Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 53. Núm. 7.Julio 2017
Páginas 357-412
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 53. Núm. 7.Julio 2017
Páginas 357-412
Imagen clínica
DOI: 10.1016/j.arbres.2016.12.010
Bulla pulmonar gigante sobreinfectada
Giant Pulmonary Bulla Superinfection
Visitas
1018
Ana I. Córdoba Alonsoa,
Autor para correspondencia
acordoba@humv.es

Autor para correspondencia.
, Maite Arlabán Carpinterob, José M. Olmos Martíneza
a Servicio de Medicina Interna, Hospital Universitario Marqués de Valdecilla-IDIVAL, Universidad de Cantabria, Santander, Cantabria, España
b Servicio de Medicina Intensiva, Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Universidad de Cantabria, Santander, Cantabria, España
Este artículo ha recibido
1018
Visitas
Información del artículo
Texto Completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto Completo

Paciente de 40 años sin antecedentes personales relevantes que consultó por disnea y fiebre. Analíticamente presentaba leucocitosis con desviación izquierda y elevación de reactantes de fase aguda. La radiografía (fig. A y B) y la TAC de tórax (fig. 1 C y D) revelaron una imagen quística con paredes calcificadas y contenido hidroaéreo, que ocupaba prácticamente todo el hemitórax derecho, provocando una atelectasia del parénquima y desplazando el mediastino contralateralmente. Se inició tratamiento con antibioterapia empírica y ante la falta de respuesta se decidió realizar el drenaje de la colección mediante toracotomía, con mejoría clínica posterior.

Figura 1.
(0,2MB).

A y B) Radiografía simple de tórax postero-anterior y lateral que muestran lesión quística con paredes calcificadas que ocupa prácticamente la totalidad del hemitórax derecho con nivel hidroaéreo en su interior. C y D) TAC de tórax donde se objetiva que dicha imagen quística condiciona atelectasia de gran parte del parénquima pulmonar del hemitórax derecho y desplazamiento del mediastino hacia la izquierda.

Se define como bulla pulmonar gigante a un espacio aireado en el pulmón mayor del 30% del hemitórax. Algunos factores de riesgo son: tabaquismo, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y déficit de alfa-1-antitripsina. Una de las complicaciones es la sobreinfección, con aislamientos microbiológicos diversos (Staphylococcus aureus resistente a meticilina, Bacteroides, Pseudomonas aeruginosa, etc.)1. No está indicada la realización de broncoscopia de forma rutinaria1. No obstante, es importante descartar el origen neoplásico, las enfermedades autoinmunes, principalmente granulomatosis con poliangitis, sarcoidosis y síndrome de Sjögren; así como los embolismos pulmonares. El drenaje del contenido ayuda a la resolución, debido a la escasa penetración de los antibióticos en el interior2.

Bibliografía
[1]
D. Chandra,S.R. Rose,R.B. Carter,D.M. Musher,R.J. Hamill
Fluid-containing emphysematous bullae: A spectrum of illness
Eur Respir J, 32 (2008), pp. 303-306 http://dx.doi.org/10.1183/09031936.00158807
[2]
L.S. Kirschner,W. Stauffer,C. Krenzel,P.G. Duane
Management of a giant fluid-filled bulla by closed-chest thoracostomy tube drainage
Chest., 111 (1997), pp. 1772-1774
Copyright © 2017. SEPAR
Idiomas
Archivos de Bronconeumología

Suscríbase al Newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?