A.R. Sepulveda,M. Pesci
Infliximab prevents Crohn's disease recurrence after ileal resection
Gastroenterology, 136 (2009), pp. 441-450 http://dx.doi.org/10.1053/j.gastro.2008.10.051
[56]
N. Viazis,M. Giakoumis,T. Koukouratos,J. Anastasiou,K. Katopodi,G. Kechagias
Long term benefit of one year infliximab administration for the treatment of chronic refractory pouchitis
J Crohns Colitis, 7 (2013), pp. 457-460
[57]
W.J. Sandborn,S.B. Hanauer,P. Rutgeerts,R.N. Fedorak,M. Lukas,R. Panaccione
Adalimumab for maintenence treatment of Crohn's disease: Results of the CLASSIC II trial
[58]
J.F. Colombel,W.J. Sandborn,P. Rutgeerts,R. Enns,S.B. Hanauer,R. Panaccione
Adalimumab for maintenance of clinical response and remission in patients with Crohn's disease: the CHARM trial
Gastroenterology, 132 (2007), pp. 52-65 http://dx.doi.org/10.1053/j.gastro.2006.11.041
[59]
B.G. Feagan,R. Panaccione,W.J. Sandborn,G.R. D’Haens,S. Schreiber,P.J. Rutgeerts
Effects of adalimumab therapy on incidence of hospitalization and surgery in Crohn's disease: results from the CHARM study
Gastroenterology, 135 (2008), pp. 1493-1499 http://dx.doi.org/10.1053/j.gastro.2008.07.069
[60]
P. Rutgeerts,G. van Assche,W.J. Sandborn,D.C. Wolf,K. Geboes,J.F. Colombel
Adalimumab induces and maintains mucosal healing in patients with Crohn's disease: Data from the EXTEND trial
Gastroenterology, 142 (2012), pp. 1102-1111 http://dx.doi.org/10.1053/j.gastro.2012.01.035
[61]
W. Reinisch,W.J. Sandborn,D.W. Hommes,G. D’Haens,S. Hanauer,S. Schreiber
Adalimumab for induction of clinical remission in moderately to severely active ulcerative colitis: Results of a randomised controlled trial
[62]
W.J. Sandborn,G. van Assche,W. Reinisch,F.J. Colombel,G. d’Haens,C. Douglas
Adalimumab induces and maintains clinical remission in patients with moderate-to-severe ulcerative colitis
Gastroenterology, 142 (2012), pp. 257-265 http://dx.doi.org/10.1053/j.gastro.2011.10.032
[63]
B.G. Feagan,W.J. Sandborn,A. Lazar,B. Roopal,B. Thakkar Huang,N. Reilly
Adalimumab therapy is associated with reduced risk of hospitalization in patients with ulcerative colitis
Gastroenterology, 146 (2014), pp. 110-118 http://dx.doi.org/10.1053/j.gastro.2013.09.032
[64]
J.S. Hyams,A. Griffiths,J. Markowitz,R.N. Baldassano,W.A. Faubion,R.B. Colletti
Safety and efficacy of adalimumab for moderate to severe Crohn's disease in children
Gastroenterology, 143 (2012), pp. 365-374 http://dx.doi.org/10.1053/j.gastro.2012.04.046
[65]
E. Savarino,G. Bodini,P. Dulbecco,L. Assandri,L. Bruzzone,F. Mazza
Adalimumab is more effective than azathioprine and mesalamine at preventing postoperative recurrence of Crohn's disease: A randomized controlled trial
Am J Gastroenterol, 108 (2013), pp. 1731-1742 http://dx.doi.org/10.1038/ajg.2013.287
[66]
W.J. Sandborn,B.G. Feagan,C. Marano,H. Zhang,R. Strauss,J. Johanns,PURSUIT-SC Study Group
Subcutaneous golimumab induces clinical response and remission in patients with moderate-to-severe ulcerative colitis
Gastroenterology, 146 (2014), pp. 85-95 http://dx.doi.org/10.1053/j.gastro.2013.05.048
[67]
W.J. Sandborn,B.G. Feagan,C. Marano,H. Zhang,R. Strauss,J. Johanns
Subcutaneous golimumab maintains clinical response in patients with moderate-to-severe ulcerative colitis
Gastroenterology, 146 (2014), pp. 96-109 http://dx.doi.org/10.1053/j.gastro.2013.06.010
[68]
W.J. Sandborn,B.G. Feagan,S. Stoinov,P.J. Honiball,P. Rutgeerts,D. Mason
Certolizumab pegol for the treatment of Crohn's disease
N Engl J Med, 357 (2007), pp. 228-238 http://dx.doi.org/10.1056/NEJMoa067594
[69]
S. Schreiber,M. Khaliq-Kareemi,I.C. Lawrance,O.Ø. Thomsen,S.B. Hanauer,J. McColm
Maintenance therapy with certolizumab pegol for Crohn's disease
N Engl J Med, 357 (2007), pp. 239-250 http://dx.doi.org/10.1056/NEJMoa062897
[70]
European Medicines Agency. Ficha técnica de Humira (adalimumab) [consultado 29 Oct 2013]. Disponible en: http://www.ema.europa.eu/docs/es_ES/document_library/EPAR_-_Product_Information/human/000481/WC500050870.pdf
[71]
European Medicines Agency. Ficha técnica de Enbrel (etanercept) [consultado 29 Oct 2013]. Disponible en: http://www.ema.europa.eu/docs/es_ES/document_library/EPAR_-_Product_Information/human/000262/WC500027361.pdf
[72]
European Medicines Agency. Ficha técnica de Remicade (infliximab) [consultado 29 Oct 2013]. Disponible en: http://www.ema.europa.eu/docs/es_ES/document_library/EPAR_-_Product_Information/human/000240/WC500050888.pdf
[73]
European Medicines Agency. Ficha técnica de Stelara (ustekinumab) [consultado 29 Oct 2013]. Disponible en:http://www.ema.europa.eu/docs/es_ES/document_library/EPAR_-_Product_Information/human/000958/WC500058513.pdf
[74]
M. Ara,E. Dauden
Etanercept for the treatment of psoriasis
Expert Rev Dermatol, 8 (2013), pp. 357-372
[75]
S. Rott,U. Mrowietz
The use of infliximab in dermatology
J Dtsch Dermatol Ges, 5 (2007), pp. 655-660 http://dx.doi.org/10.1111/j.1610-0387.2007.06319.x
[76]
R.B. Warren,C.E. Griffiths
The future of biological therapies
Semin Cutan Med Surg, 29 (2010), pp. 63-66 http://dx.doi.org/10.1016/j.sder.2010.02.004
[77]
K. Tsuda,K. Yamanaka,M. Kondo,K. Matsubara,R. Sasaki,H. Tomimoto
Ustekinumab improves psoriasis without altering T cell cytokine production, differentiation, and T cell receptor repertoire diversity
[78]
L. Sichletidis,L. Settas,D. Spyratos
TB in patients receiving anti-TNF agents despite chemoprophylaxis
Int J Tuberc Lung Dis, 10 (2006), pp. 1127-1132
[79]
C. Hamilton
TB in the cytokine era: What rheumatologist need to know
Arthritis Rheum, 48 (2003),
[80]
M. García-Gasalla,V. Fernández-Baca,A.J. Mas,A. Payeras-Cifre,C. Cifuentes-Luna,R. Taberner-Ferrer
Use of Quantiferon-TB-Gold in Tube® test for detecting latent tuberculosis in patients considered as candidates for anti-TNF therapy in routine clinical practice
Enferm Infecc Microbiol Clin, 31 (2013), pp. 76-81 http://dx.doi.org/10.1016/j.eimc.2012.06.014
[81]
D. Ponce de Leon,E. Acevedo-Vasquez,A. Sanchez-Torres,M. Cucho,J. Alfaro,R. Perich
Attenuated response to purified protein derivative in patients with rheumatoid arthritis: Study in a population with a high prevalence of tuberculosis
Ann Rheum Dis, 64 (2005), pp. 1360-1361 http://dx.doi.org/10.1136/ard.2004.029041
[82]
D. Ponce de Leon,E. Acevedo-Vasquez,S. Alvizuri,C. Gutierrez,M. Cucho,J. Alfaro
Comparison of an interferon-γ assay with tuberculin skin testing for detection of tuberculosis (TB) infection in patients with rheumatoid arthritis in a TB-endemic population
J Rheumatol, 35 (2008), pp. 776-781
[83]
R.E. Huebner,M.F. Schein,JB Bass Jr.
The tuberculin skin test
Clin Infect Dis, 17 (1993), pp. 968-975
[84]
Cellestis. Quantiferon-TB Gold. 2009 [consultado 20 Oct 2009]. Disponible en: http://www.cellestis.com/
[85]
Oxford Immunotec. T.Spot-TB. 2009 [consultado 20 Oct 2009]. Disponible en: http://www.oxfordimmunotec.com/
[86]
J. Dominguez,M. De Souza-Galvao,J. Ruiz-Manzano,I. Latorre,C. Prat,A. Lacoma
Comparison of two commercially available gamma-interferon blood tests for immunodiagnosis of tuberculosis
Clin Vaccine Immunol, 15 (2008), pp. 168-171 http://dx.doi.org/10.1128/CVI.00364-07
[87]
G.H. Mazurek,J. Jereb,A. Vernon,P. LoBue,S. Goldberg,K. Castro
Updated guidelines for using interferon g release assays to detect Mycobacterium tuberculosis infection — United States, 2010
MMWR Recomm Rep, 59 (2010), pp. 1-25
[88]
European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC). Use of interferon-gamma release assays in support of TB diagnosis [consultado Jul 2013]. Disponible en: http://ecdc.europa.eu/en/publications/Publications/1103_GUI_IGRA.pdf
[89]
M. Santin,L. Muñoz,D. Rigau
Interferon-γ release assay for the diagnosis of tuberculosis and tuberculosis infection in HIV-infected adults: A systematic review and meta-analysis
[90]
J. Ruiz Manzano,R. Blanquer,J.L. Calpe,J.A. Caminero,J. Caylá,J.A. Dominguez
Normativa SEPAR. Diagnóstico y tratamiento de la tuberculosis
Arch Bronconeumol, 44 (2008), pp. 551-566
[91]
J.D. Greenberg,S.M. Reddy,S.G. Schloss,O.S. Kurucz,S.J. Bartlett,S.B. Abramson
Comparison of an in vitro tuberculosis interferon-γ assay with delayed-type hypersensitivity testing for detection of latent Mycobacterium tuberculosis: a pilot study in rheumatoid arthritis
J Rheumatol, 35 (2008), pp. 770-775
[92]
N. Inanc,S.Z. Aydin,S. Karakurt,P. Atagunduz,S. Yavuz,H. Direskeneli
Agreement between Quantiferon-TB gold test and tuberculin skin test in the identification of latent tuberculosis infection in patients with rheumatoid arthritis and ankylosing spondylitis
J Rheumatol, 36 (2009), pp. 2675-2681 http://dx.doi.org/10.3899/jrheum.090268
[93]
M. Bocchino,A. Matarese,B. Bellofiore,P. Giacomelli,G. Santoro,N. Balato
Performance of two commercial blood IFN-gamma release assays for the detection of Mycobacterium tuberculosis infection in patient candidates for anti-TNF-alpha treatment
Eur J Clin Microbiol Infect Dis, 27 (2008), pp. 907-913 http://dx.doi.org/10.1007/s10096-008-0519-1
[94]
A. Pratt,K. Nicholl,L. Kay
Use of QuantiFERON TB Gold test as a part of a screening programme in patients with RA under consideration for treatment with anti-TNF-alpha agents: The Newcastle (UK) experience
Rheumatology (Oxford), 46 (2007), pp. 1035-1036
[95]
H. Takahashi,K. Shigehara,M. Yamamoto,C. Suzuki,Y. Naishiro,Y. Tamura
Interferon gamma assay for detecting latent tuberculosis infection in rheumatoid arthritis patients during infliximab administration
Rheumatol Int, 27 (2007), pp. 1143-1148 http://dx.doi.org/10.1007/s00296-007-0361-2
[96]
D. Vassilopoulos,N. Stamoulis,E. Hadziyannis,A.J. Archimandritis
Usefulness of enzyme-linked immunospot assay (Elispot) compared to tuberculin skin testing for latent tuberculosis screening in rheumatic patients scheduled for anti-tumor necrosis factor treatment
J Rheumatol, 35 (2008), pp. 1464
[97]
G. Matulis,P. Juni,P.M. Villiger,S.D. Gadola
Detection of latent tuberculosis in immunosuppressed patients with autoimmune diseases performance of a Mycobacterium tuberculosis antigen specific IFN-gamma assay
Ann Rheum Dis, 67 (2008), pp. 84-90 http://dx.doi.org/10.1136/ard.2007.070789
[98]
N. Cobanoglu,U. Ozcelik,U. Kalyoncu,S. Ozen,S. Kiraz,N. Furcan
Interferon-gamma assays for the diagnosis of tuberculosis infection before using tumour necrosis factor-alpha blockers
Int J Tuberc Lung Dis, 11 (2007), pp. 117-1182
[99]
J. Sellam,H. Hamdi,C. Roy,G. Baron,M. Leman,X. Puechal
Comparison of in vitro-specific blood tests with tuberculin skin test for diagnosis of latent tuberculosis before anti-TNF therapy
Ann Rheum Dis, 66 (2007), pp. 1610-1615 http://dx.doi.org/10.1136/ard.2007.069799
[100]
J. Dominguez,I. Latorre,N. Altet,L. Mateo,M.L. de Souza Galvao,J. Ruiz-Manzano
IFN-gamma release assay to diagnose TB infection in the immunocompromised individual
Expert Rev Respir Med, 3 (2009), pp. 309-327 http://dx.doi.org/10.1586/ers.09.20
[101]
R.N. Van Zyl-Smit,M. Pai,K. Peprah,R. Meldau,J. Kieck,J. Juritz
Within-subject variability and boosting of T-cell interferon-gamma responses after tuberculin skin testing
Am J Respir Crit Care Med, 180 (2009), pp. 49-58 http://dx.doi.org/10.1164/rccm.200811-1704OC
[102]
C. Vilaplana,J. Ruiz-Manzano,O. Gil,F. Cuchillo,E. Montane,M. Singh
The tuberculin skin test increases the responses measured by T cell interferon-gamma release assays
[103]
P. Papay,C. Primas,A. Eser,G. Novacek,S. Winkler,S. Frantal
Retesting for latent tuberculosis in patients with inflammatory bowel disease treated with TNF-a inhibitors
Aliment Pharmacol Ther, 36 (2012), pp. 858-865 http://dx.doi.org/10.1111/apt.12037
[104]
D.Y. Chen,G.H. Shen,Y.M. Chen,H.H. Chen,C.W. Hsieh,J.L. Lan
Biphasic emergence of active tuberculosis in rheumatoid arthritis patients receiving TNFa inhibitors: The utility of IFNg assay
Ann Rheum Dis, 71 (2012), pp. 231-237 http://dx.doi.org/10.1136/annrheumdis-2011-200489
[105]
G. Hatemi,M. Melikoglu,F. Ozbakir,K. Tascilar,H. Yazici
Quantiferon-TB Gold in tube assay for the screening of tuberculosis before and during treatment with tumor necrosis factor-alpha antagonists
Arthritis Res Ther, 14 (2012), pp. R147 http://dx.doi.org/10.1186/ar3882
[106]
Targeted tuberculin testing and treatment of latent tuberculosis infection
Am J Respir Crit Care Med, 161 (2000), pp. S221-S247 http://dx.doi.org/10.1164/ajrccm.161.supplement_3.ats600
[107]
C.R Horsburgh Jr.,E.J. Rubin
Clinical practice. Latent tuberculosis infection in the United States
N Engl J Med, 364 (2011), pp. 1441 http://dx.doi.org/10.1056/NEJMcp1005750
[108]
Centers for Disease Control and Prevention (CDC), American Thoracic Society
Update: Adverse event data and revised American Thoracic Society/CDC recommendations against the use of rifampin and pyrazinamide for treatment of latent tuberculosis infection—United States, 2003
MMWR Morb Mortal Wkly Rep, 52 (2003), pp. 735
[109]
Efficacy of various durations of isoniazid preventive therapy for tuberculosis: Five years of follow-up in the IUAT trial. International Union Against Tuberculosis Committee on Prophylaxis
Bull World Health Organ, 60 (1982), pp. 555
[110]
G.W. Comstock
How much isoniazid is needed for prevention of tuberculosis among immunocompetent adults?
Int J Tuberc Lung Dis, 3 (1999), pp. 847
[111]
C.M. Nolan,S.V. Goldberg,S.E. Buskin
Hepatotoxicity associated with isoniazid preventive therapy: A 7-year survey from a public health tuberculosis clinic
JAMA, 281 (1999), pp. 1014
[112]
M.E. Villarino,R. Ridzon,P.C. Weismuller,M. Elcock,R.M. Maxwell,J. Meador
Rifampin preventive therapy for tuberculosis infection: Experience with 157 adolescents
Am J Respir Crit Care Med, 155 (1997), pp. 1735 http://dx.doi.org/10.1164/ajrccm.155.5.9154885
[113]
D. Menzies,R. Long,A. Trajman,M.J. Dion,J. Yang,H. Al Jahdali
Adverse events with 4 months of rifampin therapy or 9 months of isoniazid therapy for latent tuberculosis infection: A randomized trial
Ann Intern Med, 149 (2008), pp. 689
[114]
M.A. Jiménez-Fuentes,M.L. de Souza-Galvao,C. Mila Augé,J. Solsona Peiró,M.N. Altet-Gómez
Rifampicin plus isoniazid for the prevention of tuberculosis in an immigrant population
Int J Tuberc Lung Dis, 17 (2013), pp. 326-332 http://dx.doi.org/10.5588/ijtld.12.0510
[115]
M.T. Pho,S. Swaminathan,N. Kumarasamy,E. Losina,C. Ponnuraja,L.M. Uhler
The cost-effectiveness of tuberculosis preventive therapy for HIV-infected individuals in southern India: A trial-based analysis
[116]
J. Paluch-Oleś,A. Magryś,M. Kozioł-Montewka,A. Koszarny,M. Majdan
Identification of latent tuberculosis infection in rheumatic patients under consideration for treatment with anti-TNF-α agents
Arch Med Sci, 9 (2013), pp. 112-117 http://dx.doi.org/10.5114/aoms.2013.33352
[117]
I. Nordgaard-Lassen,J.F. Dahlerup,E. Belard,J. Gerstoft,J. Kjeldsen,K. Kragballe,Danish Society for Gastroenterology
Guidelines for screening, prophylaxis and critical information prior to initiating anti-TNF-alpha treatment
Dan Med J, 59 (2012), pp. C4480
[118]
L. Wang,M.O. Turner,R.K. Elwood,M. Schulzer,J.M. FitzGerald.
A meta-analysis of the effect of Bacille Calmette Guérin vaccination on tuberculin skin test measurements
Thorax, 57 (2002), pp. 804-809
[119]
S. Casas,A. Andreu,X. Juanola,X. Bordas,F. Alcaide,R. Moure
Diagnosis of tuberculosis infection by tuberculin skin test and a whole-blood interferon-(release assay in patients considered for anti-tumor necrosis factor-α therapy
Diagn Microbiol Infect Dis, 71 (2011), pp. 57-65 http://dx.doi.org/10.1016/j.diagmicrobio.2010.12.020
[120]
A. Fraser,M. Paul,A. Attamna,L. Leibovici
Treatment of latent tuberculosis in persons at risk for multidrug-resistant tuberculosis: systematic review
Int J Tuberc Lung Dis, 10 (2006), pp. 19-23
[121]
K.L. Winthrop,M.E. Weinblatt,C.L. Daley
You can’t always get what you want, but if you try sometimes (with two tests—TST and IGRA—for tuberculosis) you get what you need
Ann Rheum Dis, 71 (2012), pp. 1757-1760 http://dx.doi.org/10.1136/annrheumdis-2012-201979

Documento de Consenso de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD), Sociedad Española de Reumatología (SER) y Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC).

Copyright © 2015. SEPAR
Idiomas
Archivos de Bronconeumología

Suscríbase al Newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?